Entretenimiento

El hombre que llevó las noticias a la FM cumplió 45 años de radio

Julio Sánchez celebró esta semana 40 años de su llegada a Caracol. Amigos hablan de su trayectoria.

Julio Sánchez Cristo

Julio Sánchez Cristo es hijo de Julio E. Sánchez Vanegas, hombre de radio y uno de los pioneros de la televisión en Colombia, y Lili Cristo.

Foto:

Steve Schofield / Revista Bocas

03 de febrero 2018 , 11:11 p.m.

A las facetas de periodista, experto en música y renovador de la radio, Julio Sánchez Cristo acaba de sumar la de abuelo.

Sus amigos más cercanos cuentan que está feliz con River, hijo de su hija mayor (María), y con Violeta, hija de la menor (Daniela). El tiempo que pasa con ellos es una especie de revancha, pues siempre se quejó de que el trabajo no le permitió desayunar con sus hijas, salvo los fines de semana.

Sánchez Cristo ha sido un papá y un abuelo muy madrugador. Durante muchos años ha estado en la radio desde las 5 de la mañana, acompañando en la levantada, la bañada, la arreglada y el desayuno a miles de personas, que convirtieron su voz en parte de sus familias.

Así es desde 1978, cuando llegó a Caracol. En total, son 45 años en la radio, la mayoría en esta empresa. Y su gran día fue el miércoles pasado, cuando recibió un homenaje de amigos, colaboradores y varios representantes del poder, ese al que muchas veces le ‘da palo’ desde los micrófonos. Se trató de un concierto privado con uno de sus músicos predilectos: el cantautor estadounidense Burt Bacharach, que en mayo cumple 90 años.

De Julio Sánchez Cristo se dice que tiene dos campos de interés en los que casi nadie le gana: la música y la información sobre delincuentes. En La W, la emisora que dirige, puede recitar tanto la discografía de un artista de sus afectos como el prontuario del pillo del momento.

Periodista desde siempre, es hijo de Julio E. Sánchez Vanegas, pionero de la televisión colombiana (fue dueño de la programadora JES) y también hombre de radio.

“Su calidad de comunicador se debe a la disciplina y la entrega de esa hermosa familia, dedicada con profesionalismo a las comunicaciones. Julio es producto de su gran talento, de su especial carisma y de la mejor y más honesta formación”, opina la periodista radial, presentadora y exmodelo Hilda Strauss, quien trabajo más de una década en JES.

En su adolescencia, cuentan personas cercanas, programaba las emisoras familiares junto con sus hermanos Jaime, Alberto y Gerardo, y ponía la música que su papá traía del exterior, sin importar que fuera de Turquía, Marruecos o Rusia.

Espíritu innovador

Julio Sánchez Cristo nació el 9 de enero de 1959 en Bogotá y en 1973 llegó a las Emisoras El Dorado, de su papá. Cinco años después se fue a Caracol Radio, donde tuvo un gran maestro, Yamid Amat. Allí fue comentarista de la mañana.

En 1991 empezó a dirigir Viva FM. “Y es aquí donde se ve su verdadero mérito en la radio periodística de Colombia: su espíritu innovador. Les dio a las noticias de la mañana un aire juvenil y fresco en la frecuencia modulada (FM), que hasta entonces solo transmitía música”, afirma Juan Gossaín, exdirector nacional de noticias de RCN Radio.

Darío Arizmendi, director de ‘6 a.m. hoy por hoy’, de Caracol, también alaba su talento: “Julio tuvo el privilegio de formarse al lado de maestros como Yamid. Y el talento de desarrollar su propio e innovador estilo y de crear en la radio el llamado programa de autor. Esa es una clave de su éxito”.

Otra de sus fortalezas es saber rodearse. Todas las mañanas comparte con un equipo heterogéneo en edades y tendencias, desde la sabiduría de Alberto Casas, abogado, periodista y exministro, hasta la franqueza de Camila Zuluaga. “Me rodeo de personalidades muy fuertes en caliente, con esquinas ideológicas distintas, con los impulsos y la rebeldía propios de la juventud de unos contrastando la serenidad de los años de otros. Combinar personajes internacionales permanentemente representa un refresco para los temas duros nacionales”, dijo en una entrevista con EL TIEMPO.

Uno de sus sellos radiales es el nivel de las entrevistas que consigue. Por sus micrófonos han pasado los expresidentes de Estados Unidos Bill Clinton y Barack Obama; Scott Kelly, comandante de la Nasa; la excandidata presidencial y ex primera dama estadounidense Hillary Clinton; los cantantes Madonna, Mick Jagger y Paul McCartney; el fallecido político y defensor de los derechos humanos Nelson Mandela, el actor Christopher Reeve, también fallecido, y una muy larga lista de personalidades de todos los ámbitos. Pero no solo en La W, sino en La FM de RCN Radio, que dirigió entre 1996 y el 2003.

Sus oyentes recuerdan especiales como el de los 50 años del asesinato del presidente John F. Kennedy, en el 2013, y diálogos insólitos, como cuando tuvo cinco horas al aire al entonces presidente Álvaro Uribe.

A contentar con música

Sánchez Cristo está casado con la cartagenera Letty Martelo, de quien contó en una entrevista que su nombre es Leticia Eugenia Teresita y que cuando peleaban la contentaba con canciones que ponía en la radio.

Porque a sus distintas facetas hay que agregarle la de DJ. Actualmente conduce el programa ‘Julio Sánchez Cristo DJ’, que se emite por La W los sábados, de 10 a. m. a 1 p. m., un espacio en el que presenta todo tipo de música y mezcla cantantes y géneros.

“Son innegables su olfato periodístico y su agudeza, aparte de su estilo ameno y su sentido del ‘show’ ”, sentencia Arizmendi.

Además de la radio, la televisión y la música, a Julio Sánchez también le gusta escribir. Es el autor de ‘Lucho’ (2007); ‘El país que se hizo posible’ (2016) y ‘Óscar Naranjo, el general de las mil batallas’ (2017), entre otros libros periodísticos.

Otra de sus facetas es la de gestor de causas sociales. Durante más de diez años lideró la campaña para ayudar a los soldados heridos en combate. Gente del común, almacenes y grandes industrias aportaban anualmente un dinero para que estos héroes tuvieran bienestar económico y, muchos de ellos, una casa.

Tras llegar el acuerdo con las Farc, la campaña pasó a apoyar el teatro César Conto, de Quibdó (2016), y la nueva sala pediátrica de cuidados intensivos de la Fundación Cardioinfantil (el año pasado).

De su faceta humana da fe su amigo Giovanni Lanzoni, que lo conoció hace 36 años. “Yo tuve un momento doloroso en mi vida, cuando falleció mi primera esposa y quedé con mi niña de 6 años. Ahí estuvieron siempre Julio y Letty, quienes me cobijaron y estuvieron pendientes de nosotros”, dice.

Claro que se pelean muchas veces, agrega Lanzoni, pero siempre es más fuerte su lazo de amistad. “Nos gusta cocinar, una faceta muy importante de Julio; tomarnos un trago, hablar y guardar los silencios que se permiten los amigos”, cuenta.

Además, les gusta “patrullar”, uno de los planes favoritos de Sánchez Cristo, que no es otra cosa que recorrer la ciudad, los sitios nuevos del norte, del sur, del oriente y del occidente. “No nos limitamos a la 93 –aclara–. Vamos a Kennedy, al 20 de Julio, a todos lados”.

Por eso no sorprende que siempre esté dando datos sobre lugares y esquinas en la emisora, incluso de otros países. “Antes de él, los noticieros radiales de Colombia ya eran excelentes, especialmente los de la mañana, pero tenían un aire excesivamente parroquial. Él les imprimió un carácter internacional, no solo en materia de noticias, sino al difundir las artes modernas, como la música y el cine”, destaca Gossaín.

En La W se conecta a diario con la gente del común, que lo llama para opinar del tema del día o de cualquier cosa, que lo alaba o lo regaña. Fue esta línea abierta la que acuñó la famosa frase ‘Julito, no me cuelgue’.

Muchos años después de pasar por varios colegios de Bogotá, como el José Max León, y de hacerse bachiller en el Colegio Instituto Nacional Femenino Lorencita Villegas de Santos, tras ser expulsado del San Bartolomé La Merced por excederse en un comentario en el periódico estudiantil (según cuentan), Sánchez Cristo es uno de los periodistas colombianos más reconocidos y comprometidos con el oficio.

De eso deja constancia Gossaín, que se despide con un recuerdo: “Yamid, Julio y yo estábamos con nuestras familias en Santa Marta, para pasar un puente festivo. Pero mataron a Galán y tuvimos que volver de urgencia a Bogotá, por la madrugada, en el avión que llevaba los periódicos”.

Una vida llena de premios

Julio Sánchez Cristo ha ganado ocho premios Simón Bolívar, cinco colectivos (1989, 1990, 1991, 1993 y 1997) y tres individuales: periodista del año en 1999; mejor entrevista, por su charla con Bill Clinton (2002), y el de vida y obra (2007). También recibió dos Rey de España (1998 y 2013) y el premio en la categoría oro por el mejor cubrimiento de una noticia (el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos) en el World’s Best Radio Program en los New York Festivals del 2015.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA