Cine y Tv

'The Walking Dead' dijo adiós y nos dejó preocupados

En la columna 'Navegantes del cable', análisis sobre el final de la séptima temporada de la serie.

Sasha

Sasha fue uno de los personajes que tuvo más protagonismo en este capítulo final.

Foto:

Archivo particular

04 de abril 2017 , 11:24 a.m.

Terminó la séptima temporada de 'The Walking Dead' con algunos momentos de esos que siempre se añoraron en este desigual ciclo de la serie. Sin embargo, esos espasmos de emoción no alcanzaron al final para dar un final redondo a una promesa de lágrimas y sangre que terminó convertida en preocupación y desdén.

La consabida confrontación de poderes no tuvo la fuerza o dinámica de otras épocas, por momentos se notó un poco apresurado el sentimiento de insurrección para un villano que no colmó las expectativas y dejó con hambre a su amado bate con alambre de púas.

Aunque, contradictoriamente, el último capítulo fue el mejor de toda la temporada (por lo menos pasó algo), la serie sigue cometiendo errores que se tornan infantiles e inaceptables para una producción de las dimensiones de 'The Walking Dead': como la escena de la líder de esos carroñeros que en plena plomiza no dispara a Rick y prefiere hacer una tonta coreografía evitando escupir una bala sobre el protagonista.

Tampoco es creíble, a pesar de ser relativamente emocionante, que un felino hambriento y enemigo de Los salvadores se coma a los que están cerca de su líder, pero nunca logre arrancarle ni un pedazo a un Negan, que parece tener más vidas que un gato. ¿Será que es una carne que no le apetece? 

Hay que reconocer el buen desempeño de Sasha en su despedida, en contraste con un Eugene que está sobreexplotando su capacidad de amoldarse con discursos que ya rayan en lo monótono.

Así mismo fue doloroso saber que el arco que se construyó del personaje de Dwight no se terminó de desarrollar, aunque hay que esperar como se conecta con la aparición de ese pequeño soldado de madera.

Habría sido interesante que se gestará una reacción inesperada de un personaje inesperado: algo que 'The Walking Dead' ha ido perdiendo en aras de una narrativa un poco más melodramática y, si se quiere, telenovelesca.

Ahora habrá que esperar una octava temporada y con ella ver si todo este esfuerzo de aguantar uno de los ciclos más tibios de la producción, tendrá al final una recompensa.

Espero que no haya tantas promesas, pero si acciones y, sobre todo, un empuje sólido dentro de la historia de supervivencia, porque si eso no sucede, la vida de 'The Walking Dead' estaría en la línea de convertirse en algo peor que las criaturas hambrientas a las que enfrenta de vez en cuando.

ANDRÉS HOYOS
Cultura y Entretenimiento

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA