Cine y Tv

‘Mío o de nadie’: un amor obsesivo

Rosario Dawson y Katherine Heigl interpretan a dos mujeres que se disputan a muerte el mismo hombre.

Katherine Heigl y Rosario Dawson

Katherine Heigl y Rosario Dawson protagonizan a dos mujeres que se irán hasta la muerte por el amor de un hombre.

Foto:

Warner Bros

02 de mayo 2017 , 09:46 p.m.

Los Ángeles. Katherine Heigl saltó a la fama en Grey’s Anatomy, de donde salió en malos términos con la creadora Shonda Rhimes y con una reputación de inconformista en Hollywood. 

Por su parte, Rosario Dawson empezó su carrera en el cine desde la adolescencia de la mano de Spike Lee en El juego sagrado (He Got Game) y hoy atrae a los aficionados al universo de Marvel gracias a su interpretación de Claire Temple en series de Netflix como Daredevil y Luke Cage.

Las dos actrices comparten pantalla como rivales en la cinta Mío o de nadie (Unforgettable), un drama de suspenso dirigido también por una mujer: Denise De Novi, famosa por ser la productora de las películas Eduardo manos de tijera y Maestros de la estafa, entre otras.

La cinta, que ya se estrenó en las salas de cine del país, explora la dinámica –en este caso muy tóxica– entre una exesposa y la actual compañera de su antigua pareja.

Heigl, de 38 años, interpreta a Tessa, una mujer rígida que tiene problemas para
aceptar la disolución de su matrimonio y quien considera que la nueva pareja de su exmarido, David (Geoff Stults), es una usurpadora. “Siento simpatía y compasión por Tessa. Está en negación total y reprime demasiado”, dijo recientemente Heigl sobre su personaje a un grupo de medios internacionales.

La actriz, que ha tenido que soportar varias derrotas profesionales, la más reciente la cancelación de la serie Doubt tras apenas dos episodios al aire, confesó que ella misma es culpable de aguantar muchas emociones antes de explotar. Claro, advirtió entre risas, que contrario a Tessa, “usualmente no trata de matar a nadie” para desahogarse.

Mujeres en contraste

El reto para la actriz fue transmitir el nivel adecuado de inestabilidad mental sin convertirse en una caricatura.

Para ello, decidió que Tessa iba a tener todo el tiempo una postura supremamente tensa e inflexible, lo que en la práctica le pasó la factura con un dolor de espalda al final de cada jornada.

Mientras, Julia (Dawson), la nueva prometida de David, hace todo lo posible por encajar en la familia de su futuro esposo, incluso si eso requiere ocultar su pasado como víctima de violencia doméstica.

A esta actriz, de 37 años, lo que le atrajo del proyecto fue encontrar una historia multifacética: “Lo fascinante es ver a estas mujeres sufrir con la idea de perfección y cómo cada una la busca con tal obsesión que se pierde en el camino”, dijo Dawson, emocionada.

Como es de suponer, las antagonistas se ven envueltas en el último acto en un enfrentamiento físico que causó risas nerviosas durante la proyección del filme a la prensa.

Para la escena, las actrices usaron dobles que han trabajado con ellas por mucho tiempo, especialmente en el caso de Dawson durante todas las series de Marvel en Netflix.

“Ensayamos todas las combinaciones de peleas entre las cuatro. Fue muy divertido e interesante, sacó a flote mucho rango entre todas”, dijo Dawson.

Pese a las complicaciones de la escena de acción, lo más difícil para Heigl no fue la pelea, sino el tipo de interacción que su personaje tenía que mantener con su hija de 9 años, Lily (Isabella Kai Rice, la pequeña actriz, de 10 años), quien empieza a desarrollar una relación afectuosa con su futura madrastra.

“Lo más difícil fue hacer llorar a Isabella, me sentí terrible”, reconoció Heigl.
El comportamiento frío de Tessa con su hija es en parte el reflejo de la relación que sostiene con su propia madre, interpretada por Cheryl Ladd.

Las tres actrices confesaron que no se aguantaron las ganas y se tomaron una foto posando como Los ángeles de Charlie, ya que esa fue la serie que Ladd protagonizó a mediados de la década del 70.

Por su parte, Geoff Stults reconoció que trabajar en un proyecto dominado por mujeres resultó de alguna forma intimidante.

“Fue una experiencia muy interesante… como pueden ver, era parte de la minoría, así que aprendí a simplemente permanecer callado”, confesó, y añadió que “sabía que estas dos hermosas mujeres iban a pelear por mi, así que estaba feliz”.

Stults y Dawson también tienen un par de escenas candentes, las cuales, dijeron, nunca son fáciles de rodar.

“No tienen nada innecesario, sirven para un propósito. Cada toma íntima o sensual fue hecha por una razón muy específica, y hechas con mucho cuidado”, explicó Stults.

La película también aborda otros temas, como la privacidad en línea y el trauma de las sobrevivientes de violencia doméstica, un tema que para Dawson es bastante familiar, ya que su madre desde hace años ha trabajado con organizaciones que ayudan a víctimas de este tipo de violencia.

“Ella era la que estaba al otro lado de la puerta cuando alguna de estas mujeres tocaba y decía que necesitaba ayuda para salir de alguna relación, eso me parece muy poderoso”, finaliza al actriz.

CLAUDIA SANDOVAL GÓMEZ
Especial para EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA