Cine y Tv

Qué es cierto y qué no en la serie de RCN sobre Jaime Garzón

Según los hermanos del asesinado comediante y documentales, estas son las diferencias.

Santiago Alarcón, protagonista de ‘Garzón vive’

El actor Santiago Alarcón, en el papel de Néstor Elí, portero del Edificio Colombia, uno de los personajes creado por Garzón.

Foto:

Cortesía RCN Televisión

24 de enero 2018 , 10:51 a.m.

“Mi papá, Félix María Garzón Cubillos, tenía su escuela de tabulación y procesamiento de datos en la carrera 7 entre calles 23 y 24, en Bogotá. Me acuerdo que me llevaba y yo me sorprendía al ver esos computadores enormes, como neveras, y las máquinas en las que se metían las tarjetas perforadas con la información. Por eso, no estoy de acuerdo con que lo pinten como un viejo ridículo que enseñaba a escribir a máquina y que además, según la producción de RCN, se llevaba a mi hermano a cine mientras se divertía con una novia, que era una de sus alumnas”, dice Alfredo Garzón, hermano de Jaime Garzón, sobre lo que, ratifica, es una mentira presentada en la serie 'Garzón vive', sobre la vida del humorista.

Alfredo Garzón, caricaturista, agrega que, además, Jaime era muy pequeño cuando el padre de ambos falleció, víctima de un cáncer en el cerebro. “Mi hermano tenía 7 años al momento del fallecimiento, y la enfermedad de mi papá había empezado año y medio antes. Entonces, ese hecho, no ocurrió”, manifiesta.

Su hermana Marisol Garzón, la semana pasada, en una rueda de prensa, también manifestó que su papá “no era así. Yo nunca lo vi borracho. Él se tomaba sus cervezas, como todos los colombianos que somos contentos”.

Y sobre la mamá de los hermanos Garzón, Ana Daisy Forero Portella, Marisol dijo que “sí era estricta y nos pegaba, como a todos los niños de la época”.

Era una mujer súper dulce y adoraba a Jaime, le decía ‘mi gordito’, y la muerte de Jaime fue devastadora para ella

Para Alfredo Garzón, su mamá era “muy estricta. Ella se quedó viuda con cuatro niños pequeños y yo, ahora que tengo hijos, entiendo que uno tiene que estar ahí, súper pendiente, porque las cosas con los muchachos pueden coger cualquier dirección. Pero era una mujer súper dulce y adoraba a Jaime, le decía ‘mi gordito’, y la muerte de Jaime fue devastadora para ella”.

Esta ha sido una de las quejas de la Marisol y Aldredo Garzón, de manera independiente, sobre la serie, y tal vez la más dura hasta el momento.

Y aunque Alfredo solo ha visto los primeros cuatro capítulos de la producción, afirma sentirse decepcionado de la forma como el canal ha presentado a sus padres.

Marisol, por su parte, anunció acciones judiciales por “competencia desleal y una usurpación de la marca Jaime Garzón Forero” en contra del Canal RCN. La hermana del humorista registró la marca en septiembre del año pasado.

¿Qué otros hechos de la historia no han resultado ciertos?

La sección Cultura y Entretenimiento de EL TIEMPO hizo el trabajo de ver completo el documental 'Jaime Garzón: Especial', de Señal Colombia, dirigido por Francisco Ortiz y realizado en el 2014 por el canal público, en el que se cuentan muchos momentos del humorista que han aparecido en lo que va de la serie, a través de sus hermanos y sus más cercanos amigos. Y comparó algunos hechos con los que se han visto en la serie de RCN.

Encontramos similitudes y adaptaciones, pero también hechos que no fueron  ciertos. Uno de ellos, contado por Antonio Navarro Wolff en el documental, habla de que ese jueves 13 de agosto de 1999, día del asesinato de Garzón, los dos viajaban a Medellín a hablar con un integrante del Eln preso en Itagüí, con miras a un crear bases para un proceso de paz.

“Jaime dijo que primero tenía que pasar por CM& porque había dejado algo pendiente y nosotros nos fuimos al aeropuerto. Lo mataron cuando iba para CM&”, afirma el exguerrillero, exsenador y exalcalde de Pasto en el documental.

Mientras tanto, en la serie, hay una escena en la que a Garzón le anuncian que ya no hace parte de ese grupo negociador.

En la serie hay otros hechos que se pueden contrastar con el documental: uno en el que Garzón, ya en su faceta de humorista, pide que lo muestren en su mejor ángulo y se ríe de forma chistosa, mostrando su recordada dentadura. Esa escena, en la serie, la hace en su época de adolescente.

El documental deja claro que otros sucesos también fueron novelados. Camilo Barrero, compañero de Garzón en la Universidad Nacional, cuenta que no recuerda haberlo visto en clase, “pero sí en la cafetería. No quiero traicionar su memoria, pero no vi a Jaime en clase interviniendo en forma aguda, sin embargo, repetía los códigos y los textos de manera literal”.

Esto, en la producción dirigida por Sergio Cabrera y con libretos de Juan Carlos Pérez, sucede de forma similar en una clase de Jaime en el colegio (época en la que es representado por Sebastián Gutiérrez). Aquí, el profesor, al verlo absorto, le pide que le diga los elementos de la tabla periódica y el todavía adolescente los repite en perfecto orden.

Por otra parte, monseñor Héctor Gutiérrez Pabón, que estaba en el Seminario Conciliar de Bogotá, donde estudiaron Jaime y su hermano Alfredo, narra en el documental –y también lo hace el mismo Garzón en una entrevista que le hizo Pacheco- que el humorista impostó su voz por teléfono para que le sirvieran el desayuno, pues había llegado muy tarde a clase.

La monja encargada de la cafetería le dice al sacerdote, cuando este le pregunta por qué Garzón está desayunando a media mañana, que el mismo prelado la llamó desde su oficina para darle esa orden. La serie lo presentó de forma casi idéntica.

En estos momentos en la serie, Garzón está enamorado de su profesora, que en la producción se llama Soledad Cifuentes Másmella (interpretada por Cecilia Navia).

En la vida real, la profesora es Inés Másmella y fue la tutora de Jaime en los grados 5 y 6 de bachillerato (hoy 10 y 11) en la Normal donde estudió. La docente cuenta que ella hizo parte de un grupo de izquierda y de uno de estudios.

La docente agrega que el personaje de Godofredo Cínico Caspa fue inspirado en su padre, un exmilitar muy conservador, llamado Alfredo, que en la serie es representado por Carlos Ernesto Benjumea. “De ahí el nombre de Godofredo, viene de Alfredo”, afirma la profesora.

Por otra parte, hay un hecho del primer capítulo que es un flashback de Garzón cuando visita en la cárcel a un delincuente que lo va a ayudar a acercarse a Carlos Castaño para que no lo mate.

En esa escena, Garzón le recuerda al delincuente que se conocieron el día del secuestro de Andrés Pastrana, cuando el humorista no era famoso sino el jefe de giras del entonces candidato a la Alcaldía de Bogotá, y le dice al secuestrador que debe acompañarlos porque su cargo es jefe de giras y no puede estar alejado del candidato.

En el documental, Gloria Inés Ramírez, amiga de Garzón, cuenta este hecho, pero el secuestrador no conoce a Garzón y luego de su encuentro con él le pregunta a Andrés Pastrana que 'quién era ese loco que se iba a hacer matar por él'.

Que muchos familiares de los secuestrados le pidieran a Garzón su ayuda para la liberación de los suyos en manos de los grupos armados también es cierto. Esto empezó luego de que el humorista hiciera parte del equipo que facilitó la salida de cinco estadounidenses que vinieron a Colombia a ver aves en los Llanos Orientales y fueron plagiados por las Farc. En la producción de RCN la gente acude a la sede de CM& para pedirle su ayuda.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA