Cine y Tv

La peor televisión de Colombia / El otro lado

Son cinco los programas que manda el Estado, que no tiene que pensar en 'rating' o reconocimientos.

Ómar Rincón, Crítico de televisión

Ómar Rincón, Crítico de televisión.

Foto:

César Sánchez Carreño

10 de diciembre 2017 , 11:00 p.m.

No hay peor televisión que la obligada, esa que manda el Estado y no tiene que pensar en 'rating' o emocionar audiencias o ganar reconocimientos. Televisión burocrática. Televisión boba. Y en Colombia, esta patética televisión tiene 5 programas lo peor de lo peor.

El peor perverso. ‘El boletín del consumidor’. La democracia liberal dice que el consumidor debe ser el eje de toda la acción comercial y democrática, por lo tanto, comprenderlo y defenderlo es una obligación política y comercial; tanto que hay derechos de los consumidores.

Y por eso es muy pero muy bueno que la defensa del consumidor tenga un espacio obligatorio en la televisión que nos defienda como consumidores.

Pero eso no da derecho a hacer el peor programa de toda la televisión. Y es el peor programa porque está mal hecho, es feo, es viejo, es torpe y no seduce ni a sus realizadores.

Pero además de malo en lo televisivo, NO defiende al consumidor sino que promueve la imagen de un señor llamado Ariel, que hace politiquería con ferias y fiestas y nunca habla del consumidor, nunca lo defiende.

Defender al consumidor es urgente en estos tiempos de abuso tecnológico y el ‘big data’ donde los ciudadanos somos manipulados por empresas y gobiernos.

El peor santo. ‘El minuto de Dios’. Desde la Constitución de 1991 somos un país de diversidad de creencias. Entonces, ¿por qué el Dios cristiano tiene su minuto y no los otros dioses? Por lo mismo que hay capellán en Palacio y capilla en la Procuraduría de monseñor corrupción, diría el lector. Pero esa no es una buena razón, es una afrenta contra la democracia. Pero no basta con que sea una aberración democrática, lo peor es que es un programa feo, mal narrado, una pérdida narrativa, un sermón pésimo hasta en la iglesia y con fieles de rodillas.

El peor político. Los espacios de los partidos. La democracia dice que hay que dar visibilidad a los partidos políticos como garantes de la diversidad y pluralidad de opinión. Pero si todos los candidatos van por firmas, ¿por qué tener un espacio de los partidos? Misterios de la ley a la colombiana.

Los partidos no existen, pero sí sus aberraciones estéticas: sus espacios son feos, de mal gusto y atentado contra la libertad de opinión.

El mejor corrupto. Así debería llamarse a los programas informativos del Congreso. Noticieros donde desfilan cabezas parlantes diciendo babosadas y ultrajando la inteligencia de los televidentes. Noticieros mal hechos: sin agenda, sin narrativa, sin perspectiva, sin periodismo; pura mala propaganda. Para lo único que sirven es para darnos cuenta de tres cosas: nuestros políticos son muy feos, mienten con sevicia y no saben ni hablar.

La peor obligación. Código cívico de la ANTV. Cada noche hay comerciales de Gobierno y de todos los que mandan en lo público. La mayoría son propaganda de ministros o campañas de ‘buenaondismo’ ‘light’. En lo televisivo son muy malas y solo sirven para gastar cantidades de dinero. Y lo peor es que todo lo firma la ANTV, lo que hace que el mensaje pierda potencia.

ÓMAR RINCÓN
Crítico de televisión
Orincon61@hotmail.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA