Cine y Tv

En Hollywood, el brillo se puede apagar a los 40

La llegada al cuarto piso es implacable con algunas actrices. 

En Hollywood, el brillo se puede apagar a los 40

Cameron Díaz, Gwyneth Paltrow, Meg Ryan y Halle Berry.

Foto:

Agencias

10 de mayo 2018 , 06:59 a.m.

En Hollywood olvidan pronto. La industria del entretenimiento más grande del mundo, esa misma que es capaz de encumbrar talentos y convertir en estrellas a mujeres muy terrenales, ha demostrado su frialdad cuando se trata de apagar carreras.

Aún siguen retumbando las palabras que hace casi dos meses dijo Cameron Díaz (45 años) en un artículo de la revista Entertainment Weekly: “Estoy retirada (...) Literalmente no estoy haciendo nada”. Y aunque ese hecho fue amplificado en todo el mundo y podría sonar como el refrito de una noticia vieja, lo cierto es que fue solo el ejemplo más drástico de esa amnesia o ese rechazo que, poco a poco, sienten algunas estrellas del cine, sobre todo cuando pasan los 40 años.

Estar jubilada, ‘semijubilada’ (como también se describió Díaz) o totalmente desaparecida del séptimo arte en Estados Unidos ha sido una tendencia que hoy sigue arrastrando a muchas.

Un ejercicio sencillo sería preguntarse: ¿Dónde está Meg Ryan? (56 años); ¿Qué pasó con Bridget Fonda? (54), la nieta del famoso Henry Fonda y sobrina de Jane Fonda (de la que cabe decir que mantiene una carrera muy activa a sus 80 años), o ¿dónde carajos está Alicia Silverstone?, quien ya llegó a los 41 años.

De Ryan hay que decir que los proyectos cinematográficos y las montañas de guiones dejaron de tocar sus puertas con tanta frecuencia desde hace mucho rato. La actriz dejó de ser la estrella de comedias románticas de los años 80, como Cuando Harry conoció a Sally, El beso francés o Tienes un e-mail, cuando intentó dar una oportunidad a otros géneros como la acción y el suspenso, sumada a una batalla sin cuartel contra el tiempo, que la transformó tanto físicamente que su fanaticada la fue abandonando.

Tampoco ayudó la elección de algunos proyectos cinematográficos como Contra las cuerdas, El amor de las mujeres o Serious Moonlight, que no tuvieron impacto en la taquilla ni buenas críticas.

Ahora, Meg Ryan ha encontrado un refugio como invitada en episodios de series de televisión y en el drama de la Segunda Guerra Mundial Ithaca (2015), en el que actuó y trabajo como directora.

Mientras que el caso de Bridget Fonda es mucho más contundente: se cansó de Hollywood. Aunque se llegó a perfilar como una de las estrellas en ascenso gracias a producciones como Mujer soltera busca; El pequeño Buda o Jackie Brown, lentamente fue dando un paso al costado y terminó dejándose seducir por las melodías de una vida corriente, de la mano del compositor Danny Elfman (recordado por hacer la música de Los Simpson y nominado al Óscar por sus trabajos en Milk, Hombres de negro, El gran pez y En busca del destino), con quien se casó y tuvo una familia. Lo último que hizo fue la película para televisión Snow Queen, en el 2002. En ese momento tenía 38 años.

Otra que ha dado la pelea para no apagarse como actriz es Gwyneth Paltrow (46 años), quien hace dos años reveló que ya no recibía tantas propuestas laborales.

Fue famosa por sus interpretaciones en Seven, el drama Grandes expectativas y Shakespeare enamorado (filme por el que ganó un Óscar, en 1999); pero le ha tocado subirse al tren de los superhéroes como Pepper Potts, la pareja de Iron Man en la saga de Los Vengadores (Avengers). Sin embargo, hace rato que no tiene un papel de potencia dramática en su carrera.

Otra de la lista es Alicia Silverstone (que el próximo 4 de octubre llegará a los 42 años), quién también tuvo la oportunidad de aprovechar el éxito convirtiéndose en Batichica en Batman y Robin (1997). Sin embargo, fue tan insulso su rol que casi borró una trayectoria signada por la comedia adolescente en títulos como Clueless; Babysitter o el thriller The Crush. Recientemente se la vio en una breve aparición en la película El sacrificio del ciervo sagrado, protagonizada por Nicole Kidman y Colin Farrell.

Parecería que el error o el fracaso de taquilla encendieran las alarmas que activan el rechazo o el adiós de ese pequeño circuito del éxito. La edad, las arrugas o el paso del tiempo se suman al hastío y la incapacidad para lidiar con los aspectos más oscuros de la fama. Por ahora, ellas siguen dando la pelea, como es el caso de Halle Berry (51 años), quien en el 2003 fue la primera afroamericana en ganar un Óscar como mejor actriz principal, con Monster’s Ball (El pasado nos condena) y no desfallece en buscar un papel sólido para volver a brillar.

Claro, hay excepciones que lo único que hacen es darle un halo de confusión al asunto, pues mientras que unas luchan con la intermitencia en su carrera, otras deben descartar propuestas. Por ejemplo, Helen Mirren (66 años) tiene seis proyectos cinematográficos en curso; Meryl Streep (62 años) sigue siendo nominada al Óscar casi anualmente y en los próximos meses se le verá en Mamma Mía: vamos otra vez y El regreso de Mary Poppins, junto a la imparable Judi Dench, que a sus 86 años sigue activa en el cine, con producciones como Red Joan y Artemis Fowl. En su caso, ellas no son consideradas estrellas, sino constelaciones infinitas.

Madeleine Stowe vive de la televisión

La actriz, de ascendencia costarricense, tenía a Hollywood a sus pies gracias a filmes como El último de los mohicanos y 12 monos. Ya eran historia sus tímidas apariciones en series como Baretta o Barnaby Jones y hasta un protagónico en el filme Nieve tropical, del colombiano Ciro Durán. Pero las malas decisiones acabaron su ruta de éxito. Ahora reactiva su carrera donde comenzó: en series como Revenge o, curiosamente, en una versión para la pantalla chica del filme 12 monos.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
EL TIEMPO
@AndresHoy1

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA