Cine y Tv

'El insulto’: un drama doméstico que escala al conflicto religioso

La película parte de un altercado entre un palestino y un cristiano con polarizados puntos de vista.

Película libanesa El insulto

Dirigida por el libanés Ziad Doueiri, la película estuvo nominada en la categoría de mejor película extranjera en los premios Óscar de este año.

Foto:

Cineplex

16 de mayo 2018 , 08:10 p.m.

Un hombre riega las plantas en su balcón. Su nombre es Tony Hanna y es un libanés-cristiano. Accidentalmente salpica a Yasser Abdallah Salameh, quien trabaja en la calle del frente como capataz de una obra de construcción. Él, un refugiado palestino, reacciona mal e insulta a Tony. La pelea acaba en los tribunales y alimentando un conflicto político, social y religioso que durante décadas ha dejado muertos, heridos y desplazados.

El realizador libanés Ziad Doueiri concibió esta historia para la gran pantalla y la plasmó en la película El insulto, que desde hoy se puede ver en los cines del país.
El guion fue desarrollado a partir de un hecho real y autobiográfico que le ocurrió cuando estuvo radicado en Beirut (Líbano).

“Tal como les sucede a los personajes, mientras yo les echaba agua a mis matas, sin querer mojé a un trabajador que estaba escaleras abajo. Discutimos durante unos minutos, pero ahí acabó la cosa. Sin embargo, pensé: ‘¿Qué pasaría si mi película empezara con un incidente bobo que se complica cada vez más y más’ ”, explica Doueiri, cuyo filme aspiró a un premio Óscar de la academia en la pasada edición de estos galardones, en la categoría de mejor película extranjera (en la que triunfó la chilena Una mujer fantástica).

“Muchos me han dicho que 'El insulto' es una película neutral, que no toma posiciones, lo cual es incorrecto —argumenta el director y guionista de El insulto en una entrevista cedida por Cineplex y la Universidad de los Andes—. Yo me pongo de un lado, sin duda. Lo que pasa es que a los 15 minutos me cambio al otro bando. Así concebimos la historia, porque no queríamos un cuento balanceado, porque resultan poco interesantes; hay que ser capaz de ir hasta los extremos en ambas direcciones”.
Doueiri (Líbano, 1963) completa con 'El insulto' su cuarto largometraje, que se suma a sus participaciones en series de televisión.

Antes de dedicarse por completo a la dirección fue asistente de cámara en numerosos filmes; entre otros títulos, 'Jackie Brown', 'Perros de la reserva' y 'Pulp Fiction', del realizador Quentin Tarantino.

El insumo argumental de 'El insulto' recuerda la forma como algunos realizadores han retratado en el cine el conflicto entre palestinos e israelíes, partiendo de situaciones cotidianas: 'El árbol de lima' (2008), 'Hanna K.' (1983), de Costa-Gavras, o 'West Beirut' (1998); el debut como director del mismo Doueiri, por mencionar solo algunos.

“'El insulto' no es una película de un bueno contra un malo. Es un relato de dos tipos buenos con visiones, sociedades y creencias opuestas, quienes se enfrentan consigo mismos. Ahí radica el drama. Venimos de regiones conflictivas, hemos estado en una posición polarizada en el pasado. A veces, yo mismo he sido muy radical, pero es lo que hacemos para vivir, somos radicales”, asegura.

Yo me pongo de un lado, sin duda. Lo que pasa es que a los 15 minutos me cambio al otro bando


La película fue selección oficial en el Festival de Venecia del 2017, donde compitió por el León de Oro y uno de sus protagonistas, Kamel El Basha (Yasser, en el filme), obtuvo el máximo reconocimiento por su interpretación.

“Rodada hermosamente e interpretada con elegancia (...). Una obra fascinante (...). Las observaciones quizá no sean nuevas, pero están expresadas de forma fluida y convincente”, escribió en su reseña Boyd van Hoeij, de The Hollywood Reporter.

“Creo que los colombianos se pueden relacionar con la película porque explica la justicia universal. No estoy hablando de palestinos o de cristianos, esto es solamente el contexto, la plataforma. El relato es sobre dos seres humanos con perspectivas diferentes, con un conjunto de creencias opuestas, que están luchando entre sí, y cuáles son las consecuencias en su país, con la prensa y el gobierno. Son dos hombres que creen en sus propios métodos de justicia e intentan reinvindicarlos”, concluye el director.

CULTURA
En Twitter: @CulturaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA