Cine y Tv

Cali, el nuevo escenario de la serie 'Narcos'

Damián Alcázar habla de su papel como Gilberto Rodríguez en esta producción, que estrena temporada.

Tercera temporada de Narcos

La tercera temporada de ‘Narcos’ está dividida en diez capítulos, dedicados a las actividades del cartel de Cali.

Foto:

Pablo Gutierrez / Netflix

03 de septiembre 2017 , 12:00 a.m.

Con la muerte de Pablo Escobar no se acabó el negocio del narcotráfico. Cuando se acaba el ciclo de un capo, sus enemigos y sus propios secuaces tratan de tomarse el poder y perpetuar un negocio de millones de dólares y miles de toneladas de cocaína.

Esa es la premisa esencial de la tercera temporada de ‘Narcos’, la serie que le mostró al mundo la historia de Escobar y que ya tiene un nuevo ciclo disponible en la plataforma Netflix, enfocado esta vez en el cartel de Cali y en los hermanos Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela. A pesar de que el escenario de la trama sigue siendo Colombia, se trata de un contexto totalmente distinto al que se representó en la convulsa Medellín de Escobar.

 El bajo perfil de las guerras internas del cartel de Cali y la capacidad de sus líderes para moverse bien en los circuitos sociales y políticos locales distaban mucho de las explosivas reacciones de sus antagonistas de Medellín, lo cual no quiere decir que en el Valle no haya habido también mucha violencia y corrupción.

“Este ha sido un gran reto para nosotros, ya que se trata de una trama sin Pablo Escobar”, admitió en entrevista con EL TIEMPO Ted Sarandos, el director ejecutivo de contenidos de Netflix.

En efecto, el narcotraficante más famoso del mundo, personaje encarnado por el actor brasileño Wagner Moura (quien ganó reconocimiento internacional por este papel), es una ausencia notable en la exitosa serie.

“Creo que la gente se va a encontrar con un alma nueva dentro de la serie, un nuevo estilo (...). Cuando definimos las dos primeras temporadas, todo giraba en torno de Escobar, pero ahora tenemos un nuevo paisaje para explorar, en el que se ofrece una mirada de conjunto y mucho más compleja. Es como un rompecabezas”, agregó el productor ejecutivo, Peter Friedlander.

Según cuenta él, una de las sorpresas con las que se encontró el equipo de producción al investigar al cartel de Cali, que alguna vez trabajé con el capo de Medellín y luego terminó siendo su enemigo, fue la compleja infraestructura con la que contaba para mantener su negocio.

“El tamaño de su ‘empresa’, tener esa red tan enorme de individuos que, sin embargo, tenía muy poco reconocimiento internacional, era raro. Por eso, creo que esta temporada será en una gran sorpresa para la audiencia, que va a conocer el alcance de su operación y lo difícil que era detenerla”, explica Friedlander.

En esta temporada de ‘Narcos’, el actor mexicano Damián Alcázar vuelve a interpretar a un personaje colombiano (luego de su trabajo cinematográfico en ‘Satanás’ y ‘García’): Gilberto Rodríguez Orejuela, el capo vallecaucano conocido también como ‘el ajedrecista’.

Y a la serie regresa el chileno Pedro Pascal, como el agente de la DEA Javier Peña, que se enfrenta al nuevo cartel. “Ahora son cuatro jefes y no solo uno, como era en la época de Escobar, esto es una bestia mucho más grande y hacerlos caer será más difícil”, comentó durante el lanzamiento de la serie en Bogotá Pascal

Por su parte, Alcázar, el experimentado intérprete mexicano, nacido en Michoacán hace 64 años, habló con este diario acerca de esta producción.

Sin Pablo Escobar, ¿hay un reto grande para contar nuevas historias en la serie?

Sí. Mira que el problema al que nos enfrentamos en la ficción es que el cartel de Cali trabaja paralelamente con el de Pablo Escobar, pues ellos eran socios, Pablo en Nueva York y los otros en Miami, pero aquí lo que vamos a ver es cómo los atrapan. Es una pena no hacer las historias paralelas del cartel de Cali, ya que saldrían muchas más historias por contar.

¿Cómo fue conectarse con el universo en el que se movían los Rodríguez en Cali?

Por desgracia, la ficción no permite acercarnos del todo a ese contexto, ya que uno está supeditado a un guion. Yo me leí cuatro libros acerca de los Rodríguez Orejuela (...). Y sí, ellos eran realmente hombres de negocios y su guerra fue corromper a todos los estratos de la sociedad colombiana, casi como está pasando ahora en nuestro país (México) y desde hace muchos años.

¿Eran lo opuesto a Escobar?

Son diferentes. En el cartel de Cali había personas muy capaces, pero que estaban fuera de la ley. Ellos pretendían estar en paz y en armonía con la sociedad.

¿Qué piensa del impacto que tienen series como ‘Narcos’?


Es un tema candente que vivimos en carne propia. Hay un montón de historias que se narran, pero nos quedamos cortos (…). Igual, qué bueno que es ficción, porque la vemos de manera más emocionante, aunque la realidad es infame y atorrante.

¿Qué piensa de la legalización?

Yo digo: ¿quién tiene el derecho de decirte qué tienes que consumir y qué no? Eso tiene que ver con los intereses económicos de Estados Unidos, es su gran negocio, y hasta que ellos den el permiso no se va a poder legalizar. Eso es oprobioso (…). Eso sí, tengo que aclararte que yo no me meto ni un tabaco; no tiene nada que ver con eso, sino con una decisión personal y adulta, y con la violencia que genera.

ANDRÉS HOYOS VARGAS
Redactor de EL TIEMPO
Ciudad de México*
* Por invitación de Netflix

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA