Cine y Tv

'La luciérnaga': 25 años de humor irreverente

Gustavo Gómez, director del programa desde hace dos años, habla de los retos del espacio.

La luciérnaga

Hernán Peláez, Guillermo Díaz Salamanca, Gabriel de las Casas y Gustavo Gómez, en los 25 años de 'La luciérnaga'.

Foto:

Néstor Gómez / EL TIEMPO

11 de marzo 2017 , 12:03 a.m.

Imitaciones, críticas políticas y sociales, humor ácido: los protagonistas de la política y la cultura del país han desfilado por los micrófonos de La luciérnaga, de Caracol Radio, en sus versiones caricaturizadas.El 2 de marzo de 1992 empezó un espacio para acompañar a los colombianos durante el apagón, ese reconocido episodio de la historia nacional que dejó sin luz al país, consecuencia de la extrema sequía: es La luciérnaga, que ya suma 25 años.

Desde el 2015, el espacio, que se emite de lunes a viernes de 4 a 7 p. m., cuenta con la dirección del periodista Gustavo Gómez, quien sucedió a Hernán Peláez luego de su retiro al cabo de dos décadas al frente del programa.

“Además de ser un personaje icónico de la radio, por su talento y manejo del ritmo, Peláez consolidó un elenco de enormes talentos. Era un grande rodeado de grandes”, asegura Gómez, también columnista del diario El País de Cali y la revista SoHo.

Como parte de la celebración de los 25 años del espacio, reunieron el elenco actual con antiguos miembros del equipo, como Édgar Artunduaga, Guillermo Díaz Salamanca, Gabriel de las Casas, Chemas Escandón, Jairo Pulgarín y Rodrigo Beltrán.

“Ese día (el 4 de marzo pasado) le entregamos una placa al doctor Peláez, reconociéndole todo lo bueno que hizo y declarándolo director emérito del programa”, agrega Gómez, ganador de dos premios de periodismo Simón Bolívar.
El comienzo no fue fácil: suceder a Peláez representó peleas y polémicas.

La luciérnaga llevaba más de dos décadas en sus manos, y la radio y sus personajes son una costumbre para el oyente, pero la familia del programa me acogió y apoyó. Eso fue fundamental para mí.

Hacer humor es complicado. ¿Cómo han mantenido la conexión con la audiencia?

Hemos capitalizado uno de los principios esenciales de Caracol Radio: acompañar. La mañana tiene unas condiciones informativas de acompañamiento que no funcionan en la tarde (...). Aun La luciérnaga de Peláez tuvo varias caras con el paso de los años, con más o menos humor, comentarios, música, pero la mezcla de información y humor es fundamental, y hay otro ingrediente del que algunos de nuestros respetables competidores no gozan siempre: independencia absoluta en comentarios, opiniones y contenidos.

La radio es la manera más pura y genuina de que la gente sienta los medios


¿Cómo es ‘el detrás de cámaras’ del programa?

Esto es un mecanismo de relojería: basta con darle cuerda cada mañana y arranca. Los periodistas estamos en lo previo a la emisión buscando temas, echando teléfono, confirmando informaciones. Jairo Chaparro y Machadito, los libretistas, arrancan a trabajar en los hechos fundamentales de la agenda con relación a las capacidades de los imitadores. Nos escribimos, nos llamamos, nos consultamos. Los músicos, a lo suyo y los artistas, a preparar sus personajes. Y vamos ajustando sobre la marcha.

¿Anécdotas?

Los muchachos no me perdonan y me sacan en cara que el primer día al aire hubiera hablado como 20 minutos. ¡Hablé tanto que parecía un chiste actuado por Don Jediondo, Risaloca y Marta Lucía Ramírez!

¿Cómo es su relación con Hernán Peláez?

Le tengo una profunda admiración: ¡no muchas veces un oyente se convierte en director del programa que escucha! Como oyente, me hubiera gustado tenerlo al frente del programa un puñado de años más, pero ahora lo entiendo: esto tiene un ritmo agotador, de permanente cambio, y luego de veintipucho de años, él quería un respiro.

¿Y sobre Gustavo Álvarez Gardeazabal?

Admiro profundamente al Gardeazábal escritor y no puedo desconocer que es un importante personaje radial. Pero también debo decir que no comparto su manera de trabajar y los criterios éticos para el ejercicio del oficio de informar. Por esas consideraciones, y habida cuenta de que en Caracol Radio son los directores de los programas los que escogen con quiénes comparten micrófonos, no lo invité a acompañarme en esta nueva etapa. Decisión que la compañía entendió y respetó.

Es admirable cómo la radio sobrevive en épocas de cambio y desaparición.

La radio es la manera más pura y genuina de que la gente sienta los medios. Cosa muy diferente y natural es que evolucionen las plataformas tecnológicas y los gustos de las audiencias. Pero tiene cartuchos para mucho rato. Los periódicos se leen, la televisión se ve, la radio se siente.

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA