Cine y Tv

‘Ha sido un loco viaje’: Bob Odenkirk, de ‘Better call Saul’

El martes se estrena en Netflix la tercera temporada de la serie. Hablamos con su protagonista.

Bob Odenkirk, protagonista de Better call Saul

Bob Odenkirk protagoniza esta serie derivada de ‘Breaking Bad’.

Foto:

Netflix

09 de abril 2017 , 04:28 a.m.

Entre camionetas, grúas con cámaras, decenas de tráileres y largos cables rodeando la antigua corte judicial de Albuquerque (Nuevo México), el campamento de la serie ‘Better call Saul’ parece dominar el centro de la ciudad. Desde las 7 a. m. de un día de invierno, productores, asistentes y guionistas de esta premiada serie de Netflix preparan uno de los capítulos más tensos de su tercera temporada, por estrenarse este martes.

Adentro del edificio se siente el eco de asistentes corriendo, la bulla de la zona de ‘catering’ y luego un silencio brusco apenas el director comienza a grabar una esperada escena donde Jimmy McGill, el personaje protagónico –un abogado que no teme usar malas prácticas para conseguir lo que necesita–, debe responder a una dura confrontación legal. Una lluvia de aplausos cae al terminar el diálogo, y entre ellos emerge Bob Odenkirk, que vuelve por tercera vez a Albuquerque para interpretar el rol principal.

Mientras tráileres con la cara de Odenkirk se mueven alrededor del edificio, el recuerdo del origen de este personaje pareciera algo de hace muchas vidas atrás, cuando en 2009 Vince Gilligan, creador del fenómeno ‘Breaking Bad’, necesitaba un alivio cómico para su dramática serie. Así, se le ocurrió un pequeño rol dedicado a bajarle la seriedad y la tensión a algunas escenas: Saul Goodman, un abogado muy sui generis que lo ayudaría a salir de sus embrollos en el mundo de la droga, y también a lavar dinero. Y cuando pensó en quién podría darle ese giro, apareció el nombre de Odenkirk.

El actor de 54 años era un veterano de la comedia estadounidense, enfocado en la realización de programas de ‘sketchs’ como ‘Mr. Show’, que en la década de los 90 ganó una audiencia de culto entre seguidores de la comedia alternativa. Desde entonces, Odenkirk participaría en proyectos humorísticos, que irían desde trabajar como guionista de ‘Saturday Night Live’ hasta apariciones en podcasts como ‘Comedy Bang Bang’.

“Esto ha sido una experiencia enorme para mí. Es como si un día, después de décadas de carrera en otro campo, alguien te dijera: ‘Escríbenos un poema épico, necesitamos eso de ti ahora’. Y tú dices: ‘OK, lo intentaré’, y lo escribes, y resulta que después te dicen que estuvo bastante bueno. La reacción es tan positiva, de hecho, que ahora te piden: ‘Bueno, por qué no nos haces muchos más poemas épicos’. Y no lo habías anticipado, pero te gusta, te sientes cómodo, es diferente a lo que hacías. Eso me ha tomado mucho tiempo procesar, por qué esto se siente distinto, y es distinto a mi pasado como comediante de ‘sketchs’ ”, dice Odenkirk en un descanso entre las grabaciones del quinto capítulo de la nueva temporada de ‘Better call Saul’.

Con el traje de dos piezas y la peluca algo colorina de su personaje aún puesta, Odenkirk hoy parece cómodo en la piel de Jimmy McGill –el nombre original de su personaje antes de cambiárselo por Saul Goodman en ‘Breaking Bad’–. Y tiene razones para estarlo. Su interpretación de este abogado con habilidades para el engaño y para meterse en problemas fue bien criticada durante la etapa de ‘Breaking Bad’, lo que lo llevó a convertirse rápidamente en uno de los favoritos de la audiencia. Tras el fin de esa serie, y con el éxito mundial que tuvo, Gilligan analizó la opción de hacer un ‘spin-off’ con alguno de los personajes secundarios.

El director ha dicho que se debatió entre dos opciones: ampliar la historia de Gus Fringe, uno de los principales antagonistas, o expandir la vida del abogado. Escogió la segunda opción, y la idea fue un éxito: con una aprobación del 85 por ciento en el sitio Metacritic, múltiples nominaciones a los Globos de Oro y los Emmy, y un triunfo como mejor actor dramático en los Critics Choice Awards 2016, la apuesta por Odenkirk y Better call Saul dio resultados.

Mucha gente no conoce mi trabajo pasado, porque pertenecía a un campo muy distinto, pero llevo mucho tiempo en este negocio

“Mi reacción al éxito es muy distinta a la de algún actor joven que está en sus primeras audiciones. Mucha gente no conoce mi trabajo pasado, porque pertenecía a un campo muy distinto, pero llevo mucho tiempo en este negocio: he visto series ir y venir, he fracasado en proyectos, he tratado de armar mis propias historias. Debo haber escrito unos 15 pilotos distintos que jamás llegaron a producción. ¡Y 3 de ellos eran hasta buenos!”, dice Odenkirk bromeando.

Y agrega: “Creo que la emoción de ser el protagonista de una serie no me golpeó hasta que terminamos de grabar la primera temporada y un día vi un Billboard con la promoción. Ahí recién caí en cuenta de: ‘¡Tengo una serie propia!’. Eso fue un año y medio después de que se anunciara el proyecto”.

La sorpresa de Odenkirk se explica por la génesis misma del proyecto. Cuando se sumó a la idea de una serie enfocada en su personaje, no existían muchos detalles claros sobre el rumbo de ‘Better call Saul’.

“En un inicio se presentó como una historia en sí misma. La idea no era replicar ‘Breaking Bad’, los creadores sabían que necesitaban darle un ritmo diferente, pero aún no estaba tan definido cuál; no estaban planeados los otros personajes secundarios. El balance de cuánto de esta serie se dedicaría a la historia personal de este tipo y cuánto sería sobre el mundo de las drogas y el crimen eran cosas que se iban viendo día a día. Y es increíble que ese redescubrimiento haya resultado tan bien y que la audiencia nos haya acompañado. Ha sido un loco viaje, ahora con una base más sólida, pero todavía no existe una plantilla por seguir”, confiesa con un dejo de emoción en su rasposa voz.

La vida después de ‘Breaking Bad’

El futuro del personaje (Jimmy McGill), cuyo desenlace se ve en los episodios finales de ‘Breaking Bad’, es otro de los cambios que pesan sobre la serie. La idea de estar viendo a un protagonista cuyo destino de cierta forma ya se conoce, podría ser una camisa de fuerza para la trama, pero Odenkirk ve en eso más preguntas a dilucidar. Lejos de aquel momento en que se cuestionaba si podría hacer más “poemas épicos” con el rol, hoy se plantea al personaje con un claro y serio horizonte.

“Podríamos verlo en su vida pos-‘Breaking Bad’, averiguar en qué se convierte Saul después de que escapa de Albuquerque. Porque hasta ahora hemos visto pequeños ‘flashazos’ de Jean, su seudónimo tras la huida, viviendo en Omaha y trabajando como vendedor de pasteles en Cinnabon. ¿Qué le pasa a ese tipo, en qué está? Debe ser una experiencia muy claustrofóbica presentarse como alguien que no es, no creo que alguien pueda sostener esa fachada por mucho tiempo. Siento que esa es una historia intrigante y que esta serie debiera contestar. Los ‘flaschazos’ que hemos visto de esa nueva transformación solo ocurren a pocos meses del desenlace de ‘Breaking Bad’, y siempre sentí que deberíamos volver a ese momento. Esos son mis deseos, hacer un viaje reverso al de ‘Breaking Bad’, ver a alguien con pasado sucio tratando de transformarse en un ciudadano decente”.

ANA CALLEJAS
EL MERCURIO (Chile) - GDA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA