Arte y Teatro

Holocaustos y genocidios, desde el teatro y la danza

Con la obra ‘Hominum, perdón por ser’ se inaugura la temporada de teatro colombiano en el Colón.

Teatro Colón

‘Hominun, perdón por ser’ se basa en testimonios de sobrevivientes de conflictos violentos.

Foto:

Teatro Colón

20 de febrero 2018 , 10:20 p.m.

A partir de una mezcla entre técnicas de danza, teatro y proyecciones de mapping, las tres protagonistas la obra Hominum, perdón por ser, del grupo Teatro Azul de Cali, reviven episodios como el Holocausto nazi, el genocidio de Ruanda y el conflicto armado de Colombia.

Con esta producción, dirigida por Leonardo Echeverri, se inaugura el ciclo de teatro colombiano del teatro Colón.

Hominum, perdón por ser, que se presentará hoy y mañana, toma como punto de referencia los testimonios de Eva Kor, sobreviviente del Holocausto nazi; Immaculée Ilibagiza, sobreviviente del genocidio de Ruanda, y Pastora Mira, sobreviviente del conflicto colombiano.

La temporada continuará del 9 al 11 de marzo con Noche oscura, lugar tranquilo, del caleño Enrique Lozano, dirigida por ‘Coco’ Badillo.


Ambientada en un ficticio pueblo escondido en las montañas de la cordillera Oriental, la pieza se centra en una pareja que tiene problemas de convivencia y ve en el campo una esperanza de reconciliación.

Me concentré en la dramaturgia de los recuerdos, si se pudiera llamar así, para llevar una historia de temas que sentía que aluden a una familia

Magda e Ignacio (un escritor que busca fuera de la ciudad la inspiración perdida) se topan con la visión trascendental del encargado de la finca, quien le da un aire de misticismo a la producción.

“El texto se pregunta: ¿Necesitamos las certezas? ¿Pode-mos existir sin algunas ideas religiosas y sobre los ovnis?... Es un tema un poco existencialista y me parece importante en cuanto a la diversidad que tiene el teatro colombiano”, le dijo Badillo a EL TIEMPO.

Luego, el ciclo presentará La historia del señor M (13 y 14 de marzo), una reflexión sobre el conflicto colombiano a partir de la historia de la intimidad de una familia de clase media.

La producción toma elementos del llamado género del ‘biodrama’, y para ello, el director Manolo Orjuela se inspiró en sus vivencias familiares. Es por ello que los actores encarnan a sus hermanos y a su madre, mientras que él presencia, como una especie de director al margen, cómo ellos componen este evocativo fresco lleno de símbolos. El relato se mueve en torno a la figura del padre y a la fuerte manera en la que asumía la crianza de sus hijos.

“Me concentré en la dramaturgia de los recuerdos, si se pudiera llamar así, para llevar una historia de temas que sentía que aluden a una familia”, dice Orjuela, quien escribió la obra junto con Julián Osorio.

En la puesta en escena también actúan Carmenza González, Santiago Alarcón, Camila Valenzuela, Leonardo Martínez, Rafael Zea, Juan Pablo Barragán y Diana Belmonte.

Finalmente, y en el marco del Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá, se presentará Souvenir asiático (16 al 18 de marzo), escrita por la dramaturga caleña Martha Márquez y dirigida por Javier Gámez.

Doce marionetas de tamaño humano cuentan una historia de migración que recorre parajes desde Buenaventura hasta Marruecos, pasando por la frontera entre Estados Unidos y México.

CULTURA
EL TIEMPO@CulturaET

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA