Arte y Teatro

‘Trump es el presidente más ignorante que ha tenido Estados Unidos’

El actor John Leguízamo habla sobre el monólogo que está presentando en Broadway.

John Leguizamo

El actor comenzó a trabajar en el circuito teatral de Nueva York en 1991.

Foto:

AFP

15 de diciembre 2017 , 06:40 a.m.

John Leguízamo está parado sobre el escenario vistiendo como el estereotipo de un profesor: chaqueta de paño, chaleco y corbatín. Pero hay algo en este personaje que se sale del molde académico, es extravagante y su clase más que verídica es hilarante.

El actor de origen colombiano quiso plantear un recorrido que rescatara los aportes históricos de la comunidad latina en Estados Unidos con Latin History for Morons, su más reciente monólogo que se está presentando en Nueva York y que además lanza varios dardos a la administración del presidente de EE. UU., Donald Trump.

Para escribir la obra, Leguízamo hizo un largo proceso de investigación, leyó libros de Eduardo Galeano, el Che Guevara, Octavio Paz, José Martí y Bartolomé de las Casas. Aunque el actor es más reconocido por su participación en series de TV y en películas como Carlito’s Way, es en el teatro neoyorquino donde ha logrado consolidar una carrera más fructífera.

Este recorrido comenzó en 1991, cuando el actor estrenó en el circuito Off Broadway Mambo Mouth, un unipersonal en el que siete extravagantes personajes, desde un lujurioso presentador hasta una prostituta travesti, denunciaban los estereotipos que había en Estados Unidos sobre la comunidad latina.

A esa pieza le siguieron producciones como Sexaholix...A Love Story, Freak, dirigida por Spike Lee, y Ghetto Klown (que también se presentó en varias ciudades de Colombia), en las que aprovechó para hacer una descarnada radiografía sobre aspectos de su vida personal.

Latin History for Morons está actualmente en temporada en Studio 54, uno de los 41 teatros que conforman el codiciado circuito de Broadway, la meca del teatro estadounidense. Antes de esta temporada, la pieza se presentó en The Public Theater, un escenario que había acogido el preestreno de Hamilton, el éxito más demoledor del teatro reciente, que también fue creado por otro artista de origen latino, el dramaturgo, músico y actor neoyorquino de ascendencia puertorriqueña Lin-Manuel Miranda.

¿Cómo fue estudiar en un colegio de EE. UU. siendo un joven con herencia latina? ¿Se sintió excluido?

Bueno, en el colegio fue difícil porque siempre te sientes como un extraño en tu propio país. Eventualmente, empiezas a sentir que eres diferente y que cada clase es sobre esta cultura blanca, todo es sobre Europa y sobre el hombre blanco de Estados Unidos. Las clases de literatura, de filosofía, de historia, de lo que quieras. Así que empiezas a preguntarte ¿por qué estoy estudiando esto?, ¿cuál es el punto? Y el problema es que los otros chicos empiezan a sentir lo mismo que tú. Así que básicamente vas a la escuela a estudiar cómo sentirte inferior.

En una entrevista usted dijo que quería mostrarle a su hijo la cultura latina…

Sí, a mi hijo le estaban haciendo matoneo, así como me lo hicieron a mí y a muchos chicos latinos en Estados Unidos, con burlas como “Todos ustedes son unos ‘freeloaders’ (aprovechados o parásitos)” y “Regresen a su país”. Pero están muy equivocados porque haciendo la investigación para la obra descubrí que los latinos hicieron Estados Unidos. 10.000 latinos, mexicanos, cubanos y puertorriqueños, lucharon en la Revolución americana. Algunos eran generales y, además, hubo mujeres cubanas de Virginia que vendieron sus joyas para alimentar a los patriotas.

En un momento como este, con la presidencia de Donald Trump, ‘Latin History for Morons’ se siente como una obra muy relevante…


En esta era en la que Trump ha atacado a los latinos y tiene una agenda antilatina, esto nos ha hecho unirnos contra un enemigo común. Nos ha hecho ser más políticos y ruidosos. Él ha insultado a los mexicanos, traicionado a los dreamers, bajado la página bilingüe del sitio de internet del gobierno, abandonado a los ciudadanos americanos en Puerto Rico y no contrató a un solo latino en su gabinete. Es el presidente más vergonzoso e ignorante que Estados Unidos ha tenido, y nos ha hecho despertar y ser asertivos. Así que mi obra llega en un momento en el que nosotros los latinos, casi 70 millones aquí en Estados Unidos, necesitamos inspiración y levantar el espíritu, el espectáculo le da motivación y coraje a muchos para salir y ser activistas y luchar por nosotros y por quienes son vulnerables.

¿La presidencia de Trump hizo que cambiara algún aspecto de la obra, teniendo en cuenta el nacionalismo extremo que lo caracteriza?

Sí, me hizo que fuera más agresivo y más furioso que antes, lo que hizo que me sintiera completamente liberado. Me sentí libre de ser y decir lo que realmente pensaba, no hacerlo agradable al paladar. Pero incluso siendo crudo y veraz aún duele.

¿Cuál es el papel de la música en la obra?

La música es muy importante porque es parte de la cultura latina. Y como crecí en Nueva York, lo hice con la música de todo el mundo, como la mía. Así que debe tener merengue, cumbia, mambo, tango y samba. Antes tenía salsa, pero, infortunadamente, la tuve que cortar por la duración de la obra, pero fue muy doloroso removerla. También empiezo el espectáculo con hip hop, hip hop latino, Cypress Hill, La Sonora Matancera. Además, la música latina ha sido una gran inspiración para la cultura norteamericana. El blues y el country vienen de la guitarra española y del fandango, y los cantantes de blues aprendieron de los cantantes callejeros mexicanos y de su gran forma de contar historias en su música.

Estamos probando que el producto latino es como oro en Estados Unidos.

Todas sus obras en Broadway han sido monólogos, el formato más exigente para un actor. ¿Estar solo en el escenario fue algo que decidió o nació naturalmente?

Siento que el monólogo es lo más auténtico que un artista puede ser con su público. Estás sin filtro y desconectado, no estoy interpretando a un personaje y estoy siendo lo más ‘yo’ que puedo ser. Son mis pensamientos, mis políticas, mis miedos, mis sueños y deseos los que alimentan la escritura. Y si lo ves en Broadway, es como una religión, la multitud grita y grita, me llama y me responde.

¿Cómo han sido las reacciones del público latino que ha visto la obra?

Pitbull la vio y estaba tan efusivo que quería que escribiera un libreto para él. Junot Díaz, mi ídolo, se sintió inspirado por la obra y por lo importante que es para los latinos que la vieran y se sintieran orgullosos de su herencia. Rubén Blades, Michael Moore, Spike Lee, Michael Douglas y Catherine Zeta-Jones me escribieron cartas sobre por qué es tan importante que la gente vea el espectáculo para entender la experiencia latina.

¿Siente que el teatro se ha convertido en un lugar especial para que los artistas latinos expresen lo que sienten?

El teatro les permite a los artistas ser ellos mismos sin filtrarlo ni almacenarlo en el búfer ni destilarlo. Puedes ser tú, y por eso es que el material es mejor y más creativo y más representativo de la realidad de la vida estadounidense. Hollywood se ha alejado tanto de la realidad que ya no representa lo que conocemos, es tan ridículo que es imposible relacionarse. La televisión y el streaming son la nueva realidad y la nueva calidad en este país, y todo el mundo habla de las series de TV. Además, el teatro no se basa en estudios o datos, sino en traseros en asientos. Si te gusta, pagas 200 dólares por silla. Y estamos probando que el producto latino es como oro en Estados Unidos.

¿Cómo recuerda la experiencia de ‘Mambo Mouth’?


Fue en el comienzo de mi carrera, y de alguna manera fui un pionero porque nadie estaba haciendo monólogos con vestuarios, interpretando mujeres y estando tan enojado. Pero más que nada, nadie estaba mostrando la cultura latina y siendo latino en Nueva York y en Estados Unidos. Así que lo recuerdo como innovador, enseñando cómo hacer un humor en este país que no era tonto ni vacío, sino un humor con huevos y que iba hasta el final. Recuerdo las reseñas, ser invitado a los shows matutinos, todo el mundo queriendo comer y compartir tiempo conmigo, Eddie Murphy, John F. Kennedy Junior, Al Pacino, Robert de Niro y Madonna. Fue eléctrico ese catalizador que había nacido para crear contenido latino en Estados Unidos.

¿Tiene planeado grabar nuevas películas o hacer otros proyectos en Colombia?

Espero que sí, me encanta grabar en Colombia, hay tanto talento, cultura y creatividad. Me siento en casa, quiero hacer mucho más con la comunidad artística. Perros ha sido de lo más destacado de mi vida.

YHONATAN LOAIZA GRISALES
EL TIEMPO
Twitter: @YhoLoaiza

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA