Arte y Teatro

Veinte años del Fotomuseo: una revolución de la estética urbana

Surgió en un momento en que galerías y museos no se ocupaban de la fotografía, pues no era rentable.

Fotomuseo 20 años: Las Meninas de Katrin Freisager

'Las Meninas', de Katrin Freisager, una de las imágenes memorables de los 20 años del Fotomuseo.

Foto:

Fotomuseo

29 de junio 2018 , 10:24 p.m.

El beso frente al ayuntamiento, del fotógrafo francés Robert Doisneau (1912-1994) es más que una simple fotografía de una pareja besándose en un lugar emblemático de París. Es la ilustración de la atemporalidad del amor, frente al movimiento de los seres humanos, que se manifiesta con pasión y ojos cerrados.

También es un homenaje a la ciudad y uno de los símbolos más representativos del lente del francés, quien creció en Gentilly –suburbio al sur de la capital– que siempre capturó la esencia de las calles parisinas, reales y sin filtros.

Esas mismas imágenes hicieron que hace 15 años se formaran en Bogotá filas interminables para ver 58 fotografías de Doisneau –que son patrimonio de la humanidad– exhibidas en el parque de la 93, los alrededores del Museo Nacional y del Centro Andino y en la plaza de Bolívar.

La fortuna de poder apreciar la obra de uno de los personajes míticos de la fotografía del siglo XX, incluyendo aquel famoso beso, se dio gracias a Gilma Súarez, alma del Museo Nacional de la Fotografía de Colombia (Fotomuseo), que acaba de cumplir 20 años y presenta una muestra en la Fundación Gilberto Alzate Avendaño.

La idea vino a la mente de la fotógrafa algunos años después de vivir en París, en donde tuvo la oportunidad de mostrarle su trabajo al mismo Doisneau, al ver que en Colombia no había un lugar dedicado a la fotografía.

Así que empezó a tocar puertas porque quería abrir una galería, pero no lo pudo lograr porque no tenía plata ni sede. En ese momento, se encontró con el fotógrafo colombiano Carlos Duque, quien le comentó que el alcalde Enrique Peñalosa estaba buscando un evento para inaugurar las obras de la 15: así fue como nació el Fotomuseo.

“Las galerías y los museos no se ocupaban mucho de la fotografía porque no era tan rentable. Ahora, es distinto, no hay una galería que se respete que no lo haga y espacios como el Museo de Arte Miguel Urrutia (Mamu), entre otros, están siempre haciendo grandes exposiciones de fotógrafos internacionales y colombianos”, dice Suárez.

Precisamente, el año pasado, el Mamu alojó la primera muestra retrospectiva en Colombia del francés Henri Cartier-Bresson (1908- 2004), como parte de Fotográfica Bogotá, bienal organizada por el Fotomuseo.

Para Suárez, la bienal y la Fotomaratón, evento en el que profesionales y aficionados toman fotos de Bogotá durante dos días, “son trabajos para Superman. Son tantos los fotógrafos que vienen y tan valiosos, que nosotros tenemos que responderles de la misma forma porque es la visión del país la que se llevan”.

20 años del Fotomuseo: Guardians de Roger Ballen

'Guardians', de Roger Ballen. Otras de las imágenes inolvidables del Fotomuseo.

Foto:

Fotomuseo

Con risa recuerda situaciones como la ocurrida en la edición del 2007, en la que presentaron una exposición de Joel-Peter Witkin, famoso por sus perturbadores imágenes de sexo, dolor y muerte.

“La inauguración era a las 11 a. m., en la galería Alonso Garcés, y las fotografías llegaron la noche anterior, sin enmarcar. A las 9 p. m., pasaron la puerta del marquetero y a las 10 p. m. armamos la exposición. Han sido trabajos muy duros y por eso siempre digo que, con cada evento, pierdo 10 años de mi vida”, manifiesta.

Pese a ello, para la fotógrafa lo más gratificante de ese esfuerzo es lo que le queda a la ciudad y la imagen que se proyecta en el exterior. Tal vez, el logro más grande es haber sacado la fotografía de espacios cerrados para llevarla directamente a la gente.
“Hay que decir que Colombia es pionera en el mundo en hacer ese tipo de museos itinerantes para que la gente de todas las condiciones sociales y económicas puedan disfrutar de la fotografía”.

¿Y la sede?

Suárez cuenta que están tratando de conseguir el espacio físico para alojar la colección de 1.127 imágenes. “Tenemos el diseño, va a ser un hito de la arquitectura, pero no hemos podido conseguir el terreno. No hemos tenido buena respuesta de la Administración Distrital y si lo logramos podría ser como el Guggenheim de Bilbao. Después de 20 años nos merecemos un museo que realmente sea respetado y recordado”, dice.

LAURA GUZMÁN DÍAZ
Cultura
En Twitter: @The_uptowngirl

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA