Arte y Teatro

El Festival de Manizales encontró la riqueza en la diversidad

Con una programación de alto nivel y más de 42.000 espectadores, finalizó la edición 39 del evento.

Festival Internacional de Teatro de Manizales 2017

'La extinta poética', de la compañía 9 de 9, fue la pieza más aclamada del festival. 

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

09 de octubre 2017 , 10:16 a.m.

De una estilizada y vanguardista puesta de danza contemporánea a un montaje de percusión para todo el público. De una enigmática historia de intriga laboral a una hilarante historia sobre las frustraciones de una mujer. Un equilibrio que buscaba la riqueza. Así fue la edición 39 del Festival de Teatro de Manizales, que finalizó este domingo y contó la asistencia de 42.590 espectadores en sus piezas de sala y de calle. 

"El balance artísitco es encontrar esa riqueza en la diversidad y sobre todo matizar en géneros, que fue muy importante para el equilibrio de la programación, porque se programa siempre pensando en los públicos, en el diálogo con el público de la ciudad y con el público teatral", explica Octavio Arbeláez, director del festival.

El encuentro teatral, que este año se redujo a siete días de programación por limitaciones presupuestales (usualmente tiene diez jornadas), le volvió a apostar a las nuevas propuestas de la escena latinoamericana y además se enfocó en un particular destino como invitado de honor, Tenerife.

"Es una isla pequeña, entre comillas, en el contexto internacional. Pero, empieza uno a situarse culturalmente en Tenerife y encuentra que 'Cambuyón' (el espectáculo inaugural) ha recorrido el mundo, hace temporadas en Nueva York, va a Japón, a Corea… y ellos viven en un pueblo de 7.000 personas en Tenerife. Esa es la dimensión de la universalidad", argumenta Arbeláez.

La propuesta del invitado de honor se complementó con el 'thriller' 'La punta del iceberg', un preciso ejercicio de actuación cimentado en el texto de Antonio Tabares,  que plantea la angustiosa incertidumbre de un centro de producción que ha experimentado el suicidio de tres empleados.

Además estuvo 'Garganta', montaje de danza contemporánea en el que sus tres protagonistas demostraron una destreza técnica de primer nivel, capaz de evocar sugestivas metáforas visuales. 

De España también llegó la que, probablemente, fue la obra más aclamada de esta edición: 'La extinta poética', de la compañía Nueve de Nueve. Comandados por el director Paco de la Zaranda y el dramaturgo Eusebio Calonge, el elenco de cuatro protagonistas logró plasmar un apabullante relato sobre unos personajes destrozados mentalmente que buscan las respuestas fuera de sí mismos. 

Era como ver 'La Zaranda', aquel mítico grupo español de Paco y Calonge, trasladada al siglo XXI, ocupándose de todas las preocupaciones que estos tiempos que corren han infundido en la humanidad, pero con imágenes tan poéticas como la del personaje encarnado por la bailarina Íngrid Magrinyà, que transforma su paraplejia en una conmovedora rutina coreográfica. 

Y las sorpresas, como suele ser usual en este festival, llegaron en los formatos más arriesgados, como el que llevó el grupo mexicano Vaca 35 con su obra 'Lo único que necesita una gran actriz es una gran obra y las ganas de triunfar'.

Ante un máximo de 30 espectadores, Mari Carmen Ruiz y Diana Magallón se entregaron sin limitaciones a esta versión de 'Las buenas' de Genet, dirigida por Damián Cervantes.

Fueron 45 minutos de teatro en su máxima expresión, en los que las actrices afrontaron todos los matices de sus personajes desde el vértigo de las primeras escenas -de un esfuerzo físico sorprendente-, hasta la calma y la sutileza del final de la obra, que cerró con una encantadora fábula mágica contada casi en susurros.   

La programación tuvo también curiosos experimentos, como la versión en tono de comedia de 'Dos hermanas', de Fabio Rubiano, a cargo del grupo Théâtre des Chimères, que había adaptado la obra al francés pero en Manizales la interpretó en castellano. 

Por Colombia, se destacaron piezas como 'Círculos/Ficciones', que tuvo sobresalientes actuaciones y una sugerente instalación plástica, pero también una prolongada duración (más de dos horas); 'Kassandra', de La Maldita Vanidad, que en Bogotá se presentaba para unos 50 espectadores pero en la capital de Caldas cuadriplicó su capacidad, y 'Los cinco entierros de Pessoa', de Teatro Tierra, dirigida por Juan Carlos Mayona. 

Mención aparte merece Teatro Petra, en cabeza de Fabio Rubiano y Marcela Valencia, quienes han consolidado un romance teatral con el público manizaleño en los 31 años de historia de su grupo. En esta ocasión presentaron el monólogo 'Yo NO estoy loca', protagonizado por Valencia, que agotó todas sus funciones y recibió una calurosa aclamación de los espectadores. 

Arbeláez también señala la participación de jóvenes grupos colombianos como Los Chicos del Jardín, de Medellín, que presentó 'Polvo', y el proyecto 'La entrevista'. 

"Conseguimos una cosa que a mí me pareció fundamental: la participación de nuevos nombres del teatro colombiano, que espero que emerjan. También se le abrió un campo importante al teatro manizaleño", finaliza el director.

El Festival ya comenzó la preparación para la celebración de sus 50 años, con una edición especial que será del 5 al 15 de octubre del 2018. 

YHONATAN LOAIZA GRISALES
Cultura y Entretenimiento
En Twitter: @YhoLoaiza

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA