Arte y Teatro

Fantasía y realidad aumentada combinadas en arte

'Screencatcher', una serie de dibujos en tinta china que esconde imágenes en movimiento.

fg

Para ver la exposición se requiere descargar la aplicación Screencatcher.

Foto:

Cortesía Alianza Francesa

08 de agosto 2016 , 06:56 p.m.

La realidad aumentada no es una tecnología nueva, pero está de moda gracias al juego Pokémon Go, pues la utiliza para que los usuarios atrapen de forma virtual a diferentes pokemones que aparecen en el espacio real.

Esta tecnología integra espacios físicos con elementos que no están presentes y tiene un sinfín de utilidades en distintos campos.Uno de ellos es el arte.

Justine Emard, artista francesa, empezó desde el 2011 a desarrollar una propuesta que combinara ambas. Lo hizo con el apoyo de diferentes instituciones, para llegar a ‘Screencatcher’.

Este trabajo es en apariencia sencillo, pues se trata de una serie de dibujos en tinta china sobre papel, pero esconde imágenes en movimiento, sonidos y un trabajo de investigación en torno al cine, a partir de los autocines (Drive in) que nacieron en EE. UU. en 1933, en Camden, Nueva Jersey. Actualmente, se expone en Bogotá, en la Alianza Francesa, en su sede del centro.

En total, son ocho imágenes que, al entrar en contacto con la cámara de tabletas y teléfonos inteligentes –con la aplicación gratuita Screencatcher–, empiezan a narrar diferentes historias: la primera es un saludo en texto, otras son imágenes en las que olas en movimiento crean una escena apocalíptica y otras son un poco más conceptuales. Van acompañadas de sonido, lo cual, para Roy Ascott –artista enfocado en tecnología– “fusiona diferentes niveles de la realidad ofreciendo una experiencia única del paisaje”. Así lo señala en uno de los textos que acompañan a la muestra ‘Realidades inversas’, en la cual se reúne el trabajo de Emard y del artista Alejandro Londoño.

La propuesta del bogotano ofrece otra experiencia frente al paisaje, con su serie Paisaje doméstico. En esta no hay realidad aumentada sino representaciones bastante particulares de siete lugares: Sonora (México), Ilulissat

(Groenlandia), entre otros. Tomó coordenadas de lugares, exploró Google Earth en su computador e hizo una serie de pinturas con distintas tonalidades en las que los elementos que componen un paisaje –árboles, cielo, etcétera– se transforman y se fusionan en líneas horizontales.

“Dejen de pensar en las obras de arte como objetos y empiecen a pensar en ellas como disparadoras de experiencias”, finaliza el texto de Ascott. 

CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA