Arte y Teatro

Antonina Canal: 20 años de danza oriental en Colombia

La bailarina habló con EL TIEMPO de su trayectoria en la enseñanza de la sabiduría de la danza.

Antonina Canal, bailarina

Antonina Canal ha ganado con su academia 4 medallas de oro en el Mundial de Danza, en Egipto.

Foto:

Diego Santacruz / Archivo EL TIEMPO

21 de mayo 2017 , 02:11 a.m.

Con motivo de la celebración de los 20 años de la enseñanza de la danza oriental en Colombia, llega Dakini, danzarina de luz, un festival mágico que trae lo mejor de la danza de Oriente. Este espectáculo, que honra el espíritu femenino, contará con más de 300 bailarinas en escena y pondrá a bailar a Bogotá con ritmos de la India y Egipto. Antonina Canal, sanadora holística, conferencista, bailarina, empresaria y madre, habló con EL TIEMPO acerca de su trayectoria en la enseñanza de la sabiduría de la danza y de su ‘show’ Dakini que interpretará con Óscar Flores, que fue nombrado el ‘Príncipe de la danza’ a nivel mundial y Dariya Mitskevich, la figura más importante de la danza oriental en el mundo.

¿Cuándo nació el interés por los temas esotéricos y espirituales?

Hace 25 años, cuando fui a la India. Allá estudié yoga, meditación y luego pasé a vivir a Egipto. También hice un recorrido por Turquía, Marruecos y aprendí toda la sabiduría de la danza. La gente piensa que la danza árabe es un baile sensual pero esta danza tiene un trabajo terapéutico y espiritual muy poderoso. Después de vivir en Oriente regresé a Colombia y abrí mi academia Prem Shakti en 1999, que es un lugar que se basa en el arte de sanar y celebrar la energía femenina a través de las danzas orientales árabe, hindú, fusión, yoga y terapias como aura-soma. Me certifiqué en aura-soma en Inglaterra, que es la terapia de sanación a través del color.

¿Se puede alcanzar la iluminación a través de la danza árabe?

En antiguo Egipto e India la danza era un camino de iluminación, que es lo que mucha gente no sabe. Comúnmente se piensa que la danza árabe es un baile sensual y ya. Aunque sí es el baile más sensual del mundo y es absolutamente femenino, la danza árabe también hace un trabajo de ‘chakras’, que son los centros energéticos del cuerpo, donde se unen todos los aspectos de la diosa. En la academia armonizamos todas las mujeres que llevamos dentro. El sistema ‘prem shakti’ tiene todo un trabajo interno, no es solo mover la cadera como en la rumba, por ejemplo. Aquí, además de la clase de danza que dura hora y media, hacemos un trabajo de alineación de ‘chakras’ y sesiones de relajación profunda.

¿Cuáles son los beneficios de la danza árabe?

La liberación del estrés, la alineación de los ‘chakras’, la armonización del cuerpo físico, emocional, mental y espiritual y un trabajo grande de autoestima, empoderamiento, sensualidad y feminidad en una era donde la mujer está asumiendo unos roles demasiado masculinos. Estos roles son, por ejemplo, la mujer macho e histérica, la mujer intelectual que solo usa la mente, la mujer superficial y dramática. También hay un trabajo de meditación y concentración, que en la danza árabe es meditar en movimiento. La danza árabe no tiene límite de edad, talla y profesión, es un espacio abierto para todas las mujeres y un trabajo profundo de armonización y paz. Es un estilo de vida, diferente a la vida estresada que llevamos en el mundo contemporáneo.

¿Por qué cree que en Occidente no estamos tan desarrollados espiritualmente como en Oriente?

Porque en Occidente somos muy mentales. Está comprobado y, en mi libro lo hablo, que usamos más el hemisferio izquierdo del cerebro que se relaciona con lo racional, mental y lineal. Es como si viviéramos para ir de la casa al trabajo para pagar cuentas. No usamos mucho el hemisferio derecho, que es la parte intuitiva, sensual y creativa. Necesitamos abrirnos a un trabajo espiritual, artístico y armónico. Tenemos que pasar de pensar a sentir. El arte, la danza, la música y la meditación nos ayudan a abrir este hemisferio.

¿Los hombres también puede practicar la danza árabe y despertar su dios interior?

Claro que sí. En mi próximo ‘show’, Dakini, danzarina de luz, tengo 330 bailarinas en escena y 3 hombres. Lo que quiero decir con eso es que los hombres también necesitan bailar. Se piensa que la danza árabe es algo más femenino, pero los hombres también necesitan trabajar su lado femenino, porque ellos están más bloqueados que las mujeres. Hay bailes para los hombres, por ejemplo el Bollywood, la danza de la India, en la que no hay movimiento de cadera sino de hombros. Las mujeres despiertan a su diosa interior a través del autoestima, el primer paso de empoderamiento femenino. Los pasos para despertar a la diosa interior los menciono en mi libro ‘El despertar de la diosa’.

El próximo 9 y 10 de junio se presentará el 18.° Festival Internacional de Danza Oriental y Fusión Dakini, danzarina de luz. ¿Cómo fue la preparación para este festival?

La puesta en escena de Dakini es tipo danza-teatro que tiene un guion y una historia, que trata de cómo las mujeres pueden iluminarse a través de la danza. Coordinamos a 300 bailarinas, con más de 500 vestuarios, hechos a mano en Colombia. Cada baile tiene un significado y un color. Presentamos más de 30 bailes, con más de 25 ritmos árabes y también tenemos fusiones nuevas como la samba árabe, el flamenco árabe y el ‘jazz’ árabe; cada año mostramos algo nuevo. Estamos celebrando 20 años de danza oriental en Colombia y de Prem Shakti, que es la academia pionera de danza oriental en el país. Cuando yo empecé no había nadie haciendo danza de este tipo, ni siquiera restaurantes árabes tenían esta iniciativa. Yo empecé a dictar clases de danza árabe en 1997 y en 1999 fundé la academia, por eso se están celebrando 20 años.

¿Qué significa Prem Shakti?

Prem Shakti son dos palabras en sánscrito. Prem significa amor supremo y Shakti es el principio creativo femenino del universo. La academia también tiene un programa de servicio social. Hace tres años trabajo con el Ministerio de Cultura dando diplomados de terapias a mujeres desmovilizadas con la Agencia Colombiana para la Reintegración, dentro del marco de la cultura de paz. Este año estamos trabajando particularmente en Kennedy (Bogotá) y el servicio que hacemos es gratis.

Dónde y cuándo

El festival de danza oriental se realizará el 9 y 10 de junio a las 8 p. m en el Teatro Colsubsidio de Bogotá. Más información: www.premshakti.co. Instagram:@antoninacanal.

CATALINA CABRERA MANTILLA
Escuela de Periodismo Multimedia EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA