Colombia

Mientras en Bogotá llueve, tres municipios sufren por una gota de agua

En Buenaventura, Mosquera, y San Bernardo del Viento, llevan dos meses en sequía

sequía en Cordoba

En San Bernardo del Viento, Córdoba, se declaró la Calamidad Pública

Foto:

Archivo EL TIEMPO

13 de marzo 2017 , 02:53 p.m.

La fuerte sequía registrada en el primer trimestre de este año tiene sin agua a Buenaventura en el Valle del Cauca, Mosquera en Nariño, y San Bernardo del Viento en  Córdoba.

El sur del país que ya completa dos meses con lluvias escasas, y la ola de calor en la región Caribe, que generó la alerta roja del Ideam, por incendios forestales, contrastan con la temporada de lluvias que se vive actualmente en el centro del país.

Las situación más grave se vive en Buenaventura, donde el 30 por ciento de la ciudad con 400.000 habitantes (comunas 9, 10 y 12, principalmente) está sin agua desde hace dos semanas. Según Hidropacífico, la empresa que desde el 28 de diciembre de 2001 se encargó del contrato de operación del acueducto en el puerto más importante del Pacífico colombiano, la situación por la que se declaró la alerta roja y por la que la Gobernación acudió a la calamidad pública se debe a que el caudal del río Escalerete, principal fuente de abastecimiento, bajó considerablemente sus niveles.

La empresa, que por orden de la Gobernación del Valle del Cauca, y la Alcaldía de Buenaventura, deberá ceder el contrato o otro operador del servicio de acueducto en el Distrito, indicó que el río ha llegado a tener entre 0,85 y 1,1 metros en las bocatomas auxiliar y principal, respectivamente, teniendo en cuenta que los niveles mínimos de operación deben oscilar entre 1,0 (para la bocatoma alterna) y 1,5 (para la bocatoma principal).

PROTESTAS EN BUENAVENTURA

Las movilizaciones en Buenaventura por los problemas del acueducto se han repetido a lo largo de los últimos 10 años.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

Ante la sed que vive el puerto, la población ha realizado innumerables marchas, exigiendo un servicio de calidad durante las 24 horas al día. Estas movilizaciones se han repetido a lo largo de la última década.

En contraste,  800.000 habitantes de Cali, Vallle del Cauca, se quedaron sin agua la semana pasada, debido a que la turbiedad del Río Cauca ocasionó la parálisis de las plantas de tratamiento de agua potable de Puerto Mayarino y Río Cauca. Esta problemática se vive desde hace 20 años en la ciudad.

Calamidad pública en San Bernardo del Viento (Córdoba)

El municipio de San Bernardo del Viento a orillas del mar Caribe, en Córdoba, fue declarado en calamidad pública porque sus habitantes no tienen agua potable para el consumo. Allí, 5.794 familias de veredas y corregimientos están afectadas por la fuerte sequía que afecta no solo el consumo humano, sino además potreros y cultivos.

"Desde el fin de semana estamos suministrando agua potable en carrotanques a 58 comunidades afectadas por la sequía en el municipio, como son Barranquillita, Los Mejía, Barrio Abajo, Rabolargo, El Pantano, El Palmar, Rincón del Tigre, Algodón, Arenal, Castillo, Popita, Cieneguita, San Benito, Camellón y Caño El Palo, entre otros lugares", explicó Omar Salgado Pérez, director de la Oficina de Gestión de Riesgo del municipio.

El funcionario también aseguró que el problema se centra especialmente en la zona rural e indicó que el censo poblacional de afectados a la fecha es de 28.760 en 11 corregimientos y veredas.

Por ahora, sedientos, con la paciencia al borde, y con temperaturas por encima de 32 grados centígrados, los Sanbernardinos tratan de surtirse de agua a través de carretas con baldes rellenos en pozos artesanales, pimpinas en el llamado ‘burroducto’, o con bolsitas de agua que venden en el comercio local.

Mosquera (Nariño), dos meses sediento

Dos meses sin una gota de agua completan los casi 7.000 habitantes del municipio Mosquera, en la costa Pacífica de Nariño, donde la falta de lluvias ocasiona una de las peores emergencias de los últimos años.

Por fortuna en los últimos días, la fuerte y prolongada sequía ha sido superada con la llegada de un buque de la Armada Nacional con capacidad de ingresar a los esteros y brazos de los ríos, que movilizó desde la base naval de Bahía Málaga, en el Valle del Cauca, la semana anterior unos 4.500 galones de agua hasta esa apartada localidad.

Por su parte, María Cecilia Quiñónez, una madre cabeza de hogar con su pequeño hijo de dos años en sus brazos comentó que por la falta de agua los niños principalmente padecen de síntomas como fiebre, dolor de estómago y afectaciones en la piel. “Esta sequía ha sido muy dura, hemos tenido que acudir a las familias y amigos de los municipios vecinos para que nos ayuden con alimentos y agua”, anota.

En Mosquera, con un clima húmedo y una temperatura promedio de 28 grados centígrados sus habitantes derivan su sustento de la pesca, de manera especial la explotación de la concha; también subsiste de la agricultura y la madera.

NACIÓN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA