Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 08:41 p.m. - miércoles 16 de abril de 2014

01:25 a.m.

Pese a reparos, listas primeras dos cárceles modernas en el país; están en Cúcuta y Yopal

Pese a reparos, listas primeras dos cárceles modernas en el país; están en Cúcuta y Yopal

La cárcel de Cúcuta fue entregada la semana pasada. Hace parte de las 10 construcciones que se iniciaron hace cinco años.

Foto: Inpec

La Defensoría del Pueblo hizo serios reparos a las construcciones, por no cumplir con las condiciones básicas para el respeto de los derechos humanos de los reclusos y sus familias.

Cinco años después de que el Ministerio del Interior y de Justicia firmara con Fonade un convenio para construir 11 nuevas cárceles, el Gobierno recibió solo hasta el pasado 28 de diciembre las dos primeras obras culminadas.

Aunque aún no entran en funcionamiento, pues el traslado de internos está programado por el Inpec para el primer trimestre de este año, el Ministerio asegura que Cúcuta y Yopal ya tienen cárceles para bajar los niveles de hacinamiento.

La de Cúcuta, cuya construcción tardó casi dos años y costó 76.233 millones de pesos, tiene cupos para 1.298 personas. La de Yopal costó 64 mil 565 millones y cuenta con capacidad para 924 personas.

Estos reclusorios se reciben en medio de críticas al proyecto de construcción de cárceles -que terminaron siendo 10 y no 11 porque Cartagena se quedó sin obra- por cuenta de demoras y sobrecostos que, de acuerdo con la Contraloría General, le causaron al país un detrimento de 90 mil millones de pesos.

La seguridad electrónica

No solo eso, las cárceles están marcadas por la polémica causada por el millonario contrato -de más de 50 millones de pesos- para la seguridad electrónica de los reclusorios y adjudicado a la Unión Temporal Seguridad Carcelaria, pese a los reparos detectados por la Fiscalía, la Procuraduría y la Presidencia.

Entre las irregularidades se cuenta el supuesto pago que la firma presuntamente hizo, de mil millones de pesos, a un representante de otro de los concursantes para descalificar al tercer oferente, según fuentes judiciales.

Y hace ocho días, la Procuraduría volvió a prender las alertas en este caso al pedirle a la Corte Constitucional que revise la tutela, fallada hasta la instancia del Consejo Superior de la Judicatura, con la que el consorcio se hizo merecedor del contrato.

Además, señaló que "si se demuestra que el contrato fue obtenido a través de medios ilegales, deben detenerse los efectos de éste, ya sea mediante la revocatoria del acto o utilizando las acciones contenciosas administrativas que permitieran la nulidad de todo lo actuado".

Hasta el momento, según el Ministerio Público, Seguridad Carcelaria ha instalado el 60 por ciento de los sistemas en la cárcel de Cúcuta, que incluyen el cableado, puertas eléctricas y 180 cámaras. Sin embargo, está en vilo la posible liquidación del contrato, si la Corte recoge el llamado de la Procuraduría.

Pero las críticas también se han dirigido a la falta de espacios o el acondicionamiento de estos para garantizar los derechos humanos. En el último informe, la Contraloría, que visitó las antiguas y nuevas cárceles, señala que se enfocó "únicamente en la ampliación de cupos descuidando otros aspectos".

El Ministerio argumenta que los centros carcelarios sí tienen consultorios y que fueron diseñadas con la asesoría del Buró Penitenciario de Estados Unidos, siguiendo estándares de DD.HH. Los niveles de hacinamiento actualmente llegan al 36 por ciento.

Críticas de la Defensoría y la Contraloría

Como miembro del Consejo Superior de Política Criminal, la Defensoría del Pueblo planteó varios reparos a las nuevas 10 cárceles, ocho de ellas en construcción.

Lo mismo había hecho la Contraloría, luego de visitar tanto los antiguos centros de reclusión, como en los que hasta ahora se adelantan obras. "En los diseños de los nuevos complejos carcelarios se le dio mayor importancia a la seguridad carcelaria, que al de los derechos humanos", señaló la Contraloría.

Para la Defensoría, en uno de los 'plus' de los modernos reclusorios, como lo es el área de visita para los familiares, no se tuvo en cuenta el número de internos "por lo que hace que este sitio sea muy reducido". En las nuevas cárceles los familiares no deberán ingresar hasta los patios para visitar a los internos sino que tendrán un salón para ello.

Otro de los reparos es que, según el organismo de derechos humanos, no existen espacios ni infraestructura adecuada para consultorios o celdas de recuperación para los presos que requieran un tratamiento o que hayan sido sometidos a cirugías. El Ministerio asegura que las nuevas cárceles sí contemplaron consultorios médicos.

También señala que la exclusividad de las celdas en Cúcuta para las mujeres con recién nacidos "son un peligro para los bebés, por la ubicación de los camarotes".

Finalmente, indicó que el espacio para la toma del sol de los sitios de aislamiento por seguridad o castigo, no cumplen los requisitos mínimos para esta función.

Con lo que cuentan los reclusorios

Aunque externamente el diseño de las 10 cárceles es diferente, todas se caracterizan por sus pabellones de dos pisos en forma triangular que permiten a la guardia tener visibilidad en todo el espacio. Por cada celda hay cupo para cuatro internos, aunque en cada edificio hay en el primer piso celdas para discapacitados. Todas cuentan con baños en material antioxidante e incrustado en la pared.

Otro de los grandes cambios es que cada pabellón -que están separados por alta, mediana y baja seguridad, y el de mujeres- es independiente y cuenta con espacios de trabajo, estudio y recreación. Así, los presos no tienen que desplazarse a otras áreas. También hay aulas, auditorio, biblioteca, sala de profesores, teatrino, zona de fábrica, peluquería y zona de alimentos.

Cada pabellón contará con un espacio de visita que además tendrá celdas para la visita conyugal. Actualmente, los internos reciben a sus familiares en el patio y la visita conyugal se realiza en sus celdas.

En el caso de Bogotá, la nueva cárcel no tiene estos espacios pues fue diseñada solo para detenidos en condición de sindicados y no de condenados. Por eso, cuenta con celdas de las mismas características, pero no con espacios de trabajo en los mismos edificios.

Otras cárceles tendrán reservorios de agua para evitar problemas como el de Valledupar donde solo hay agua tres veces al día durante 15 minutos.

Cartagena, con lote para reclusión pero sin obra

El Ministerio del Interior señala que en el caso de Cartagena el Gobierno compró un lote para la construcción del centro carcelario. Pero este debía ser adecuado, y mientras se realizaban las obras un juez falló una tutela que ordenaba trasladar la cárcel de Mujeres de la Heroica, ubicada en el centro de la ciudad. Ante esto, el Ministerio optó por aplazar la construcción y destinar esos recursos para levantar un nuevo pabellón de mujeres con 250 cupos. El restante de los recursos fueron repartidos para suplir los sobre costos de los otros 10 centros de reclusión.

Hoy, la labor es diseñar el pabellón de mujeres, que será construido en un lote de la Policía, ubicado al lado de la cárcel de hombres La Ternera, en esa ciudad.

El lote inicial se mantendrá libre para una cárcel en el futuro.

Las otras cárceles

Puerto Triunfo. Tiene cupo para 1.370 personas. Costó 65.081 millones.

Acacías. Costó 49.137 millones de pesos. Tiene 930 cupos.

Florencia. Costó 72 mil millones de pesos. Tiene cupo para 1.469 personas.

Ibagué. Costó 168.059 millones de pesos. Tiene 2.974 cupos.

Jamundí. Costó 176. 224 millones de pesos. Tiene 4.564 cupos.

Guaduas. Costó 90.753 millones de pesos. Tiene 2.984 cupos.

REDACCIÓN JUSTICIA

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar