Otras Ciudades

Villarrica, el municipio que se cae y debe ser reubicado

Estudio del SGC muestra que este pueblo tolimense está en riesgo por su ubicación geográfica.

Villarrica

Hay 88 viviendas en riesgo inminente en Villarrica.

Foto:

Archivo particular

09 de mayo 2018 , 04:08 p.m.

El estado de algunas viviendas, así como de la escuela y el hospital es cada vez más deplorable. Las grietas que poco a poco consumen a Villarrica, en el oriente de Tolima, lo convierten en un municipio con un riesgo latente. Su ubicación geográfica ha llevado a que las autoridades contemplen reubicar el municipio tras un informe presentado el 18 de enero por el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

El informe, según Marta Calvache, directora de geoamenazas en el SGC, muestra que este municipio tiene una geología con alto grado de complejidad ante riesgos por sismos y lluvias. Uno de los apartes del estudio muestra que Villarrica cada año se mueve unos 14 milímetros y las estructuras empiezan a flaquear.

Información de este reporte solicitado por las autoridades locales indican que en los últimos dos años, los fenómenos geológicos como la remoción en masa tienen en riesgo varias zonas del casco urbano, con alertas en el 80 por ciento de las viviendas del municipio, afectando a aproximadamente 5.000 habitantes.

Durante esta primera temporada de lluvias en el país, organismos de socorro han emitido diferentes alertas ante el posible desbordamiento de la quebrada El Botadero, que pasa muy cerca del municipio.

Arelis Rodríguez, presidenta de la Junta de Acción Comunal (JAC) del barrio Obrero, señala que este problema ha sido de toda la vida en el municipio, por lo que aún no sabe si sea cierto que hay una alerta real ante lo que ocurre.

“Aquí hay casas que ya no son habitables -señala Rodríguez-; con el tiempo se han abierto de tal modo que tienen unos huecos gigantes. Nos preocupa esta situación porque si es verdad que va a pasar algo grave, no hemos visto que las autoridades hagan algo para reubicarnos”.

Nos preocupa esta situación porque si es verdad que va a pasar algo grave, no hemos visto que las autoridades hagan algo para reubicarnos

Obrero es uno de los barrios, junto a Miraflores y Centro, que más riesgo tienen en un eventual desbordamiento de la quebrada. Autoridades hablan de unas 88 viviendas con urgencia inmediata de ser reubicadas, pero según el alcalde de la ciudad, Arley Beltrán, se han tenido problemas para moverlos.

“Mucha gente no se ha querido ir -dice el Alcalde-; lo que pasa es que tenemos la urgencia con esas viviendas, pero nuestra idea es gradualmente ir moviendo el municipio, porque su ubicación no hace que las condiciones sean favorables. El hospital ya tiene graves afectaciones y algunas viviendas están muy mal”.

Villarrica

En el municipio viven unos 6.200 habitantes.

Foto:

Archivo particular

Según Arelis, desde hace más de 30 años que vive en el municipio, la comunidad ya se ha acostumbrado a vivir con esta alerta. Las noches se pasan con linterna, agua y celulares a la mano. En su vivienda, por ejemplo, todos tienen un silbato y en los últimos meses conformaron un sistema de alertas que no funciona muy bien cuando llueve.“Siempre dicen que la tierra se mueve y se mueve -dice Arelis-; yo la verdad no veo que se mueva nada, pero la casa de mi mamá sí tiene muchas grietas”.

Mover un municipio

El 29 de diciembre del 2017, el municipio decretó la calamidad pública. El pasado 5 de mayo, las lluvias generaron afectaciones mayores en 600 viviendas por una leve emergencia con la quebrada.

La emergencia está cada vez más cerca, pero los recursos para mover a un municipio de 6.200 habitantes no es una tarea sencilla de concretar.

“Se han conformado unas mesas de trabajo para analizar la situación con Gestión del Riesgo, Cortolima y otras entidades -explica Arley Beltrán-; esperamos que se pueda solucionar pronto de alguna manera, porque el 80 por ciento del sistema de alcantarillado ya colapsó y cada vez se ve más cerca una emergencia que podría ser lamentable”.

Según el Alcalde, para reubicar al municipio se necesitan 112 hectáreas.
Por ahora, hay un plan de utilizar un predio más pequeño que sería donado por el Ejército, pero aún no se ha concretado ese paso.

El Concejo Municipal de Villarrica trabaja en el Esquema de Ordenamiento Territorial (EOT) para declarar un lote como zona urbana y que se inicie el traslado de las familias.

“Lo importante es salvar vidas humanas -señala Beltrán-; hemos escrito para que conozcan la problemática y nadie responde, con los recursos del municipio no se lograrían reubicar ni 10 familias”.

Para mitigar los riesgos, el SGC propuso dos obras que tendrían un costo de 130.000 millones de pesos, pero desde la gobernación tolimense manifiestan que todos esos recursos no se encuentran en las arcas departamentales.

No obstante, muchos habitantes de este colorido municipio han aprendido a ver las grietas como parte del paisaje de esta población ubicada a 115 kilómetros de Ibagué, por lo que muchos no se quieren mover, pues creen que si no ha pasado nada en los últimos 15 años, difícilmente pase ahora.

Es una de las razones por las que Edinson Andrés Molina, del barrio Gaitán, cree que el proyecto de reubicar el municipio sería un proyecto largo y tedioso para la población.

Él, que lleva 41 años viviendo de la construcción en este municipio de calles destapadas y rodeado por el verde de las montañas, considera que se debe tener mayor presencia de las autoridades para que realicen las tareas de mitigación necesarias en lugar de mover a toda una población que se acostumbró a vivir con el temor de desaparecer.

“Nosotros hacemos un llamado al Gobierno para que haya mayor presencia de entidades -dice Molina-; se espera un mejoramiento del plan maestro de alcantarillado. No es tanto oponerse a la reubicación, lo que el Gobierno debe hacer es obras de mitigación. Consideremos que esto es imposible de reubicar, pero es que el Estado tampoco le ha prestado atención”.

Carlos Quiroga, director departamental de Gestión del Riesgo en Tolima, asegura que el trabajo en este municipio se viene realizando de manera rápida para evitar tragedias.

Villarrica

En el municipio llevan 12 años escuchando que los van a reubicar.

Foto:

Archivo particular

“Las 88 viviendas en riesgo inminente se deben trasladar cuanto antes -asegura Quiroga-, pues en esta temporada del año, las lluvias golpean más fuerte y no podemos esperar a que pase algo grave. Todas las acciones que estamos realizando están enfocadas a evitar una tragedia, muchas personas no aceptan los subsidios de vivienda, cinco personas han accedido, pero hay gente que no quiere abandonar sus viviendas”.

La tierra se sigue moviendo. Cada vez las grietas se hacen más grandes, pero a la población no parece ya importarle, pues desde hace 12 años vienen escuchando que serán reubicados.

Autoridades hablan de constantes esfuerzos para conseguir el objetivo, pero advierten que el Gobierno debe atender el tema económico del traslado. Mientras tanto, la lluvia sigue cayendo y el tiempo se hace cada vez más corto.

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de Nación
EL TIEMPO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA