Otras Ciudades

Las calles, el nuevo ‘hogar’ de los que llegan al oriente del país

La Alcaldía de Cúcuta aseveró que alrededor de 1.000 migrantes duermen en 'cualquier lugar'.

Venezolanos en Cúcuta

La Alcaldía de Cúcuta estima que unos 1.000 venezolanos duermen en las calles de esta ciudad.

Foto:

Carlos Garcia Rawlins / Reuters

03 de febrero 2018 , 11:37 p.m.

Los andenes y las calles del sector de La Parada, a pocos metros del puente Simón Bolívar, en Norte de Santander, se han convertido en improvisados dormitorios a cielo abierto para muchos migrantes que decidieron cruzar la frontera, arrastrados por el deterioro político y social que se vive en Venezuela.En los últimos meses, el drama de esta población flotante, que se agolpa en el borde natural de Colombia y Venezuela, se ha convertido en paisaje cotidiano de Cúcuta y Bucaramanga.

No obstante, el paso de muchos de estos ciudadanos provenientes del país vecino es transitorio. Ese es el caso de Estela López, quien llegó a este tramo de la línea divisoria procedente de Mérida, con la ilusión de atravesar el país con sus dos hijos, pernoctar unas noches en Ipiales, Nariño, y llegar a Ecuador.

“Dejar mi hogar y una parte de mi familia ha sido muy duro. Acá apenas comienza un largo viaje que muchos conocidos han hecho y que siempre padecen condiciones de dificultad y hambre. Pero no importa, porque cuando uno llega acá siente que la esperanza resucita”, relata la mujer de 39 años.

Estela ocupará este fin de semana el primer hogar de paso instalado en un colegio de Villa del Rosario, luego de que el viernes en la tarde la Cancillería confirmó la habilitación de este lugar, en el cual podrá brindarse cama y un plato de comida a unas 100 personas.

La atención que se prestará en este hogar de paso solo podrá ser requerida por los ciudadanos de otros países durante 48 horas.

Al igual que Estela, unos 616 migrantes optaron por ocupar semanas atrás una cancha en Cúcuta para levantar un albergue improvisado, que fue conocido popularmente como Hotel Caracas. Debido a la situación humanitaria que desencadenó esta aglomeración de personas, la Alcaldía emprendió operativos de desalojo y limpieza para recuperar la tranquilidad del sector.

“Le estamos solicitando apoyo al Gobierno para que diseñe una política de atención y enfrentar esta problemática, que es producto del fenómeno migratorio”, explicó Mauricio Franco, secretario de Gobierno de Cúcuta.

La Alcaldía aseveró que alrededor de 1.000 migrantes –entre niños, mujeres, hombres y adultos mayores– duermen en la calle, en la terminal de transportes, en algunos sectores del centro y en barrios aledaños al puente Francisco de Paula Santander, que comunica la capital nortesantandereana con la población venezolana de Ureña.

Por su proximidad con Cúcuta, Bucaramanga se ha convertido en otro punto de llegada de estos caminantes, donde la Personería ya contabiliza a unos 35.000 venezolanos.

Muchos de ellos han llegado a la capital santandereana luego de recorrer un largo viaje a pie desde la frontera, unos 189 kilómetros.

En un compromiso con la Procuraduría, la Alcaldía y la Gobernación estudiarán si pueden adecuar hogares de paso en algunos de sus predios. Sin embargo, solo funcionarían si el Gobierno lo determina así en los lineamientos que se están construyendo.

Esta semana, el alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, envió una carta al presidente Juan Manuel Santos para solicitar que se definan acciones humanitarias contundentes y ofrecer respuesta a la población venezolana, así como a los colombianos.

“No es aceptable dejar la situación en manos del azar, la caridad o la improvisación aislada de las entidades territoriales. Este es un asunto de Estado y debe abordarse con seriedad en toda su complejidad, incluyendo el plan de soluciones a los venezolanos que ingresaron regular e irregularmente”, precisa el documento.

Para los líderes gremiales, la situación que se vive a causa de la migración masiva le está restando competitividad a la región, está deteriorando la calidad del empleo y tiene incidencia en el incremento de las cifras de inseguridad.

“Esta es una problemática que hay que atender porque no se pueden desconocer las consecuencias que trae para la ciudad”, señaló Juan Camilo Beltrán, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

CÚCUTA Y BUCARAMANGA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA