Otras Ciudades

Con tambores y baile, Gamero despidió a Magín Díaz

La despedida fue en tono de fiesta pagana: a ritmo de Bullarengue, como gustaba al autor de 'Rosa'.

Con tambores y baile, Gamero despidió a Magín

Rafael Cassiani, voz líder del Sexteto Tabalá, fue uno de los invitados a cantar en la despedida de Magín Díaz.

Foto:

Yomaira Grandett/ EL TIEMPO

15 de diciembre 2017 , 04:47 p.m.

“La música y la danza... todo eso es muy bueno, pero hay que practicarlo bastante. Todos los días hay que cantarle a la vida": Magín Díaz.

Gamero, el pueblo negro escondido en las faldas de los Montes de María, despidió este jueves a uno de sus hijos más ilustres, aunque también más olvidados: Magín Díaz.

El cantautor, de 96 años, fue sepultado en su pueblo natal en medio de lágrimas, llanto y baile. La marcha fúnebre, que había partido de Cartagena, pasadas las 9 de la mañana, arribó a Gamero a las 11:30 a.m. Allí la esperaba un centenar de personas, quienes corearon las canciones más populares del artista bolivarense.

Muchos hombres de blanco y con sombrero de cañaflecha y las mujeres con polleras de colores vistosos. Tal y como se usaban en los años 30 del siglo pasado, cuando los ingenios azucareros de la región montemariana recibieron a cientos de cubanos que trajeron el Son. Esa música que le revolvió la cabeza al entonces joven Magín, quien la tomó como proyecto de vida.

Despedida a Magín Díaz

Los jóvenes le rindieron homenaje con los festivos disfraces del son de negros.

Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Los jóvenes rindieron homenaje con los festivos disfraces del son de negros. La pequeña parroquia de San Agustín, con sus bancas de madera y plástico, no dio abasto. Parecía como si todo el pueblo se hubiera metido para presenciar el último adiós al autor de 'Rosa', la canción que hizo internacional Carlos Vives.

El féretro de Magín al centro, y cubierto de flores blancas, a la izquierda los músicos del Sexteto Tabalá, con la voz líder de Rafa Cassiani. 

"Yo no quiero que me quieras más... yo no quiero que me adores más", cantó Rafa, quien no pudo sostener las lágrimas al despedir al amigo con el que tantas veces compartió tarima y parranda.
#Galería Así le dieron el último adiós a Magín Díaz en su natal Gamero, Bolívar

"Cuando un hombre se va y deja tanta obra, tanto folclor, entonces nunca murió", aseguró el maestro Rafael Cassiani.

Cuando un hombre se va y deja tanta obra, tanto folclor, entonces nunca murió

Durante más de 40 minutos, una fila de cantadoras y de cantores improvisados y jóvenes talentos le cantó a Magín.

"Soñé que Magín me daba un beso, lo soñé…", versó Pabla Flores, una de las cantadoras más representativas de Gamero.

Mientras en la pequeña iglesia de San Agustín familiares y amigos ofrendaban la última misa al maestro Díaz, afuera la despedida era en tono de fiesta pagana: tambora y baile a ritmo de Bullarengue... como le gustaba al maestro.

"... Apila el arroz mamita, apila el arroz...", cantaba cualquier mujer, acompañada de tamboras, mientras la gente bailaba.

"El bullarengue se baila suelto, aunque con pareja. Hay un tipo de bullarengue que es sentado, ese es como triste y con cantos largos, pero también está la chalupa que es alegre y llama a bailar", dice Sandri Acosta, líder el proyecto Red Antorcha, que reúne a varios niños y jóvenes del pueblo que luchan por los valores folclóricos y artísticos de su territorio.

Despedida a Magín Díaz

Ubicado en Bolivar, entre las faldas de los Montes de María, el municipio de Gamero despidió a uno de sus hijos más ilustres, al gran Magín Díaz.

Foto:

Yomaira Grandett / EL TIEMPO

Una vez terminaron los actos culturales y la celebración eucarística dentro de la humilde parroquia, el cortejo fúnebre llegó hasta la casita rosada con tejas donde pasó sus últimos años el maestro Díaz.

"Se nos fue el gran artista, pero nunca olvidaremos que nos dejó un Premio Nacional Vida y Obra del Ministerio de Cultura, y un Latin Grammy. Un hombre que sin mucha fama hizo grande el folclor costeño", sumó el maestro Óscar Noriega el escultor del cuadro en alto relieve que a partir de ahora reposará en la casa del artista y que fue donado por la Gobernación de Bolívar.

En horas de la tarde, en una ceremonia privada, familiares y amigos le rindieron un último adiós en la casa del artista, un hombre humilde que en la soledad de sus últimos años pasaba las tardes donde sus sobrinos, quienes lo acompañaban en sus cánticos melancólicos.

"Nos deja 'El Orisha de la Rosa', su último trabajo donde está acompañado de grandes de la música colombiana como Carlos Vives, Bomba Estéreo, y otros grandes artistas, un merecido homenaje", agregó el escultor Noriega.

Magín Díaz había fallecido en Las Vegas (EE.UU) a los 96 años, el pasado 29 de noviembre. Su música vivirá por siempre. En Gamero solo bailarán a ritmo de tambora y Bullarengue.
  
JOHN MONTAÑO
Enviado Especial de EL TIEMPO
GAMERO (BOLÍVAR)
En twitter: @PilotodeCometas

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA