Otras Ciudades

Los seis últimos casos de abusos a turistas en playas de Colombia

Para evitar estos tratos, en Cartagena implementaron unidad especial de protección a turistas.

Playas de Cartagena

 

Foto:

Yomaira Grandett/ El Tiempo

12 de julio 2018 , 06:04 p.m.

No son pocas las historias de turistas que visitan destinos como Cartagena o Santa Marta y, sin mucho control, terminan siendo estafados por comerciantes bien sea en el transporte, en la playa, en precios de la comida o de otros implementos.

De hecho, un reciente estudio de la Universidad de Cartagena asegura que el 40 por ciento de los turistas que arriban a la ciudad se siente vulnerados y/o acosado por los comerciantes locales.

Precisamente para proteger a los turistas de estafas y engaños, en Cartagena comenzó a funcionar el 'Bloque de Búsqueda contra el abuso a los turistas por parte del comercio', un grupo élite conformado por Policía Nacional y personal del distrito de Cartagena que se ha propuesto defender los derechos de los turistas y protegerlos de comerciantes estafadores en playas y lugares públicos.

Aquí, un recuento de los casos más sonados de abusos a turistas en lo que va del año:

Turistas en Cartagena fueron agredidos tras negarse a pagar masaje: en abril de este año, una familia bogotana que estaba en Cartagena fue víctima de un abuso en el precio de un masaje que era, además, "de cortesía". Una masajista se ofreció a dar una "pruebita" a una mujer de 80 años, pero luego le intentó cobrar $ 30.000, como la mujer se negó se formó una discusión tras de la cual la familia accedió a pagarle solo $10.000 pesos por el masaje. No obstante, uno de los vendedores ambulantes que presenció la discusión le arrojó una silla en la cabeza a una de las turistas y cuando sus familiares intentaron defenderla, un vendedor le tiró una piedra en el ojo a otro de los turistas.

La 'pruebita' de masaje que le costó $450.000 a unas chilenas: en mayo, mientras tres turistas chilenas disfrutaban de la playa de Bocagrande, en Cartagena, unas masajistas se les acercaron y ofrecieron sus servicios. De acuerdo con las turistas, sin que ellas aceptaran las masajistas comenzaron a darles una "pruebita" que no duró ni 5 minuto tras de los cuales les dijeron que el total era de 450.000 pesos. Las autoridades conocieron del caso y lograron identificar a las masajistas, quienes tuvieron que devolver el dinero.

$100.000 por cuatro cervezas en Islas del Rosario: en junio, un grupo de estadounidenses fue víctima de cobros excesivos mientras visitaban las Islas del Rosario, en Cartagena. Contrataron una lancha privada para llegar al lugar, ya se llevaban su propia comida, en la playa Agua Azul solo pidieron cuatro cervezas, cuyo valor, según los precios establecidos era de $8.000 pesos por cada bebida.

La sorpresa llegó cuando les dijeron que la cuenta era de $100.000 pesos, por el uso de las mesas y las sillas, sin que previamente les informaran al respecto.

Ocho cocteles por $600.000: pocos días después del incidente de las cuatro cervezas en 100.000 pesos, otros turistas estadounidenses vivieron una historia parecida en Bocagrande, Cartagena. A los visitantes les pretendían cobrar 600 mil pesos por ocho cocteles de piña colada, dos mojitos, una cerveza, una gaseosa y el uso de un parasol en las playas de Bocagrande, en Cartagena.

La cuestión era que, según los precios de los productos, la cuenta no debería sumar más de 300 mil pesos. Finalmente lograron acordar en 320 mil pesos el pago a los comerciantes estafadores.

Precios excesivos por platos de comida en Santa Marta: en julio, se conoció la denuncia de que en un restaurante llamado 'Delicias del mar' había productos con valores excesivos, para tratarse de un restaurante informal, se pudo conocer que el valor de unas huevas de pescado era de $90 mil, cazuela de mariscos a $70 mil y un arroz de mariscos $60 mil.

Al día siguiente de conocerse la denuncia, las autoridades cerraron este establecimiento.

Más de $500.000 por dos platos de comida en playa Blanca: el caso más reciente que se ha conocido es el de dos turistas argentinas a las que les cobraron 525.000 pesos por un servicio de alimentación. Según comentaron, el hombre que las atendió les dijo que les iba a hacer "una atención", pero luego les cobró la extravagante suma.

Las turistas denunciaron lo sucedido y pocos días después recibieron, de mano de las autoridades, el dinero que les habían arrebatado los estafadores. Este fue el primer caso resuelto a favor de turistas gracias al 'Bloque de Búsqueda contra el abuso a los turistas por parte del comercio', instaurado por las autoridades de Cartagena.

NACIÓN

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA