Otras Ciudades

UAM tendría su segundo edificio inteligente en diciembre de este año

Amigable con el medio ambiente y con tecnología de punta, será la etapa II del bloque Fundadores.

Edificio Fundadores Universidad Autónoma de Manizales

El auditorio Fundadores está cubierto por 400 metros cuadrados de terrazas verdes que contribuyen a regular su temperatura sin usar aire acondicionado.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

05 de mayo 2017 , 05:30 a.m.

En diciembre de este año estaría listo el segundo edificio inteligente de la Universidad Autónoma de Manizales (UAM) que, se espera, será incluso más novedoso que el primero.

El factor diferenciador entre la segunda etapa del bloque Fundadores, que ya está en cimentación, será la obtención de parte de la energía necesaria para su funcionamiento por medio de paneles solares. “Estamos en todos los análisis para hacerlo posible. Es un proceso que va muy avanzado”, anuncia el vicerrector administrativo y financiero de la UAM, Carlos Eduardo Jaramillo.

Por lo demás, la nueva construcción compartirá otras características de la primera, que entró en funcionamiento en 2015, por ejemplo, como el primer edificio universitario del país con sistema de aislamiento base para sismorresistencia. Es decir, que tiene unos “deslizadores” en sus cimientos para que, en caso de un movimiento telúrico, se desplace en bloque y sea más seguro.

Otros aspectos que hacen inteligentes a estas dos etapas de construcción tienen que ver con más beneficios medioambientales: la ausencia de pinturas exteriores, la recolección de lluvia para abastecer sanitarios y regar jardines y los leds para la iluminación.

El auditorio principal se destaca, además, por no usar aire acondicionado. La regulación de su temperatura se logra con dos factores. El primero, los 400 metros cuadrados de terrazas verdes sobre él que, al reducir el impacto directo de los rayos solares sobre el techo bajan 2 grados centígrados el termómetro. Segundo, la ventilación con un sistema de vanos que hacen circular el aire por principios de la física.

La idea es crear espacios cómodos, pero mediados por la tecnología y amigables con el medio ambiente.

También se destaca el uso de la tecnología con diferentes propósitos. Por un lado, para enfrentar posibles emergencias, con un sistema de detección y extinción automática de incendios. Pero además, para labores cotidianas, como el acceso a los salones controlado a través de tarjetas inteligentes o el encendido y apagado de luces con sensores de movimiento.

Jaramillo destaca que la intención que tiene la universidad con este tipo de construcciones es crear “espacios cómodos, pero mediados por la tecnología, amigables con el medio ambiente y que permitan innovaciones educativas que faciliten el aprendizaje”.

El primer edificio tiene 6.600 metros cuadrados y hacerlo costó 11.500 millones de pesos. El segundo, con una inversión de 5.600 millones, tendrá un área cercana a 2.800 metros cuadrados y, además, la institución ya prepara otras obras para años próximos.

El vicerrector considera que, en este caso, la rentabilidad no se mide en dinero. “Probablemente esos recursos se recuperen en mucho tiempo. Pero somos una entidad educativa, tenemos que mostrarle a la sociedad todas estas alternativas”.

MANIZALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA