Otras Ciudades

Diez años después, se reactiva cosecha de sal indígena en La Guajira

En Manaure, esperan producir en  cuatro meses 60 mil toneladas de sal artesanal.

sal en la guajira

En Manaure un 70 por ciento de la población depende de las salinas. Unas ocho mil familias dependen directa o indirectamente de la producción de sal.

Foto:

Eliana Mejia

06 de febrero 2018 , 11:13 a.m.

Luego de 10 años, dos mil familias indígenas wayú centran sus esperanzas económicas en la reactivación de la charca de Shorshimana, con la cual esperan producir, en un término de cuatro meses, unas 60 mil toneladas de sal artesanal.

La reactivación de esta charca, de unas 40 hectáreas, se logra luego de un proceso liderado por la Asociación Waya Wayú y la empresa Big Group, que opera las Salinas de Manaure, encargada de entregar la salmuera para la cristalización del producto.

De acuerdo a lo señalado por Arlenis Alvarado, representante legal de la Asociación Indígena Waya Wayú, “llevábamos 10 años sin trabajar y sin explotar las charcas que son nuestro sustento”.

Eduardo Luis Uriana, miembro del Consejo Consultivo de Waya Wayú, señala que “ha sido un proceso duro de choques entre la misma comunidad, lo que no ha permitido que nosotros mismos progresemos. Hoy, después de tanta lucha, pelea, paro, lagrima y hambre ha tenido su fruto”.

Llevábamos 10 años sin trabajar y sin explotar las charcas que son nuestro sustento

Shorshimana es una charca ancestral que anteriormente se llenaba de forma natural. “Hoy estamos celebrando el llenado de las charcas. Con lo que estamos haciendo, las familias van a comenzar a tener un ingreso en los próximos cuatro meses. Estas charchas se manejan por cuadros, en donde cada familia tiene un cuadro, cosecha su sal y la vende. Hay un trabajo en conjunto comunidad-empresa que nos traerá un resultado positivo”, sostuvo Ernesto De Luca, presidente de Big Group.

De Luca agregó que “este es un aporte como labor social que hacemos nosotros para con las familias indígenas, que tienen una necesidad mucho mayor de la que pueda tener cualquiera. Les damos la salmuera, ellos la cosechan y nosotros se las compramos, lo que permite que el certificado de origen se formalice”.

Durante varios meses, los hijos, sobrinos y familiares de los dueños de charcas, vienen trabajando en su rehabilitación, por lo que fue necesario la utilización de varias máquinas amarillas adscritas a la oficina de Coordinación de Gestión del Riesgo y Desastres departamental.

Manaure

En Manaure, un 70 por ciento de la población depende de las salinas.

Foto:

Carlos Capella/EL TIEMPO

Esta reactivación se viene programando desde hace tres años por parte de la comunidad y la empresa Big Group, con el propósito de incentivar la economía y de alcanzar un sello verde. Al tiempo, con Cisal y el Sena se viene desarrollando un proyecto de sal artesanal gourmet para un piloto de unas 15 toneladas, que busca la transformación del producto.

“Esta cosecha es motivo de desarrollo y economía para el municipio de Manaure, en donde cada familia se va a favorecer con esta explotación”, sostuvo Aldemar Ibarra, alcalde del municipio.

En Manaure, un 70 por ciento de la población depende de las salinas. Unas ocho mil familias dependen directa o indirectamente de la producción de sal.

Igualmente, por falta de agua potable, seguridad alimentaria y fuentes de empleo, Manaure tiene el mayor registro de menores muertos por problemas de desnutrición, en el departamento. 

ELIANA MEJÍA
Para EL TIEMPO
LA GUAJIRA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA