Otras Ciudades

Sigue pugna entre Nariño y la Nación por fumigaciones con glifosato

En medio de discusión, Policía detectó 5 toneladas de coca en bodega oculta de 'Guacho', en Tumaco.

Camilo Romero, gobernador de Nariño

Camilo Romero, gobernador de Nariño.

Foto:

Rodrigo Sepúlveda / EL TIEMPO

01 de julio 2018 , 10:11 p.m.

El desacuerdo entre el gobernador de Nariño, Camilo Romero, y el Gobierno sigue por la decisión de este último de reiniciar las fumigaciones de cultivos de uso ilícito con glifosato, con la que, en palabras del mandatario, “traerán la contaminación de los ecosistemas y eventuales secuelas en la salud de los campesinos”.

Tras el anuncio de esa estrategia para erradicar los cultivos de coca que incluye el uso de drones, Romero afirmó también que la mirada internacional debe pasar “del estigma contra las regiones productoras a medidas contundentes en los países consumidores”.

“Si van a insistir, con fumigación les va pasar lo que ocurría en el pasado, reducían las cifras de manera momentánea y acababan con la vida en todas sus formas”, enfatizó Romero, tras afirmar que con esta estrategia, más de 50.000 familias, que se dedican a la actividad en Nariño, se van a trasladar hacia otros territorios a resembrar. “Hay que entender que se requiere una salida estructural ante un problema social y no exclusivamente criminal”, agregó.

No obstante, el Gobierno Nacional anunció a Romero que ya existen 10 drones listos para operar en Nariño, Caquetá, Putumayo, Meta y Guaviare.

El mandatario regional insiste en su postura, incluso, luego de la visita a Nariño del vicepresidente de la República, general (r) Óscar Naranjo, quien el jueves pasado asistió a la instalación de la Comisión Intersectorial de Alto Nivel de la costa Pacífica nariñense.

Durante la visita de Naranjo se inauguró el Centro Regional de Atención a Víctimas de Tumaco, que aspira a atender a más de 100.000 afectados de la violencia de ese municipio que sigue siendo la zona del país con más sembrados ilegales. Fue en área rural de Tumaco, donde, el viernes, la Policía descubrió una bodega subterránea con cinco toneladas de cocaína, pertenecientes a Wálter Arizala, alias Guacho, disidente de las Farc.

El gobernador también dijo que la sustitución voluntaria de cultivos, que se puso en marcha en Nariño y otras regiones del país, no prosperó porque fue desfinanciada y no respondió a las expectativas de campesinos, indígenas y afros.

En el último informe de Estados Unidos, Colombia pasó de 188.000 hectáreas sembradas de coca en el 2016 a 209.000 en el 2017.

PASTO

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA