Otras Ciudades

Las discordias de la cárcel La Concordia

Líder de Combia baja, en Pereira, dice que seguirán dando la pelea para evitar que se construya.

El Pílamo sigue 'preso' en polémica por construcción de cárcel

Esta es la entrada al lote donde se construirá la cárcel de El Pílamo en el corregimiento de Combia baja, en Pereira.

Foto:

Alexis Múnera

27 de marzo 2017 , 12:13 p.m.

La líder de la fundación Combia Comvida, María Teresa Gutiérrez, afirma que el caso de la construcción de la cárcel de El Pílamo –ahora llamada La Concordia– en Pereira, es similar al del lote del batallón San Mateo, en la misma ciudad, “pero la gente como cree que eso es en China”.

Agrega que a la polémica del destino que tendrá el lote que hoy ocupa dicha unidad militar, luego de que la trasladen a La Virginia (Risaralda), le hacen hasta foros, como el del viernes pasado, que promovió la Cámara de Comercio, pero lo de la cárcel no parece interesar mucho.
La similitud de los dos casos radica en que desde Bogotá proponen que hacer en los lotes del San Mateo y El Pílamo. 

En el primero, la Agencia Nacional Inmobiliaria Virgilio Barco Vargas, una entidad estatal, plantea la construcción de 8.147 viviendas, que ocuparían cerca de la mitad del predio de 96 hectáreas, para financiar la ejecución del nuevo batallón, aunque el anhelo de buena parte de los pereiranos es que allí haya un gran parque.

(También: Saquear tiene que dejar de ser buen negocio)

En El Pílamo, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), que construye infraestructura para el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), hará una cárcel de mediana seguridad en una de las despensas agrícolas de Pereira, ya afectada por la presencia del relleno sanitario La Glorita, industrias, canteras y hasta porcícolas.

El jueves pasado, la directora de infraestructura de la Uspec, María Liliana Vargas, atendió la invitación de los diputados de Risaralda, quienes querían conocer en qué va el proyecto de la cárcel, debido a que pasa el tiempo y no se sabe nada.
Pues Vargas sorprendió a los diputados y a los representantes de la comunidad de Combia baja que, como Gutiérrez, estaban en el recinto de la Asamblea.

En primer lugar, Vargas dijo que el Eron (Establecimiento de reclusión del orden nacional) Pereira ya no se llamará El Pílamo sino La Concordia y, en segundo lugar, que las obras comenzarán en julio próximo y que los 150 mil millones de pesos que vale construirlo ya están garantizados.

Tras la reunión con la delegada de la Uspec, Gutiérrez quedó intranquila.
“Fue muy duro, pero no por eso vamos a dejar de seguir insistiendo. Tenemos que seguir haciendo respetar la región y a una comunidad que ha sido vulnerada en sus derechos ambientales y como ciudadanos”, señaló la líder.

Gutiérrez se apartó de lo que dicen algunos diputados y el propio gobernador de Risaralda, Sigifredo Salazar, de que ya es imposible dar marcha atrás y que toca hacer la cárcel.
“Vamos a seguir dando la batalla y pegados de aspectos serios como la vía de acceso a la cárcel, que según la delegada de la Uspec, le corresponde al Municipio de Pereira porque a esta solo le toca hacer la cárcel”.

Y es que, hasta el momento, se creía que, por tratarse de una cárcel regional, es a la Gobernación a la que le corresponde apoyar a la Uspec. “¿Quién financiará la vía, que cuesta mucho? ¿Los pereiranos, con sus impuestos?”, preguntó la líder.

(Además: Alerta por hacinamiento carcelario en Bucaramanga)

Sin embargo, la delegada del Uspec dijo que “todos los trámites (para el proyecto) se han iniciado” y en el caso del servicio de acueducto, que es otra de las preocupaciones porque la cárcel tendrá capacidad para 1.500 internos, aseveró que la Uspec “asumirá el costo de los 13 kilómetros de la línea de conducción siempre y cuando sea exclusiva para el uso de la cárcel”.

Vargas agregó que la Uspec cuenta, además, con un permiso de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda (Carder) para hacer una exploración de pozo profundo para aguas subterráneas.

Pero no solo los cerca de 13 mil habitantes de Combia baja tienen dudas acerca del proyecto.
Curiosamente, las alberga quien hace unos meses le pedía al Inpec y la Uspec “celeridad” en la construcción de la cárcel, el secretario de Gobierno de Risaralda, Julio César Londoño.

El funcionario admitió que se quedó con varias preguntas en aspectos cruciales e, incluso, hizo un llamado a la opinión para que constituya una veeduría al proyecto. “Me parece importante que no pase lo que ha sucedido con otros Erones, que se demora su ejecución, así como los materiales que se usarán”, dijo.

PEREIRA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA