Otras Ciudades

'Piratas de la carne', una amenaza contra la economía y la salud

Delito del carneo azota a ganaderos del Meta y cada mes deja pérdidas por 1.000 millones de pesos.

Al mes los delincuentes están sacrificando unas 600 reses en el Meta.

Al mes los delincuentes están sacrificando unas 600 reses en el Meta.

Foto:

HERNANDO HERRERA

27 de febrero 2017 , 09:45 a.m.

Desde hace unos cuatro meses los ganaderos del Meta andan con un sentimiento de rabia, impotencia y frustración porque los delincuentes se les están metiendo a sus fincas de día y de noche a sacrificarles sus animales para luego comercializar la carne de forma clandestina e ilegal.

Se llevan brazos, piernas, lomos y lo que sean piezas importantes y dejan tirado en el pasto un reguero de sangre, cuero, cabeza, cachos, patas e intestinos.

En la ruta criminal de los delincuentes han caído varios animales cuyo valor podría estar entre los 40 y 70 millones de pesos por ser toros de alto valor genético y vacas lecheras que no se pueden recuperar y que afectan la economía de los productores de ganado.

Según Eduardo Arias, gerente del Comité de Ganaderos del Meta, el delito ha crecido tanto que ya los ganaderos hablan de que en el Meta cada mes se están sacrificando de manera ilegal y clandestina unos 600 reses que dejan una afectación económica cercana a los 1.000 millones de pesos.

A un ganadero este año le han matado cinco animales, entre esos una vaca lechera y un toro de 40 millones de pesos, aquí en las afueras de Villavicencio.

Jaime Bernal, ganadero del Meta, dice que le han matado siete vacas en el último mes y que son vacas de 5 millones de pesos porque son productoras de leche. “Uno lo que siente es que el ganadero está llegando a un punto donde ya está cansado de soportar todo lo que está pasando y es por eso que le pedimos al Gobierno ayuda para que podamos defender nuestra propiedad y tener el ganado tranquilamente”, dijo.

Sin castigo ejemplar

Varios ganaderos consultados por Llano Sie7edías señalaron que el problema de que haya aumentado el carneo es que la ley es muy laxa con los delincuentes porque a los dos días de haberlos capturado los deja en libertad por ser un delito menor y porque “no representan un peligro para la sociedad” y si no se castiga el delito, pues es una invitación para que muchos se animen a practicarlo.

Consultados sobre cuál podría ser una de las razones para que haya sacrificio ilegal, señalan que “con los controles a los mataderos o plantas de sacrificio se volvió un lujo comer carne en los municipios porque les toca llevar la res para sacrificarla a Villavicencio, Restrepo, Granada, Guamal o Acacías y luego traer la carne en canal refrigerada, lo que sube costos y el precio de la carne”.

Esa situación está generando un mercado negro dominado por un cartel o una red de ‘piratas de la carne’ que se lucran con la venta ilegal y clandestina y que no cumple con los requisitos sanitarios porque viene de animales sacrificados en condiciones precarias e insalubres, sin el aval de las autoridades sanitarias.

Un documento oficial de la Secretaría de Salud del Meta conocido por Llano Sie7edías dice que “el limitado número de plantas autorizadas para el sacrificio y faenado de bovinos y porcinos, hace que se aumente el sacrificio clandestino e ilegal y que “la situación económica de la población, junto con el bajo nivel de autocuidado de la comunidad, garantizan el mercado de carne obtenida en condiciones insalubres”.

No se pone en marcha el control

En noviembre de 2015 en un decreto que firmó Alan Jara se creó el Comité para la Inspección, Vigilancia y Control de la carne y los productos cárnicos comestibles del Meta.

El fin era que se formulara y ejecutara un plan de acción inspección, vigilancia y control de la carne y de los productos de las especies destinadas para el consumo humano, pero quince meses después ese Plan de Acción aún no se ha hecho.

El comité lo integran el ICA, Invima, Cormacarena, la Policía Meta, Policía Metropolitana, Secretarías de Gobierno, Desarrollo Agroeconómico y Salud del Meta, así como los secretarías de Salud de Villavicencio y Acacías.

Dentro de las funciones del comité está la de establecer mecanismos y estrategias de coordinación interinstitucional e intersectorial para desestimular el sacrificio ilegal de animales y hacer cumplir las normas que prohíben la mencionada actividad y que restringen la distribución y comercialización de la carne obtenida en esas condiciones pero, según las mismas secretarías de Salud del Meta y de Villavicencio, eso está en proceso de elaboración.

La Secretaría de Salud de Villavicencio señaló que está en proceso de nombramiento de los técnicos de saneamiento y del director de la Unidad de Saneamiento Ambiental.

'No hay compromiso para hacer cumplir la ley'

Para muchos ganaderos la problemática se agudiza debido a que no hay una autoridad sanitaria visible que haga cumplir las normas. “Hay negligencia de las autoridades locales y las alcaldías no vigilan”, dicen.

Una autoridad sanitaria que prefirió la reserva, señaló que “los alcaldes no tienen el compromiso para hacer cumplir la ley ni para vigilar que no se esté sacrificando animales en sitios distintos a los plantas de sacrificio”.

Precisó que las Unidades de Saneamiento Ambiental de Villavicencio y del Meta no tienen la suficiente fuerza ni las herramientas para actuar y que se necesitan técnicos de saneamiento más fuertes que puedan verificar el transporte de los animales, la remisión de planta para proceder a decomisos y judicialización.

Dijo que hay debilidades en la formación jurídica de los técnicos de saneamiento y que les falta acompañamiento de los abogados porque los viven amenazando y demandando, lo que genera cierto temor porque hay una vulnerabilidad ante los infractores sanitarios.

Alfonso López, presidente de Corcebullanos, dijo que entre las autoridades hay una desarticulación institucional y no hay trabajo interdisciplinario. “Lo que veo es que ha hecho mucha falta la autoridad sanitaria municipal o la Unidad de Saneamiento que inspecciona los expendios y los mataderos”.

Precisó que los ganaderos se quejan mucho y que hay que poner de su parte.

“No debemos esperar a que los cuerpos del Estado nos solucionen todos los problemas, porque nosotros debemos de alguna manera ser partícipes de la solución. Para ello sería bueno unirnos y formar una red de apoyo entre instituciones del Estado y ganaderos con radios de comunicación para alertar sobre el peligro”, dijo.

Consumidor debe cuidar su salud

Para el coronel Nicolás Zapata, comandante de la Policía en el Meta, el tema del abigeato y el carneo es una amenaza para los ganaderos, pero aseguró que están trabajando y que se han incautado 380 kilos de carne de dudosa procedencia.

Reiteró que lo que le gente debe hacer es comprar la carne en sitios de confianza y no dejarse influenciar por el precio más bajo porque seguro podría estar llevando a su casa carne sin las garantías sanitarias.

“Lo que hay que hacer es una campaña para que la gente y los comerciantes de expendios, restaurantes y hoteles entiendan que no pueden estar comprando y patrocinando esa carne que llega sin los certificados y las garantías sanitarias porque así fortalecen el delito del carneo”.

Las autoridades denunciaron que la red de delincuentes es amplia y tiene infiltrados porque cada vez que van a hacer un operativo les avisan a los expendedores para que escondan la carne producto del delito.REDACCIÓN Llano Sie7edías
Rubrom@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA