Otras Ciudades

Chocó vuelve a protestar e insiste en vías, salud y energía 

El paro cívico de este miércoles reedita las demandas que los chocoanos hicieron el año pasado.

Paro cívico en Chocó

El 24 de agosto del año pasado se llegó a un acuerdo con el Gobierno que, denuncian, se ha incumplido.

Foto:

Andrés Mauricio Mosquera / Archivo EL TIEMPO

09 de mayo 2017 , 06:12 p.m.

Este miércoles 10 de mayo se reeditará en Chocó el paro cívico que movilizó a casi 100.000 personas en agosto de 2016, según sus promotores.

No se trata solo de una manifestación a imagen y semejanza de la anterior desde el punto de vista de los mecanismos, también desde las peticiones. La novedad esta vez es la denuncia de incumplimiento de lo pactado el año pasado.

Los promotores son los mismos: el Comité Cívico por la Salvación y la Dignidad del Chocó, que desde los acuerdos del 24 de agosto pasado ha establecido mecanismos para hacer seguimiento del cumplimiento por parte del Gobierno Nacional. Para esta ocasión esperan, al menos, 70.000 habitantes.

Los 10 puntos que reclamarán en las calles coinciden con los 10 del pliego de peticiones que negociaron durante largas jornadas con representantes del Ejecutivo. El principal, y sobre el que reclaman prioridad y urgencia, tiene que ver con el estado de las vías que comunican al departamento del Pacífico colombiano con el interior del país.

En este punto en particular, aseguran que el Gobierno no ha desembolsado los 720 mil millones de pesos que prometió: 500 mil para la vía Quibdó-Medellín y 220 mil para la vía Quibdó-Pereira. De hecho, según el portal ‘Chocó 7 Días’, “la indignación del pueblo chocoano es grande porque se suspendieron los trabajos de pavimentación en el tramo El18-Ciudad Bolívar desde el 21 de diciembre de 2016”.

El reclamo, según Dilion Moreno, secretario ejecutivo del Comité Cívico, recae sobre 49 kilómetros que faltan en conexión con Medellín y 26 kilómetros con Pereira. “No estamos pidiendo las carreteras de cuarta generación, ni las vías, ni los túneles. Estamos pidiendo vías de 1G”, aseguró durante una reunión uno de los voceros del Comité Cívico. No obstante, el acuerdo logrado comprometía vigencias futuras.

La otra petición a la que los chocoanos inconformes dan carácter de urgencia está relacionada con los servicios de salud en el departamento. El mayor compromiso alcanzado fue la construcción de un hospital de tercer nivel en Quibdó, para el cual, durante los últimos ocho meses, solamente se avanzó en la consecución del lote. El Gobierno afirma que esto se debe a demoras entre la Alcaldía y la Gobernación para ponerse de acuerdo. Los manifestantes, por su parte, aseguran que no se han girado los recursos para comenzar las obras.

También acordaron el saneamiento fiscal y retorno al control del departamento del hospital departamental San Francisco de Asís, que tenía un pasivo pensional de 37 mil millones de pesos, además de un modelo de atención diferencial que entrará en funcionamiento a mediados de este año, y dos hospitales de segundo nivel para las subregiones del departamento.

Otros compromisos alcanzados en agosto y que hoy vuelven a los reclamos de la sociedad civil chocoana tocan un punto sensible del aislamiento del departamento: la interconexión eléctrica. Según Jorge Salgado, miembro del Comité, Juradó, Nuquí y Bojayá “están desligados de la red eléctrica nacional y tienen energía a base de plantas de ACPM, que tienen vida útil muy corta y producen energía muy costosa y antiecológica”.

En 2016 acordaron que la Superintendencia de Servicios Públicos haría un seguimiento riguroso a este proceso, ya que municipios como Acandí, Unguía, Medio Atrato, Alto Baudó y Litoral de San Juan también presentan deficiencias al respecto.

Según las cifras difundidas durante el paro de 2016, el Gobierno ha invertido 7 billones de pesos en ese departamento, el mismo que tiene un 62,8 por ciento de población en situación de pobreza y un 37,1 por ciento bajo la línea de pobreza extrema. Además, la cifra de desempleo del mes de marzo ubicó a Quidbó entre las ciudades con peor índice, con un 17,9 por ciento, superada solamente por el desempleo de 18,3 por ciento de Cúcuta y su área metropolitana.

Otros datos como la cobertura de internet de 2,8 por ciento, el mayor índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, con el 79,1 por ciento de la población afectada, dan cuenta del contexto en el que se dará el paro cívico que comienza este miércoles en un departamento que ha sido golpeado igualmente por la exclusión económica como por los rigores de la guerra.

Otras demandas que estarían pendientes

Voceros del Comité Cívico y miembros del Gobierno Nacional han sostenido reuniones regulares durante los últimos meses, separadas en mesas temáticas. No obstante, una de las quejas que llevó a convocar un nuevo paro cívico es que, según los primeros, el Gobierno solo les envía “funcionarios de quinta categoría”, dispuestos a dialogar, pero sin poder de decisión y ejecución.

Incluso altos funcionarios como el vicepresidente Óscar Naranjo han visitado Quibdó, sin obtener los mejores resultados en materia de diálogo y consensos sobre lo alcanzado y lo pendiente.

Como sea, las demandas de la población chocoana son tan complejas que abarcan desde reclamos porque el papa Francisco no visitará el Pacífico durante su paso por Colombia hasta peticiones de agilizar el transporte de personas enfermas que requieran ser remitidas a otras ciudades mediante aeronaves.

Un punto de polémica particular está relacionado con Belén de Bajirá, corregimiento en litigio entre Chocó y Antioquia. El compromiso alcanzado en agosto fue que el Instituto Geográfico Agustín Codazzi publicara el mapa de Chocó.

La expectativa de los chocoanos es que Belén aparezca como parte de su territorio. Sin embargo, esto no ha ocurrido, según los voceros del Comité Cívico por presiones políticas del gobernador de Antioquia, Luis Pérez Gutiérrez, sobre el Gobierno Nacional.

Además de la defensa de su territorio, el reclamo por las vías y la salud, el Comité Cívico reactivará durante el paro el reclamo de mejores en educación, deporte, cultura, políticas públicas y fortalecimiento institucional para la seguridad. Sobre estos y los anteriores ya hay terreno allanado en los diálogos anteriores, de manera que, aunque este paro se parezca mucho al anterior, se sostiene sobre el cimiento de lo acordado. Es probable que una nueva negociación se avecine.

ELTIEMPO.COM

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA