Otras Ciudades

¿Para qué han funcionado las curules Afro e Indígenas en la Cámara?

Analizamos para qué han servido. Miembros de ambas comunidades dicen necesitar más curules.

Congreso

Al Congreso llegarán representantes de las comunidades Afro e Indígena.

Foto:

Mauricio Moreno / EL TIEMPO

09 de marzo 2018 , 12:50 p.m.

Dentro de todas las curules a las que buscarán llegar muchos políticos el próximo domingo 11 de marzo, en las elecciones para el Congreso de la República, estarán las de las circunscripciones especiales Afro (2 para la Cámara de Representanes) e Indígena (2 para Senado, 1 para Cámara), comunidades con sensaciones diferentes con respecto al desempeño de los suyos en el Capitolio Nacional.

En el caso de los Afro, algunos expertos aseguran que quienes los han representado no han hecho mucho por la comunidad.

“La verdad las curules sirven, pero creo que las personas que han ocupado esos lugares, en la mayoría de los casos, han sido poco visibles”, aseguró Jesús Carabalí, profesor de Etnoeducación, de la Universidad del Valle.

Haga click en cada candidato para conocer su labor en el Congreso

El reconocido jugador de fútbol y referente de la Selección de la Selección Colombia, obtuvo la curul de comunidades afrodescendientes para el periodo 2006-2006, con casi 31 mil votos.

Durante su periodo por la Cámara, Ortiz participó en la autoría de 16 proyectos de Ley, entre ellos se encuentra uno por medio cual se buscaba establecer medidas de acción afirmativas que garantizaran la adecuada participación de las comunidades negras en los niveles decisorios de las diferentes ramas y órganos del Poder Público. La iniciativa murió antes del primer debate.

Otro proyecto que buscó institucionalizar el Festival Internacional del Currulao también fue archivado, este, después del cuarto debate en la Cámara.

La expesista colombiana, ganadora de una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000, llegó a la Cámara de Representantes por la circunscripción especial de las negritudes durante dos periodos: del 2002 al 2010.

Durante su paso por la Cámara participó en la autoría de 35 proyectos de Ley. Uno de sus proyectos principales fue el que pretendía adicionar al Código Penal y sancionar penalmente los actos discriminatorios en materia racial, nacional, cultural o étnica. Sin embargo, la iniciativa fue archivada.

También participó como autora en el proyecto de ley con el que se creó la Comisión Legal para la Equidad de la Mujer del Congreso de la República de Colombia en la que se dictaron disposiciones en torno con el fin de propender por la eliminación de las situaciones de desigualdad y discriminación para el ejercicio pleno de la ciudadanía de las mujeres, y apoyar la consecución de la paz y la justicia social.

En 2014 volvió a aspirar a la Cámara de Representantes, después de ser candidata a la alcaldía de Cali, pero solo obtuvo 1816 votos.

El exalcalde del municipio de Maria La Baja, Bolívar, miembro del Partido Afrounincca, fue escogido representante de las comunidades afrocolombianas para el periodo 2006 - 2010.

Altamar participó en la autoría de 10 proyectos de ley, uno de los más destacados fue el por medio de la cual la Nación se asocia y rinde homenaje al municipio de María La Baja en el departamento de Bolívar, con motivo de la celebración de los 475 años de su fundación. El proyecto fue archivado.

El exrepresentante fue encarcelado en mayo del 2010 por delitos relacionados con peculado por apropiación y celebración indebida de contratos, cuando se desempeñó como alcalde de Marialabaja, Bolívar.

Fue reemplazado por la periodista Alexa Valencia Quijano, quien terminó su periodo el 19 de julio de 2010.

Este Administrador de Empresas con especializaciones en Derecho Administrativo y Derecho Constitucional, originario de Timbiquí (Cauca), fue elegido representante de las negritudes en el año 2014 y participó en la autoria de 19 proyectos de ley.

Entre sus iniciativas más importantes estuvo un proyecto de ley que pretendía asegurar la protección de los derechos colectivos e individuales de la población afrocolombiana, “para el mejoramiento de sus condiciones y calidad de vida a partir de la gestión legislativa, institucional y organizativa, y el control político que realicen los congresistas afrocolombianos a través de la creación de la Comisión Legal para la Protección de los Derechos de la Población Afrocolombiana”. El proyecto fue archivado después de publicarse.

Durante su gestión también colaboró en la legislación de tres estampillas ‘Pro Universidad’: Universidad del Pacífico, Universidad del Chocó y Universidad Central del Valle.

Llegó a la Cámara de Representantes por primera vez en el año 2010 gracias a la curul para las comunidades afrocolombianas. Su ingreso estuvo marcado por 51 mil votos y señalamientos por su posible relación con "los gatos" de Magangué, grupo liderado por la empresaria hoy condenada por homicidio y paramilitarismo Enilce López.

A Acuña también se le señala de haber puesto en el congreso en la circunscripción afro en 2014 a la fallecida María del Socorro Bustamante y a Moisés Orozco Vicuña con el movimiento Ébano por Colombia.

Nacido en Albania, La Guajira, el exdiputado de la Asamblea Departamental de ese departamento y exalcalde de su municipio de origen, tras varias tutelas y batallas legales, se convirtió, desde el 25 de mayo de 2015, en el reemplazo en la Cámara de representantes de la fallecida Maria del Socorro Bustamante. Desde su llegada, ha participado en la autoría de 7 proyectos de ley, ninguno promete solucionar las principales problemáticas de las comunidades afrocolombianas a las que representa.

Tras varios procesos legales, la curul que le había sido retirada a Moisés Orozco, fue finalmente ocupada por la exreina de belleza Vanessa Alexandra Mendoza, quien llegó al puesto en Julio del año pasado con solo 563 votos y con el aval de un consejo comunitario de los Corregimientos de San Antonio y el Castillo (Tuluá, Valle del Cauca).

En su corto tiempo en la Cámara de Representantes, Vanessa ha participado en la autoría de solo un proyecto, el cual consiste en la creación del Comité Paralímpico Colombiano con el objetivo asesorar integrar, coordinar y ejecutar las políticas fijadas por Coldeportes, las normas señaladas en la carta paralímpica, sus estatutos, reglamentos y lineamientos internacionales que regulen la materia.

Carabalí dijo que los candidatos Afro solo se hacen visibles para las épocas preelectorales, “pero después no rinden cuentas a la comunidad”: “Por ejemplo, si vamos a hablar de inclusión de jóvenes Afro en universidades, esa ha sido una lucha más de los propios estudiantes, no algo abanderado por los representantes en la Cámara”.

El profesor también afirmó que muy pocos Afro se sienten bien representados y que él hace parte del grupo de quienes no se sienten visibilizados.

“Primero, creo que debemos tener más curules en el Congreso. Segundo, que quienes lleguen allá sean personas que tengan una trayectoria y hayan trabajado previamente por la comunidad: no puede ser que a mí se me ocurra ser representante por la Circunscripción sin haber hecho nada”, comentó.

Las curules Afro se han visto desvirtuadas y han atomizado los derechos de nuestro pueblo

Willington Alfonso Ortiz Palacios (2002-2006), María Isabel Urrutia Ocoró (2002-2010), Silfredo Morales Altamar (2006-2010), Heriberto Arrechea Banguera (2014-2018), Yahir Acuña (2010-2015), Vanessa Mendoza (julio del 2017-actualidad) y Álvaro Gustavo Rosado Aragón (mayo del 2015-actualidad) han sido algunos de los representantes Afro que han llegado hasta el Congreso.

Para Rubén Hernández, miembro del equipo de coordinación nacional de Proceso de Comunidades Negras en Colombia, lograr curules Afro ha sido una conquista para abrir espacios políticos, aunque eso no se ha visto reflejado en el trabajo realizado. 

“Históricamente, allí han llegado personas que no responden los propósitos de la comunidad Afro. Esas curules se han visto desvirtuadas y han atomizado los derechos de nuestro pueblo, por eso exigimos más medidas para que la Circunscripción esté al servicio del proyecto Afro”, manifestó.

Hernández hizo un llamado a los partidos políticos tradicionales: “La Circunscripción Especial es del movimiento Afro, no hagan entrismo promocionando en sus filas a gente que tiene Afro, más allá del color de su piel”.

En ese sentido, agregó, se debería hacer un esfuerzo para reglamentar las circunscripciones especiales de tal manera que respondan a las comunidades para las que fueron creadas.

Los indígenas piden más curules

Una sensación diferente a la de los Afro tienen los indígenas sobre quienes han llegado al Congreso a representarlos. Se han sentido visibilizados, pero aseveran que solo tres curules (las dos de Senado y la de Cámara) son pocas para el volumen territorial que tienen.

“Si bien es cierto que participamos, la representación es minoritaria, situación que a todas luces impide plantear temas estructurales para los pueblos indígenas que en efecto sean tramitados por el Congreso”, dijo Róbinson López, miembro de la Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombia (Opiac).

Haga click en cada candidato para conocer su labor en el Congreso

Fue miembro de la comisión Primera de la Cámara de representantes, llegó allí por la curul de comunidades indígenas en el año 2002 y participó en la autoría de 24 proyectos de ley. Entre los más destacados se encuentra uno por el cual pueblos Indígenas y grupos étnicos, podrían elaborar y adoptar dentro de su ámbito territorial, con previa concertación comunitaria interna, planes de desarrollo, de vida o modelos de economía, acordes con sus usos, costumbres y valores culturales propios.

Otro pretendía establecer medidas para la protección de los sistemas de conocimiento tradicional y acceso a los recursos biológicos a los cuales están asociados las comunidades etnicas. Los dos fueron archivados.

Llegó a ocupar la curul de comunidades indígenas de la Cámara de Representantes para el periodo 2006-2010 con el apoyo del Polo Democrático.

Durante su periodo participó en la autoría de 17 proyectos de ley, algunos dirigidos a la protección del pueblo Wayúu en La Guajira; entre ellos se destacan uno por el cual se establecía el Estatuto Fronterizo Especial para el Desarrollo Económico y Social del departamento de La Guajira y otro en el que se marcaban nuevos límites para el escalonamiento de las regalías del carbón en el país. Los dos fueron archivados.

Nacido en la parcialidad de Tercán, Resguardo indígena del Gran Mallama (Nariño), es el representante de las comunidades indígenas en la Cámara para el periodo 2014-2018. Entre sus proyecto más destacados se encuentra uno por medio del cual pretende que se convierta en política de Estado el Fondo Álvaro Ulcué Chocué para la promoción de la educación superior de los miembros de las comunidades indígenas. El proyecto fue aprobado en segundo debate y se encuentra a la espera del Concepto Constitucional por parte del Ministerio de Hacienda.

López resaltó que han sentido que se ha trabajado, pero que la agenda de las comunidades indígenas va de la mano con la defensa de la madre Tierra, del territorio y de la pervivencia colectiva, y “pareciera que estos temas poco o nada le importan a nuestros honorables congresistas. Por eso, los indígenas que llegan a esas curules deben afrontar profundas resistencias con relación a las iniciativas legislativas que proponen”.

Lorenzo Almendra Velasco (2002-2006), Orsinia Patricia Polanco Jusayu (2006-2010) y Germán Bernardo Carlosama López (2014-2018) son algunos de los indígenas que han llegado a la Cámara de Representantes.

El miembro de la Opiac insistió en que es vital que haya más curules para los indígenas, pues “parte de la generación de garantías legislativas y propiciar escenarios de seguridad jurídica en las instancias democráticas se definen a partir de la inclusión real y efectiva, no como un ‘saludo a la bandera’, sino cómo una decisión consciente de gobernanza y de reivindicación de un Estado Nación tan diverso como es Colombia”.

Parte de la generación de garantías legislativas y propiciar escenarios de seguridad jurídica en las instancias democráticas se definen a partir de la inclusión real y efectiva

Luis Fernando Arias, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia, apoyó lo sustentado por López y manifestó que las curules deberían ser no menos de cinco. “Deberíamos tener un representante por cada una de las macroregiones: Orinoquía, Amazonía, Caribe, Centro-oriente”, dijo.

Valoró que los congresistas indígenas han jugado un papel importante, ya que han posicionado a los pueblos y han impulsado iniciativas que no permitan transgredir sus intereses.

“En término de los propósitos para los que han sido elegidos, creemos que nuestros compañeros han cumplido la tarea de manera aceptable y debemos seguir posicionando nuestra presencia en esos espacios”, cerró Arias.

NACIÓN
En Twitter: @ColombiaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA