Otras Ciudades

‘Tragedia de Mocoa es una alerta para el país’

Minambiente dice que avalancha fue un evento extraordinario. Reconoce deforestación en cuencas.

‘Tragedia de Mocoa es una alerta para el país’

El ministro Luis Gilberto Murillo (centro) ha recorrido la zona de la tragedia en Mocoa.

Foto:

Cortesía: Minambiente

05 de abril 2017 , 10:53 p.m.

Como un “evento extraordinario” que no se vio ni siquiera durante el cruento fenómeno de La Niña de 2010 y 2011, calificó el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, el deslizamiento que el sábado en la madrugada del sábado golpeó a Mocoa, Putumayo, y que ya deja 301 muertos.

Murillo, quien ha recorrido la zona, pidió al país poner más atención en la prevención, para evitar que catástrofes como esta se repitan, y advirtió que la tragedia es un campanazo de alerta para todo el país, donde hay al menos 500 municipios en alerta roja o naranja por riesgo de deslizamiento o inundación.

¿Cuál es el diagnóstico ambiental de lo que pasó en Mocoa?
Lo más importante es que fue un hecho extraordinario, que ni siquiera sucedió con el fenómeno de La Niña del 2010 y 2011. Tener 130 milímetros de lluvia en tres horas, comparados con los casi 500 que tiene esta zona en épocas normales, es extraordinario. Eso llevo a una sobresaturación que rompió con la estabilidad de taludes en las partes altas y medias, y movilizó una enorme masa de lodo. La magnitud de la tragedia fue mayor porque había barrios ubicados en zonas de muy alto riesgo.

¿Qué medidas se tomarán?
Debemos actualizar los planes de ordenamiento territorial (POT), incluyendo las determinantes ambientales relacionadas con fenómenos naturales, asociados con la variabilidad extrema del clima y el cambio climático. Eso aplica para todo el país, que debe darle la mayor prioridad a esto. En segundo lugar, la mejor estrategia de adaptación al cambio climático y de respuesta a este tipo de fenómenos es tener los ecosistemas en buen estado.

¿Qué rol jugaron las áreas deforestadas?
A pesar de que el ordenamiento urbano exige que las rondas de los ríos estén despejadas hasta 100 metros en zonas urbanas y de que había reservas en las cuencas medias y altas de los tres ríos, sabemos que ha habido deforestación por cultivos y ganadería, sin conservar las protecciones ambientales y las reservas que se requieren.

Sin embargo, en zonas con árboles de hasta 5 metros que estaban en buen estado se saturaron tanto que se desprendieron. Hay otras zonas en la parte alta con deforestación generada por cultivos ilícitos. En estas zonas, los acuerdos de erradicación y sustitución deben priorizar la reforestación con especies nativas y la aplicación de instrumentos de pago por servicios ambientales a las familias.

¿Esta tragedia es una alerta para las demás ciudades amazónicas?
Es un campanazo para el país, en términos de que hay una zona de piedemonte de la que hay que estar muy atentos por el riesgo de deslizamientos, y hay zonas bajas que tienen riesgo de inundación. El plan de ordenamiento hay que tomarlo con mucha seriedad, respetando las rondas hídricas y protegiendo las cuencas hidrográficas.

¿Qué reformas deben hacerse en el POT de Mocoa?
Lo primero que estamos haciendo es que se incluyan las áreas de protección ambiental y conservación; nos da mucha tranquilidad que el BID va a hacer el plan maestro de desarrollo urbano en Mocoa y se van a aplicar criterios de sostenibilidad. Nosotros ya estamos planteando el eje ambiental del río Mulato y del Sangoyaco. En la cuenca alta ya tenemos una reserva que debemos proteger.

En el resto de la cuenca, que colinda con lo urbano, se haría un eje ambiental, un bosque de paz que incluya en la parte urbana áreas de conservación, un poco más de cien hectáreas, que se proyectarían a más de 4.000 hectáreas en la zona rural y que servirían de muro de protección.

¿Qué otras regiones están en un riesgo similar?
Cada región tiene su propio riesgo, que debe ser conocido por las alcaldías, gobernaciones y corporaciones. Hoy tenemos 500 municipios en alerta roja o naranja por riesgo de deslizamiento o inundación. Lo importante es disminuir la vulnerabilidad y tener actualizados los planes de gestión de riesgo de desastres naturales.

Si se identifican las zonas de amenaza, ¿qué ocurre con esta información en los municipios?
Tenemos que darles más prioridad y elevar en la agenda los asuntos ambientales, porque no es un tema altruista, sino de supervivencia de la humanidad.

EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA