Otras Ciudades

Florecen guayacanes en Bucaramanga

En esa capital y municipios del área metropolitana existen cerca de 300.000 árboles de este tipo.

Guayacanes

Las semillas de este árbol están dentro de una vaina (una especie de cáscara). Las flores de estos árboles tienen forma de campana y la corteza es fisurada.

Foto:

Liliana Rincón

05 de diciembre 2017 , 09:42 a.m.

Entre noviembre y diciembre es habitual ver las zonas verdes ‘adornadas’ con las flores que caen de los guayacanes rosados, árboles que solo se ven en América Latina, específicamente en una franja que va desde el sur de México hasta el norte de Ecuador.

En un inventario parcial que hizo el Área Metropolitana de Bucaramanga (AMB) en el 2014 en los municipios que están bajo su jurisdicción se identificaron 5.508 árboles de esta especie, pero se estima que hay unos 300.000 en toda el área urbana.

“Cuando se aproximan las épocas de sequía estos árboles pierden su follaje pero inmediatamente empiezan a florecer y formar el fruto (semillas) para que cuando lleguen las lluvias, entre febrero o marzo, todo esté listo para que estas germinen”, explicó el ingeniero Pablo Enrique Sarmiento, de la subdirección ambiental en el componente flora del AMB.

Esta especie no solo cumple una función ornamental sino que también completa una labor ambiental, pues las aves se alimentan de los insectos que habitan en él. Además, su madera es de calidad para realizar artesanías.

En Bucaramanga, Girón, Piedecuesta y Floridablanca estos árboles pueden alcanzar hasta los 12 metros de altura, pero en zonas abiertas pueden crecer hasta 25 metros y tener un diámetro de un metro.

“Donde los árboles tienen condiciones de restricción al desarrollo de la raíz, como pasa acá porque las zonas verdes son pequeñas, no alcanzan alturas que podrían tener en otras condiciones”, afirmó el experto.

La germinación de esta especie se da fácilmente porque sus semillas tienen una forma alada. “Son como escamas blancas muy tenues y su peso es muy bajo, lo que hace que el aire las transporte fácilmente. Por eso, es común encontrar cerca de estos árboles una regeneración natural”, señaló Doris Duarte, ingeniera del AMB.

Sin embargo, desde la autoridad ambiental se hizo un llamado a la comunidad para no dejar crecer esta especie cerca de muros o casas porque aunque no tienen una raíz muy invasiva sí pueden causar daños en el pavimento o sistemas de alcantarillado.

Si alguien quiere sembrar este tipo de árbol se le recomienda hacerlo a unos cinco o seis metros de zonas duras y edificaciones, a menos que se haga en contenedores (una especie de jardineras enterradas) que limitan el crecimiento de las raíces.

Sarmiento también pidió evitar siembra de Ceiba, Higuerón o el árbol del caucho en zonas cercanas a viviendas.

BUCARAMANGA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA