Otras Ciudades

Los cadáveres, el otro drama de la tragedia en Mocoa

Medicina Legal identificó a 45 víctimas y entregó 34 a sus familiares.

Tragedia en Mocoa

Al cementerio de Normandía son trasladados los cuerpos en donde Medicina Legal adelanta labores de identificación.

Foto:

Santiago Saldarriaga / EL TIEMPO

02 de abril 2017 , 11:17 p.m.

Filas de hasta cinco cuadras bajo el sol hicieron ayer sobrevivientes de la tragedia de Mocoa para ingresar al pequeño cementerio local al que fueron llevados los cuerpos de las personas muertas por la avalancha de la noche entre viernes y sábado.

Luego de caminar un kilómetro desde el casco urbano de Mocoa las personas que aún nada sabían de sus seres queridos, se ubicaban en la fila, en plena vía al municipio de Villa Garzón, para ingresar al cementerio de Normandía que colapsó por la gran cantidad de gente que intentaba ingresar.

Allí en bolsas especiales para evitar una emergencia sanitaria fueron ubicados los restos de las víctimas, mientras que los peritos de Medicina Legal trabajaban en su plena identificación. Cuatro soldados fueron ubicados para controlar el ingreso y daban paso a grupos de a cinco personas que con el número de la cédula de su familiar o amigo preguntaban si el desaparecido se encontraba entre los muertos.

El presidente Juan Manuel Santos entregó en la noche del domingo un nuevo reporte en el que no dejan de incrementarse las cifras de víctimas mortales. “El balance, aún parcial, es dramático. Su evolución ha sido como una tortura china”, afirmó el Jefe del Estado durante una alocución radiotelevisada. Las cifras oficiales de muertos ya llegan a 254, los heridos son más de 200 y los desaparecidos superan las dos centenas.

(Además: Cifra total de muertos en Mocoa es de 254, informa Santos)

De acuerdo con la información oficial, 60 de los muertos son menores de edad que no lograron escapar de la avalancha que recorrió 8 kilómetros en bajada y que alcanzó a arrastrar 11 millones de metros cúbicos de lodo, rocas y material boscoso.

Debido a la gravedad de la emergencia y al estado de descomposición que ya afecta a los cuerpos –indicaron funcionarios de Medicina Legal–, los restos tendrán que ser dejados en fosas, por ahora se dejarán abiertas para que las personas se acerquen y traten de identificar a sus familiares.

Carlos Eduardo Valdés, director de Medicina Legal, sostuvo que ya se han realizado 108 necropsias y han sido plenamente identificadas 45 personas de las cuales ya se entregaron 34.

“Estamos trabajando sin descanso. A la ciudadanía le pido consideración, un poco de paciencia para completar la identificación. No queremos que se entreguen cadáveres equivocadamente”, señaló Valdés.

Algunos de los que no lograron razón de sus familiares en el cementerio emprendieron largas caminatas río abajo buscando entre los escombros y haciéndole el quite a piedras de entre 8 y 27 metros cúbicos que dejó la avalancha.

Dos coliseos, dos colegios y una sede indígena quedaron convertidos desde la madrugada del sábado en refugios para las personas que lo perdieron todo en la tragedia.

Las Fuerzas Militares usaron ayer ocho helicópteros y tres aviones, entre ellos uno medicalizado, para transportar ayuda humanitaria a la zona. Ya se han logrado ingresar mil kits de aseo, mil kits alimentarios, 3.000 colchonetas, 4.000 frazadas, mil kits de cocina y más de 14 toneladas de ayuda humanitaria entre agua, equipos como plantas eléctricas, de comunicación y de búsqueda y rescate. Además de herramientas y motobombas.

(Vea: Las imágenes aéreas que muestran la dimensión de la tragedia en Mocoa)

Otro grupo de socorristas, voluntarios e integrantes del Ejército y la Policía, suman alrededor de dos mil personas para remover escombros y encontrar personas con vida.

Los habitantes de Mocoa no pierden la esperanza de encontrar a sus seres queridos o salvar algo de lo que el río se llevó y deambulan por las calles con electrodomésticos y muebles a cuestas que intentan ubicar en sitios seguros.

Aunque el Gobierno ha desmentido el riesgo de una nueva avalancha, el temor hace que las personas intenten proteger lo poco que se salvó.

MARIO BAOS
Enviado especial de EL TIEMPO
Mocoa

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA