Otras Ciudades

Recorrido por Lorica, la tierra bonita que llega a 277 años

Uno de los municipios más exóticos del Caribe colombiano está de fiesta en mayo.  

Lorica

El bello y colorido mercado de Lorica, a orillas del río Sinú, lugar para visitar en cualquier momento.

Foto:

Óscar Berrocal/EL TIEMPO

02 de mayo 2017 , 04:09 p.m.

Es la tierra donde el color de las casas, el calor en sus calles y la brisa del río Sinú se juntan para convertir a ese municipio cordobés en uno de los más fascinantes del Caribe colombiano. La literatura popular, los dichos de barriadas y las anécdotas de sus personajes la convierten en uno de los atractivos turísticos más importantes de esa región.

Santa Cruz de Lorica conmemora 277 años de fundada, y aunque muchos de sus habitantes han visto pasar el tiempo, quienes la visitan creen que es una de las ciudades más jóvenes de la Costa.

El renovado malecón del río Sinú, la recuperación del mercado principal, la restauración de las antiguas casas tipo colonial y la adecuación de vías con arquitectura moderna reflejan la transformación que ha tenido este municipio, cuna de escritores, cuenteros, músicos y pescadores.

En la actualidad, Lorica forma parte de la Red de Pueblos Patrimonios de Colombia.

El escritor David Sánchez Juliao (1945-2011) la bautizó como ‘Lorica Saudita’, por la afluencia de árabes que se instalaron en el pueblo en épocas de la migración de extranjeros del Medio Oriente a Colombia.

Sánchez es, quizás, uno de los personajes más representativos de Lorica. Sus libros y novelas, con los cuales recorrió el mundo, ocupan un lugar importante en la literatura colombiana. Historias como El fecha y El pachanga conservan el deleite de los amantes de la lectura universal.

Lorica

Las artesanías caribeña no puede faltar en Lorica, en especial la de los indígenas: no puede faltar el sombrero vueltiao.

Foto:

Óscar Berrocal/EL TIEMPO

También nació en Lorica el escritor, médico y antropólogo Manuel Zapata Olivella (1920-2004), autor de novelas como Changó, el gran putas y Chambacú, corral de negros.

Nadie que pase por Lorica debería dejar de visitar el Centro Primitivista Marcial Alegría, en el corregimiento San Sebastián. El lugar lleva el nombre del pintor nacido en esa tierra y cuyas obras tienen un espacio privilegiado en el Museo Nacional en Bogotá.

Marcial Alegría plasma en sus cuadros de trazos aparentemente infantiles su imaginario popular, desde el mundo de las corralejas hasta la cotidianidad callejera.
Otro lugar mágico de Lorica es El Carito, un corregimiento compuesto por casas de palma y bahareque, con calles polvorientas y palos de mango en cada terraza y patio. Allí nacieron las artistas Adriana Lucía y Martina la ‘Peligrosa’, impulsoras del porro sinuano.

La cotidianidad de Lorica es más que circunstancias de la vida misma. Es un estilo que refleja la bacanería del hombre caribeño.

No es extraño ver a un loriquero con aguaje de gozón, poeta y conocedor de la historia de su pueblo. Los diálogos sorpresivos pueden dar rienda suelta a la imaginación de escritores nacidos a orillas del río Sinú para crear historias como la de El flecha que se desarrolló en el bar Tuqui Tuqui, cuya obra es una hipérbole de la vida de un frustrado boxeador del barrio Kennedy o ‘Kenyder’, como lo llamaba su protagonista.

Lorica

Muchas edificaciones del centro de Lorica lucen vistosas: por su arquitectura y los colores.

Foto:

Óscar Berrocal/EL TIEMPO

En los bares de la antigua Lorica era frecuente el ron blanco, las tandas de cha cha cha y guarachas de Cortijo y su Combo que sonaban en el repertorio musical para el deleite de la clientela fumadora de Pielroja y cannabis.

Ese ambiente macondiano, populista e inolvidable, aún conserva su esencia en algunos lugares de Loica. Sin embargo, la modernidad se ha abierto paso con la aparición de cadenas de supermercados, discotecas y otros atractivos que contrastan con la tradición del pueblo.

En la actualidad se desarrolla el programa de fortalecimiento cultural con énfasis en artesanías tradicionales y otras manifestaciones artísticas en ese municipio.

Entre mañana y el 7 de mayo se realizará la edición número 22 del Festival Cultural del Sinú, un espacio de disertación y exposición de los amantes de la cultura, pretexto para celebrar los 277 años.

Lorica

Es una postal la vista frontal de la iglesia del municipio cordobés, lugar donde acuden en masa a diario los católicos.

Foto:

Óscar Berrocal/EL TIEMPO

Gudilfredo Avendaño Méndez
Especial para EL TIEMPO
Lorica (Córdoba).

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA