Otras Ciudades

Siete municipios y tres mil damnificados deja invierno en Córdoba

Unas 5 mil hectáreas de cultivo ya están bajo las aguas y presentan estancamiento y descomposición.

lluvias

Se reportaron igualmente dos casas derribadas por la fuerza de la corriente en el municipio de Lorica, aunque no se han contabilizado víctimas fatales.

Foto:

Gudilfredo Avendaño

08 de agosto 2018 , 04:12 p.m.

Al menos siete municipios de Córdoba fueron declarados en calamidad pública con un saldo de 3 mil personas damnificadas, por las fuertes lluvias caídas en los últimos días.

Entretanto, 5 mil hectáreas de cultivo ya se encuentran bajo las aguas que empiezan a experimentar estancamiento y descomposición.

El director de la Oficina de Gestión de Riesgos de la Gobernación de Córdoba Fabián Lora Méndez, dijo que la grave situación ha obligado a solicitar la ayuda del gobierno nacional para atender a los damnificados, muchos de ellos evacuados a albergues temporales.

“Por afectación de lluvias y vendavales tenemos a Buenavista, Ayapel, San Pelayo, San Carlos, Lorica, Ciénaga de Oro y Chimá. Los municipios que en estos momentos están siendo afectados son San Carlos el cual ya atendimos con 538 kits de alimentos y seguimos atendiendo municipios y otra de la zonas afectadas es Cotorra, no por inundaciones sino por vendavales, también hemos entregado mercados”, precisó el funcionario.

Se reportaron, igualmente, dos casas derribadas por la fuerza de la corriente en el municipio de Lorica, aunque no se han contabilizado víctimas fatales.

Lorica fue precisamente el municipio cordobés más golpeado por el invierno del 2017, con más de 10 mil familias damnificadas, especialmente en la zona rural, debido al rebosamiento del Sinú y de la ciénaga Grande.

Los ríos Sinú y San Jorge experimentan un aumento en el nivel de la corriente, poniendo en peligro a miles de habitantes ribereños, por lo que también fueron declarados en alerta amarilla.

De acuerdo con la alerta hidrológica del Ideam, existe probabilidad de crecientes en ambos torrentes.

“No se descarta un tránsito de onda de creciente en los niveles del río Sinú, lo cual podría generar desbordamiento en las planicies bajas. El Ideam recomienda a la población ribereña continuar atentos al incremento paulatino en los niveles entre los municipios de Cereté y Lorica, así como en la Doctrina y San Bernardo del Viento”, se lee en el reciente informe de la autoridad climática.

Agricultores piden ayuda

Álvaro Suescún es un agricultor de la zona rural de San Pelayo, donde el río Sinú abrió una ‘boca’ y arrasó con más de cien hectáreas de cultivo de maíz. Sin embargo, asegura que ninguna autoridad agrícola del departamento ha hecho las evaluaciones para establecer los daños que ha dejado el invierno.

Su parcela colinda con la de al menos cuatro labriegos que basados en la rotación de cultivos siembran maíz para ser recogido a finales de agosto.

Al menos 100 agricultores de la subregión del Bajo Sinú, que comprende los municipios de Cereté, San Pelayo, Lorica, San Bernardo del Viento y Cotorra, bañados por el río Sinú, acuden a los bancos a solicitar créditos para cultivar algodón y maíz durante todo el año.

“Se nos adelantó la cosecha, pero con agua incluida y eso lo que nos deja son pérdidas y no tenemos una mano del Gobierno que nos ayude a cancelar las deudas”, dijo Suescún, tras pedir presencia de funcionarios estatales en las zonas inundadas.

GUDILFREDO AVENDAÑO
ESPECIAL PARA EL TIEMPO
MONTERÍA

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA