Otras Ciudades

Sí hay jóvenes para el café, pero piden más apoyo

Este viernes termina el primer Encuentro Nacional de Jóvenes Cafeteros en Chinchiná (Caldas).

Primer Encuentro Nacional de Jóvenes Cafeteros en Chinchiná (Caldas)

El gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo (de blanco), inauguró el evento el pasado miércoles en la sede de la Fundación Manuel Mejía.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

10 de noviembre 2017 , 05:50 a.m.

Uno de los objetivos que tienen los 113 jóvenes de los 22 departamentos cafeteros que se reúnen hasta este viernes en Chinchiná (Caldas) es acabar con el falso dilema entre estudiar una carrera profesional y tener un proyecto de vida trabajando en el campo.

Para Angie Bohórquez, de 16 años, “el café es futuro”. Por eso considera que sí es posible “articular lo que queremos hacer como profesión –en su caso, el derecho comercial– con la caficultura para mejorar la productividad y la calidad”. La adolescente estudia en un colegio público rural de 300 alumnos en La Vega (Cundinamarca) y un programa técnico de calidad del café con el Sena. Además, es medalla de oro regional de WorldSkills en cata.

Ella y los representantes del resto del país emitirán unas conclusiones del primer Encuentro Nacional de Jóvenes Cafeteros para que, a la hora de formular políticas y programas para la caficultura, el gremio y el Estado tengan en cuenta el punto de vista de quienes toman el testigo de la actividad.

Mi vida gira en torno al café. El camino es difícil, pero en la ciudad es más complicado

“Los jóvenes en el café tenemos muchas dificultades para acceder a la tierra, a préstamos y al impulso de proyectos productivos”, se queja David Orlando Velásquez, de 23 años. No obstante, persevera en la dedicación a ese cultivo que es tradición familiar. “Mi vida gira en torno al café –sentencia–. El camino es difícil, pero en la ciudad es más complicado”.

Según el joven técnico agropecuario, certificado por FundaPanaca y el Ministerio de Agricultura, quienes abandonan la ruralidad “se van con una ilusión de trabajar y de que eso les va a cambiar la vida, pero la realidad es que la vida allá (en las capitales) es más difícil; no es la misma tranquilidad del campo”. El problema, en su opinión, es que falta trabajo social, inversión y capacitación desde la infancia para que las nuevas generaciones vean viable la economía campesina.

Roberto Vélez Vallejo, gerente de la Federación Nacional de Cafeteros

Vélez se reunió con los participantes de la cita juvenil para escuchar sus ideas.

Foto:

Jonh Jairo Bonilla

En su vereda, El Cedral, de El Águila (Valle del Cauca), David lidera un grupo de 10 jóvenes dentro de la asociación de cafeteros del municipio, que tiene 99 socios. Dice que “allá hay líderes que quieren sacar estos programas adelante” y hace especial énfasis en las mujeres, algunas de las cuales son madres cabezas de familia. Pero asegura que la mayoría de sus logros los han conseguido solos o con más apoyo gremial de Risaralda que del Comité de Cafeteros o el gobierno de su departamento.

Angie, en cambio, afirma que la Federación Nacional de Cafeteros, la Fundación Manuel Mejía Vallejo y otras instituciones del sector “están comprometidas con hacer algo para que los jóvenes no dejen atrás el campo” con eventos como el actual encuentro. Cuenta que, en su colegio, “al principio muchos hicieron la técnica porque les tocó, pero luego empezamos a apasionarnos con el café, porque es una oportunidad”.

Quieren llevar a cabo una actividad que continúe la cultura de sus padres y abuelos pero darle el tinte moderno

En la inauguración de la cita juvenil, el gerente de la Fedaración, Roberto Vélez Vallejo, reconoció que “ha sido una preocupación quién va a ser el cafetero del futuro”. Por otro lado, le atribuyó la idea de organizar este certamen al presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Según el dirigente gremial, “no buscamos nada distinto a tener un diálogo franco y tranquilo con la comunidad de muchachos caficultores. (...) Estoy seguro de que tienen muchísimas ideas y expectativas que queremos escuchar. (...) Quieren llevar a cabo una actividad que continúe la cultura de sus padres y abuelos pero darle el tinte moderno, una nueva visión”.

MANIZALES

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA