Otras Ciudades

Indígenas del Meta ven en posacuerdo una oportunidad para su comunidad

Líderes consideran que tanto guerrilleros como Fuerza Pública han abusado de su autoridad.

fg

La reunión se cumplió en Villavicencio.

Foto:

öscar Fabián Bernal Trujillo

22 de agosto 2016 , 08:58 p.m.

Marcelino Troches se tapó el rostro con su sombrero mientras contaba que: “la Biblia Católica nos tapó la cultura propia”.

Es el mayor de los dirigentes de las 15 comunidades indígenas de La Macarena, Mesetas y Uribe, una zona del Meta donde más se ha sentido el conflicto armado en Colombia.

Marcelino lo expresó en una reunión preparatoria de un foro sobre ‘Justicia, ruralidad y posconflicto’ que está organizando la Agencia para el desarrollo de los Estados Unidos (Usaid), que presidirá en Villavicencio el ministro de Justicia, el primero de septiembre.

A la reunión preparatoria, que se cumplió la semana pasada en un salón del Gran Hotel en Villavicencio, asistieron 13 gobernadores y líderes indígenas ante quienes Marcelino hizo la reflexión. Él es el mayor de los Misak, comunidad de Los Planes, ubicada en la ruta al Sumapaz, camino a Casa Verde, en Uribe.

En el mismo sentido se expresó Duberlein Yagari, dirigente del cabildo El Paraíso, en Uribe, señalando que los pueblos indígenas de América han identificado tres armas para el reduccionismo de los pueblos indígenas: la religión, la educación y la violencia.

“La educación es importante, pero también es importante para destruir todo un pensamiento. Lo mismo ocurrió con el tema religioso –con respeto para los compañeros que profesan alguna religión evangélica o católica–, ese tipo de adoctrinamiento lleva a desbaratar el concepto propio del indígena y los cambia”, dijo Yagari.

En el tema del idioma, siguió, algunos consideraban que su original era muy feo y aprendieron el español que era lo novedoso, y a los médicos tradicionales no los valoraron desde el punto de vista religioso sino que se les dice de manera despectiva hechiceros o brujos.

Yagarí sostiene que las armas que trajeron los españoles “lo hicieron para reducirnos y esa fue una historia fatal”.

Historia reciente

Duberlein sostiene que en los últimos años la guerrilla y los paramilitares provocaron desplazamientos, les imponían sus propias reglas y por ejemplo les prohibían la libre circulación dentro del territorio, eso también ocurría, a veces, con la fuerza pública. Los grupos armados ilegales también reclutaban menores de edad.

Del Estado colombiano Yagari sostiene que aún no ha dejado el tema de discriminación porque “la persona es bajita, por negrito y a los pueblos indígenas nos han visto como el pobrecitos, como menores de edad”.

No obstante, a partir de la Constitución de 1991 hay muchas cosas que cambiaron, como el que se reconozca que es un país pluri-étnico.

Pero la justicia, sostiene Yagari, desconoce a las autoridades indígenas y el proceder con los pueblos indígenas. Y por ejemplo “hay funcionarios que nos saben del tema indígena y no quieren saber nada e imponen su investidura”.

Respecto al posacuerdo tienen la expectativa y el optimismo que les consulten a los pueblos indígenas para que se articulen la justicia ordinaria con la jurisdicción especial indígena y por eso hacen fuerza para que el proceso salga adelante y para que haya consenso entre ambas justicias.

LLANO SIE7EDÍAS
@nelrad1

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA