Otras Ciudades

'Su sueño era ser policía': padre de teniente asesinado en Cauca

Dos de los tres policías asesinados este sábado eran oriundos de Tolima.

Patrulleros Cauca

Teniente Wilfredo Madrigal, Patrullero Carlos Alfredo Lara y Patrullero Juan Gabriel Narváez.

Foto:

Policía Nacional

01 de octubre 2017 , 05:24 p.m.

En una finca de la vereda La Reforma, en el municipio de Rovira (Tolima) Wilfredo Madrigal Pulido recuerda con dolor y lágrimas la última vez que habló vía celular con su hijo Wilfredo Madrigal Galvis, el teniente de la Policía asesinado el sábado en una emboscada en zona rural del municipio de Miranda (Cauca).

Junto al oficial fueron asesinados los policías Carlos Alfredo Lara y Juan Gabriel Narváez Cabrera, éste último nacido también en el Tolima. Los tres estaban asignados a la seguridad en la zona veredal de normalización, en Miranda.

"El celular me timbró el viernes y era mi hijo para saludarme y preguntar por su madre y sus 3 hermanos", afirmó el padre de familia que por años cultivó aguacate y caña y ahora vive de una tienda en su vereda que está a más de una hora en carro de la zona urbana de Rovira.

Él recuerda muy bien que en esa última llamada su hijo le dijo: "papá les pido que oren mucho por mi".

"Pese a su petición, no lo noté preocupado, estaba tranquilo, incluso, decía que estaba amañado en esas tierras del Cauca"
, agregó el campesino.

Todos los días el uniformado llamaba y hablaba con sus padres "pero siempre pedía que lo tuviéramos en cuenta en nuestras oraciones".

También recuerda que los visitaba en la finca cada fin de año y en vacaciones y la última vez que vino a Ibagué fue hace 6 meses.

"Era un hijo muy bueno que nos ayudaba y llamaba constantemente para saber de nosotros", aseguró el padre, quien señala que "su muerte es un golpe muy duro para toda la familia".

El teniente, de 32 años, soltero, que ascendía al grado de Capitán en diciembre próximo, tenía una licenciatura en Lenguas Modernas de la Universidad del Quindío, donde se educó con esfuerzo y sacrificio.

Don Walter afirma con orgullo que su hijo nació en el campo entre cultivos de aguacate y caña, pero siempre tuvo inclinación por hacer una carrera profesional y ellos como padres apoyaron esos sueños.

Las pocas ganancias de los cultivos de aguacate alcanzaban para pagarle la matrícula y "otras cositas pues nos parecía bueno que estudiara y se educara".
El Teniente Madrigal trabajó en Bienestar Social en Bogotá y luego fue rector del colegio de la Policía en Manizales (Caldas). Desde hace más de un año laboraba en Cauca.

Cuando se graduó en Lenguas Modernas ingresó a la institución armada y cumplió su objetivo pues "desde niño decía que quería ser Policía".

"Le gustaba tanto el uniforme" que de niño siempre hizo parte de la Policía Cívica Juvenil.

"Era muy inteligente, tenía una mente brillante, el cartón de bachiller lo recibió a los 15 años en el colegio de Rovira y a los 20 ya era profesional en lenguas modernas", señaló el padre de familia que este domingo viajó a Ibagué para esperar el cuerpo sin vida de su hijo.

IBAGUÉ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA