Otras Ciudades

Taxista frustró robo de una recién nacida, en Montería

Las presuntas secuestradoras abordaron el vehículo con el fin de sacar a la criatura de la ciudad. 

Robo

Erika y Wendy Arrieta, capturadas por las autoridades por ser las presuntas raptoras de un bebé en el hospital de Montería. 

Foto:

Cortesía Policía

30 de mayo 2017 , 03:34 p.m.

Un taxista de la red de apoyo adscrita a la Policía Nacional informó de manera oportuna sobre el secuestro de una menor de 8 días de nacida, y quien fue raptada el pasado sábado en el hospital San Jerónimo de Montería.

La menor fue sacada del centro asistencial por dos mujeres que pretendían llevarla fuera del departamento, razón por la cual tomaron un taxi con destino a Sincelejo.

El taxista, quien se enteró del robo de la niña a través del radio de su vehículo, tuvo sospechas de las mujeres por la actitud y los comentarios que hacían durante el viaje.

Al llegar al municipio de Chinú, el taxista se dirigió a un CAI e informó de la situación a los agentes encargados, quienes de inmediato requirieron a las sospechosas la documentación de la menor.

Ante la persistencia de los uniformados, una de las implicadas en el posible robo de la pequeña confesó que se trataba de la bebé que desde hacía tres horas antes era buscada afanosamente por las autoridades.

De inmediato fueron privadas de la libertad e identificadas como Erika Patricia Arrieta Montes, natural y residente en Soledad, Atlántico y Wendy Milena Arrieta Lara, estudiante de Derecho y residente en Sincelejo.

La madre de la menor, quien permanece en el hospital San Jerónimo recuperándose del parto, se reencontró con su hija el mismo sábado en horas de la noche y agradeció a la Policía por la oportuna reacción.

Las sindicadas del hecho fueron presentadas el pasado domingo ante un juez para la audiencia de legalización de captura.

Aunque aún se desconocen detalles del robo de la menor, extraoficialmente surgieron rumores de una supuesta complicidad de trabajadores del hospital para llevar a cabo el hecho; el cual sería motivo de investigación.

Lo que sí quedó al descubierto fue la fragilidad en el esquema de seguridad del San Jerónimo, donde hace siete meses una mujer raptó a una bebé con escasas horas de nacida, tras ganarse la confianza de enfermeras y de la madre de la menor.

Este martes se esperan conocer detalles y motivos del sonado rapto de una bebé del hospital San Jerónimo de Montería.

Sobre el suceso se espera esclarecer si lo hicieron con fines económicos vía extorsión, o para traficar con la niña, o alguna razón sentimental, o personal.

GUDILFREDO AVENDAÑO
Especial para EL TIEMPO
MONTERÍA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA