Otras Ciudades

Mamos de tres pueblos indígenas hacen ritual por víctimas de la guerra

Se concentran en la iglesia San Pedro Claver en Cartagena. Ofrecieron semillas para las víctimas.

fg

Los líderes de las etnias arhuaca, wayú y zenú se reunieron frente a la iglesia San Pedro Claver en Cartagena.

Foto:

CINDY A. MORALES

26 de septiembre 2016 , 03:33 a.m.

Esta lluvia que hoy cayó es, en nuestra comunidad, un símbolo de que todo lo malo se purifica, de que todo lo malo se va, se lava. Es un buen augurio que esta agua caiga porque lo limpia todo, porque deja que venga lo nuevo”.

En su lengua, frente a la iglesia de San Pedro Claver en Cartagena y bajo una lluvia que ya empezaba a cesar, un mamo indígena de la etnia arhuaca empezó el ritual para honrar a las víctimas del conflicto armado en Colombia, uno de los actos previos a la firma final del proceso de paz con las Farc.

Quisiera entender por qué la gente está en contra de esto y creo que la respuesta es que es por miedo. Miedo a lo desconocido, miedo porque ya no creemos en nuestro vecino, porque nos cuesta entenderlo, tolerarlo. Las víctimas, quizás por estos años de sufrimiento, hemos entendido que lo mejor es soltar, dejar ir, ese es el paso que hay que dar”, dice María Constanzo, víctima de desplazamiento forzado en Carmen de Bolívar.

Mientras el cielo se despejaba, otros dos ‘hermanos mayores’ de las etnias zenú y wayú, cerraban los ojos y elevaban cánticos en su lengua.

Los líderes naturales de las etnias arhuaca, wayú y zenú, ofrecerán un acto de reconciliación para honrar a las miles de personas afectadas por el conflicto con esa guerrilla, en lo que se ha denominado una velada religiosa por la paz.

En nuestro lenguaje, la palabra paz no existe, pero sí existe estar tranquilo, estar seguro, tener seguridad. He estado vigilando desde la Sierra Nevada y desde allá he sentido que ya es tiempo de, aunque no tengamos las mismas palabras, manejar un mismo lenguaje: el de respetar las diferencias, el de tener un diálogo común para poder construir”, indicó en su discurso el mamo zenú.

Alrededor del atrio de la iglesia de San Pedro Claver se congregaron víctimas, turistas, periodistas o transeúntes atraídos por el toque de tambores y de gaitas. Entre las personas asistentes estaba María José Pizarro, hija de Carlos Pizarro Leongómez, excomandante de la guerrilla del M-19 y su candidato presidencial tras la firma de la paz en 1990.

“Estoy feliz de lo que va a suceder mañana en Colombia porque significa para todos la oportunidad de empezar a reconstruir en este país”, dijo a EL TIEMPO.

Personas afrodescendientes, así como líderes wayús, estuvieron presentes en la ceremonia en la que se reiteró todo el tiempo que el mensaje principal del momento en el que está Colombia es, más que la paz, la reconciliación del pueblo colombiano.

Por esa razón, los mamos repartieron entre algunas personas semillas y pidieron no grabar ni fotografiar algunas partes del acto.

“Desprendámonos de todo artificio, del celular que es nuestro principal distractor. Desprendámonos de nuestros miedos. Cerremos los ojos y encontrémonos con nosotros mismos. Si queremos la paz la reconciliación viene de allí, de ninguna parte más”, indicó en idioma wayuunaiki el líder de la etnia wayú.

En ese mismo recinto religioso se llevó a cabo una eucaristía de perdón realizado por el padre Francisco de Roux, quien estuvo acompañado de líderes de iglesias católicas y menonitas. En esa eucaristía se “bendijo” los seis acuerdos a los que llegó el Gobierno de Colombia con las Farc.

El ritual terminará con un gran círculo de amor y reconciliación en la plaza de la Aduana para “sanar las heridas tras 52 años de conflicto”.

No es la primera vez que durante el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se hacen este tipo de rituales litúrgicos. El mandatario comenzó su mandato en 2010, con un rito ante los pueblos koguis, arhuacos, kankuamos y wiwas, las cuatro comunidades que viven en la Sierra Nevada de Santa Marta.

CINDY A. MORALES
Enviada especial ELTIEMPO
CARTAGENA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA