Otras Ciudades

Campesinos golpeados por la violencia se abren paso como emprendedores

De la mano del Sena y el Banco Mundial trabajan en la región de los Montes de María, en Sucre.

Campesinos sucreños en Montes de María

El grupo de campesinos que reciben el apoyo del Sena y del Banco Mundial tienen como base el municipio de Ovejas, Sucre, en Los Montes de María.

Foto:

Luz Victoria Martínez

30 de abril 2018 , 11:23 a.m.

“Ser víctima del conflicto, es como tener enterrado el corazón en la tierra de donde salimos y que nos vio crecer”, relató Wilberto Rodríguez con los ojos encharcados por las lágrimas, como si fuera ayer el día en que tuvo que salir de su tierra huyendo de la violencia que trajeron los grupos armados al margen de la ley, en otrora, a los prósperos Montes de María, en Sucre.

La frase estremeció las fibras de los demás campesinos que, en silencio y sentados en círculo, escucharon atentamente la historia de quien, cronológicamente, hizo remembranza de los fatídicos hechos que le arrebataron a su padre.

“Salí con lo poco que quedó cuando tenía 21 años. He luchado para sobrevivir y a mis 39 años, aún no logro retornar a Santa Clara, en Ovejas. Eso está perdido por allá. Por eso, he tratado de buscar otro camino”, siguió contando.

Aunque su testimonio sonara desalentador y pesimista, intentaba demostrar que de lo malo pueden surgir oportunidades como la de lanzarse a cumplir su propósito de convertirse en empresario.

“He realizado varios cursos, entre ellos, el de mecánica de motos y mantenimiento con el Sena. Eso, y el mototaxismo, me han servido para sostenerme. También, atiendo algunos animalitos y espero que nos impulsen los proyectos de la asociación”, puntualizó Rodríguez, mientras dejaba ver en su agobiado rostro, una amigable sonrisa.

Los relatos continuaron escuchándose y el turno fue para Nilfa María Guzmán, una corpulenta mujer, de tez morena y que con tono de voz firme esbozó como fue su desplazamiento del sur de Bolívar.

“Me mataron un hermano y un sobrino. La situación se puso tan caótica que querían tomar los niños de rehén. Yo tenía siete hijos y cuando intentaron llevarse a una de mis hijas salí y dejé todo lo que había conseguido. Pero uno no puede paralizarse, y buscando un mejor futuro llegamos a Sucre, con el ánimo de luchar y seguir adelante. Ahora no tenemos la forma de trabajar. Por eso, me gustaría que el Gobierno y la comunidad internacional, nos dieran la oportunidad de impulsarnos”, pidió.

El ambiente se hizo más lúgubre y contagió de ganas de llorar a quienes asistieron a la reunión a la pequeña parcela ubicada en la vereda Santa Helena, municipio de Los Palmitos. Intervino Lorena Urueta, desplazada del Carmen de Bolívar, desde el año 2001, quien sacó del fondo de su corazón los recuerdos que marcaron su vida para siempre y que a la vez han sido el motivo de superación.

Me gustaría que el Gobierno y la comunidad internacional, nos dieran la oportunidad de impulsarnos

“Nos llevaron engañadas a mi hermana y a mí. Duramos un año en el monte, presenciando secuestros, matanzas y me obligaban a tener relaciones sexuales con ellos. Logramos escabullirnos y pasar esa triste página de nuestras vidas. Hoy tengo 3 hijas, por las cuales me quiero superar para sacarlas adelante”, refirió.

Brazos tendidos

Estas historias de superación, valentía, arrojo y decisión para regresar a la tierra, hacen parte de las más de 100 vivencias que escucharon los miembros de la comisión internacional del Banco Mundial y el Sena, quienes en un recorrido de dos días, estuvieron en la región montemariana sucreña.

Marcos Gómez Ordosgoitia, director del Sena en Sucre, explicó que la idea, luego de escuchar a las víctimas, es que se generen planes de negocios, entre los que ya están contemplados el impulso a un almacén agropecuario en Ovejas; y otro de levante y manejo de ganado que además de que sea rápido, permitirá que los asociados incrementen su pie de cría.

Campesinos en los Montes de María

La violencia en los Montes de María obligó al desplazamiento de la gran maría de los pobladores. Ahora esperan la redención social con el apoyo del Estado y organismos internacionales

Foto:

Archivo EL TIEMPO

“Es importante la presencia de la comunidad internacional que, después de escuchar a nuestras víctimas, se llevan un referente de sus vivencias como desplazados, y que se encuentran en procesos de retorno. Sin embargo, requieren de mucho apoyo, por lo que el Sena ha querido llegar a estas poblaciones apartadas e impulsarlas, ya que tienen la voluntad y valentía así como talento de emprendedores”, manifestó el funcionario.

Gómez Ordosgoitia explicó que en el municipio de Ovejas hubo auge de tabaco, que le daba el mayor ingreso del producto interno bruto a la región; así como también de ajonjolí, maíz y yuca, que han ido en decadencia porque no ha habido el apoyo de las demás instituciones y de otras fuentes de financiación.

“El compromiso es llevarnos las inquietudes y transformarlas en planes de negocios, para el Fondo Emprender del Sena”, precisó.

Carlos Gamba, director Nacional del Fondo de Emprendimiento del Sena, por su parte, aseguró que se han hecho importantes esfuerzos en la zona con la presencia de esa entidad, que ha llegado a las victima con capacitaciones.

“Ahora queremos sacarlos adelante, porque son ustedes una población que ha sido fuertemente golpeada por la violencia y que está buscando como región, dejar atrás una historia; y volver a arar el camino a la esperanza”, manifestó.

En ese sentido, se abrió una convocatoria exclusivamente para las víctimas de la violencia y el conflicto armado en Sucre.

Son 8.000 millones de pesos para apoyar con capital semilla a las iniciativas de empresa que sean sostenibles en el tiempo, con recursos que van desde los 47 a los 140 millones de pesos.

Proyecto piloto

Admirados con el coraje de las víctimas de los Montes de María, los investigadores del Banco Mundial iniciaron un proyecto de intervención piloto en Colombia, con el que se pretende encontrar la relación entre desbloqueo de creencias y el éxito emprendedor, a través de una terapia basada en el diálogo.

Lo que se busca es que logren transformar sus experiencias negativas, adquiridas durante el conflicto, en actitudes y pensamientos que impacten positivamente su futuro proyecto de vida y prepararlos para un emprendimiento exitoso.

Leonardo Lacovone, economista líder del Banco Mundial, dijo que el objetivo de este acuerdo de cooperación con el Sena, es fortalecer el trabajo de emprendimiento que esta entidad desarrolla en las zonas de posconflicto en Sucre.

Son 8.000 millones de pesos para apoyar con capital semilla a las iniciativas de empresa que sean sostenibles en el tiempo, con recursos que van desde los 47 a los 140 millones de pesos

“Estamos en fase de exploración trabajando con el equipo del Sena, para entender mejor la problemática que afecta la población víctima del conflicto, con capacidad y potencialidades de ser empresarios. Queremos, en conjunto, diseñar un programa piloto que pueda tomar las buenas experiencias internacionales, basadas en programas en los que ya hemos apoyado a personas que han sufrido conflictos y han sido víctimas de violencia".

"Hemos acordado en esta primera fase apoyar al Sena en la parte de diseño y conocimiento. Hemos aprendido mucho y entendido el contexto de violencia que estas personas han afrontado en el territorio. Las expectativa, es la de aportar a través del piloto, complementariedad al trabajo que el Sena ha iniciado, para que ellos puedan retornar a sus tierras y ser personas efectivas y eficaces”, explicó Lacovone.

Luz Victoria Martínez
Especial para EL TIEMPO
Sincelejo

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA