Otras Ciudades

‘Reconstrucción de Mocoa podría demorar entre 2 y 3 años’: Villegas

En la capital del Putumayo ya solo quedan 191 familias viviendo en dos albergues.

Albergue El Pepino

En el albergue El Pepino hay 185 familias.

Foto:

Cortesía Ungrd

30 de abril 2017 , 06:59 a.m.

Luis Carlos Villegas no tiene dudas. El ministro de Defensa y gerente de la reconstrucción de Mocoa sabe que la clave para volver a poner en pie a la capital del Putumayo, tras la avalancha de hace un mes, es la modernización de la ciudad a partir de su relación con la naturaleza.

“Mocoa está al lado de las montañas, de la selva, de volcanes, de ríos y hay que potenciar esa capacidad de venderle al mundo la naturaleza”, aseguró, al tiempo que dejó claro que para que eso pase hay que elaborar un plan de Ordenamiento Territorial “que respete el mensaje de la naturaleza”, que fue la avalancha, y que el sector privado se interese en el tema.

“Yo creo que Mocoa es un sitio muy interesante en materia de contacto con la naturaleza. El sello verde, me parece, es el sello de su reconstrucción”, agregó.

Los últimos 30 días pasaron muy rápido y desde el Gobierno valoran la capacidad de reacción que han tenido para mitigar las consecuencias de la tragedia. Villegas contó que el pasado 18 de abril el presidente Juan Manuel Santos declaró la primera etapa de respuesta superada, situándose ahora en una fase de estabilización.

Asimismo, resaltó la solidaridad tanto del país entero como del extranjero. “La ayuda en especie ha funcionado muy bien, con mucho orden. Es más, el Presidente pidió suspender las donaciones, pues estábamos teniendo problemas logísticos y de acumulación por las cantidades que hemos recibido”, manifestó.

El Ministro también afirmó que, en la cuenta habilitada por la Unidad de Gestión del Riesgo, hay 31 mil millones de pesos recaudados (6.600 en Colombia y 24.400 en el extranjero), dinero que será utilizado, en su totalidad, para la reconstrucción.

“Queremos formar un grupo conjunto especial, con los órganos de control (Fiscalía, Procuraduría, Contraloría), para vigilar las inversiones que se hagan con las donaciones y para que supervisen la contratación de agencias para la restauración. Es importante que trabajemos todos de la mano”, dijo.

Albergue El Pepino

Vista del albergue El Pepino, donde viven 492 personas.

Foto:

Cortesía Ungrd

Y contó que las obras “de mayor trascendencia y urgencia”, como las del acueducto y la primera tanda de 320 viviendas, empezarían su proceso de construcción la próxima semana. Además, en esa ciudadela de casas se hará un megacolegio y un Centro de Desarrollo Infantil (CDI).

Los trabajos en el Hospital, por su parte, ya arrancaron.

Del dinero total que se invertirá para la reconstrucción todavía no se tiene certeza. Para poder conocer esa cifra se tienen que depurar los censos de damnificados y viviendas y predios afectados, que ya están listos, y hacer los del aforo de la estructura pública y del sector privado, que estarían listos en dos semanas.

“La recuperación podría demorar entre dos y tres años. Esto va a comprometer al próximo Gobierno, pero nosotros esperamos dejar cosas adelantadas, que la dinámica de la contratación ya esté y que Mocoa pueda estar tranquila”, acotó.

Yo creo que Mocoa es un sitio muy interesante en materia de contacto con la naturaleza

Y descató la labor de la Fuerza Pública, que ha brindado seguridad, ayuda en el transporte de las donaciones y que, cuando fue necesario por la complejidad de la situación, brindó raciones de comida a quienes se quedaron sin nada.

Los damnificados

El tema humanitario se ha ido estabilizando. Hay dos albergues, uno grande, que se llama El Pepino, en el que aún están 185 familias, y una casa especial para madres lactantes, donde hay seis familias.

Carlos Iván Márquez, director de la Unidad de Gestión del Riesgo (Ungrd), comentó que las personas que están en los dos albergues reciben tres raciones tres de comida caliente: desayuno, almuerzo y comida, y, adicional, un refrigerio. “Todos los servicios dados cumplen con parámetros establecidos en normas nacionales e internacionales”, añadió.

Resaltó que la convivencia, en general, ha sido buena entre las personas y que en El Pepino hicieron un manual de comportamiento, que se redactó con opiniones de los mismos damnificados. Los 24 puntos de ese texto están a la vista de todos, pues la idea es que tengan sentido de pertenencia por el lugar que habitan.

El directivo también informó que, por el momento, se han emitido 3.747 subsidios de arriendo, a través del Banco Agrario. “Esa colaboración empezó a regir desde ya y acompañará a las personas hasta que tengan resuelto el tema de vivienda”.

Ya que muchos de los damnificados han requerido trasladarse a otras partes de Colombia, la ayuda del arriendo opera para Mocoa, Putumayo y el resto del país.

“Han sido 618 familias las que se han trasladado a 19 departamentos del territorio nacional, entre ellos Antioquia, Tolima, Valle, Quindío y Huila”, aseveró Márquez.

CAMILO HERNÁNDEZ M.
Redactor EL TIEMPO

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA