Otras Ciudades

El millonario negocio que se les cayó a señalados testaferros de Farc

Norberto Mora invirtió en un megaproyecto hotelero y comercial en Cartagena. Exclusivo EL TIEMPO.

Norberto Mora Urrea, señalado como testaferro de las Farc

Norberto Mora Urrea dijo en entrevista con EL TIEMPO que no era testaferro de la exguerrilla de las Farc.

Foto:

Cortesía Fiscalía

26 de febrero 2018 , 09:08 a.m.

Norberto Mora Urrea, señalado por las autoridades de ser uno de los mayores testaferros de las Farc, buscó desde el año 2010 expandir sus inversiones al exclusivo centro histórico de Cartagena de Indias.

Así consta en una investigación adelantada por la Fiscalía 162 de la Unidad de Fe Pública y Patrimonio, ante la cual Norberto Mora Urrea denunció a los constructores Yamal y Mauricio Rachid, representantes de la sociedad Renovar Ciudad de Cartagena S. A.

Según documentos conocidos por EL TIEMPO, Mora denunció a los primos Rachid por estafa, luego de haberles entregado en el año 2012 la suma de 2.050 millones de pesos como primer pago para la inversión en un megaproyecto inmobiliario dentro de la ciudad colonial.

Se trata de un lote en el exclusivo barrio San Diego, en pleno Corralito de Piedra, donde los primos Rachid, que figuran como indiciados por la Fiscalía, tenían previsto desarrollar un complejo hotelero y comercial, desde el año 2009, llamado Circo Teatro La Serrezuela.

Hoy, sobre ese predio se levanta un nuevo proyecto de otro grupo empresarial que está al margen del pleito entre Mora y los primos Rachid.

Entre los años 2009 y 2012, cuando se adelantaron las negociaciones para la inversión de Mora en el proyecto en la capital de Bolívar, el capturado habría tenido, dice la Fiscalía, un incremento injustificado en su patrimonio de más de 10.000 millones de pesos.

En el expediente contra Norberto y sus hermanos Luis Alirio, Edna Yaneth y Uriel Mora Urrea, la Fiscalía señala que para lavar la plata de la guerrilla ellos hicieron operaciones “procurando que el dinero no sea fácil de seguir por parte de las autoridades”, y para lograr ese fin habrían “realizado múltiples transacciones con productos financieros de empresas de papel que solo sirvieron para el traslado de fondos con el fin de impedir la trazabilidad del capital”. El proyecto comercial que Mora negoció en Cartagena constaba de 19.000 metros cuadrados, donde se edificaría un hotel con 57 habitaciones y un centro comercial con 27 locales, una capilla, un restaurante y una plaza de eventos y convenciones con parqueaderos subterráneos.

Giros millonarios

De todo el megaproyecto, Norberto Mora Urrea, que no aceptó los cargos imputados en su contra y ha insistido en su inocencia, compró el 3 por ciento, es decir, 569 metros cuadrados, por un valor de 3.412 millones de pesos.

Como primer abono entregó mil millones de pesos con un cheque de una sucursal bancaria en Ciudad Salitre, en Bogotá, y 24 cuotas mensuales de 50 millones de pesos cada una, las cuales canceló puntual a partir de marzo del año 2010. El 21 de marzo del 2012 se firmó un documento en donde consta que ya había pagado 2.050 millones de pesos.

El saldo de 1.362 millones de pesos debía ser cancelado en 24 cuotas mensuales una vez él fuera notificado de la fecha del inicio de obra del proyecto, pero esto nunca sucedió.

También estaba programado que las escrituras del negocio se debían firmar por las partes el 21 de diciembre del 2012 en la Notaría 39 de Bogotá, pero dicho proceso tampoco se llevó a cabo por incumplimientos de los constructores.

Mora Urrea denunció ante la Fiscalía que los Rachid no cumplieron con la promesa de compraventa ni le retornaron la millonaria inversión. Contra los primos Rachid hay varios procesos en la Fiscalía por estafa, fraude procesal, omisión de agente retenedor y recaudador, entre otros, así como varios procesos civiles.

Fiesta en honor de Mora

Una vez el pleito llegó a los estrados judiciales, Yamal y Mauricio Rachid ofrecieron una fiesta en honor de Norberto Mora Urrea, para convencerlo de que participara en un nuevo negocio con un lote y una bodega en el sector de Álamos, en Bogotá, por un valor de 1.650 millones de pesos; pero según las denuncias del propio señalado testaferro de las Farc, luego de haber realizado el pago, el predio fue transferido a nombre de un tercero.

Este diario consultó con Mauricio Rachid, quien dijo que en esa época “Norberto Mora era un reputado empresario que quería diversificar sus inversiones y quiso invertir en el proyecto”. Añadió que ellos también son víctimas en el proceso del proyecto de La Serrezuela.

Luego de la captura de Norberto Mora y su núcleo familiar el lunes pasado, la Fiscalía sigue el rastro de sus inversiones en Colombia y al menos cuatro países a donde habría ido a parar plata proveniente de actividades ilegales.

Como parte de la primera fase de la operación ‘Jinetes del ahorro’, ya les ocuparon bienes por 650.000 millones de pesos a los integrantes del clan y preparan un segundo capítulo en otras regiones.

JOHN MONTAÑO
EL TIEMPO
Cartagena
En Twitter: @PilotodeCometas

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA