Otras Ciudades

El clamor de los pacientes de Medimás en Quindío

Los usuarios de esta EPS denuncian falta de citas médicas, exámenes, tratamientos y medicamentos. 

Ángela Márquez

Ángela María Márquez Duque sufrió hace ocho años un accidente en San Pedro de Atacama, en Chile.

Foto:

Archivo particular

18 de septiembre 2017 , 12:17 p.m.

Hace casi un año, Olga Franco tuvo que salir de la capital quindiana para continuar la lucha por el tratamiento que necesita su pequeña hija Mia, quIeN nació con cirrosis hepática y atresia de vías biliares.

Tras la batalla con la EPS Medimás, logró que hace dos meses le practicaran un trasplante de hígado, que tenía un costo de 440 millones de pesos pero “ellos (la EPS) no lo querían pagar, lo pagaron hasta que Mia salió en medios de comunicación”.

Ahora, Mia está “inmunosuprimida, es decir que no es inmune a muchos bacterias y virus, necesitamos el medicamento para que no se siga complicando su salud, el éxito de su trasplante depende de las medicinas que se le suministran, tenemos tutelas y desacatos y aun así ellos (Medimás) no han querido hacer nada, la vida de mi hija depende de eso”.

Y relató que incluso, “sueldos enteros se han ido en los medicamentos, nos ha tocado desplazarnos a pedir de a cinco pastas a zonas rurales de Cali porque la EPS no le ha querido dar los medicamentos. Incluso le salió un examen malo”.

Este es casi un clamor generalizado de los pacientes de esta EPS en Quindío. Tras casi dos meses de operación, los usuarios se quejan de la falta de citas, exámenes, tratamientos y medicamentos.

Tras las denuncias de los usuarios en la Defensoría del Pueblo y medios de comunicación, el secretario de Salud del Quindío, Cesar Rincón señaló hace unas semanas que le envió un requerimiento a las directivas de Medimás para que certifiquen la red de servicios que tiene disponible en el departamento.

Sin embargo, las denuncias de la falta de atención médica están a la orden del día. Por ejemplo, Ángela María Márquez Duque tiene 38 años y hace ocho sufrió un accidente en San Pedro de Atacama, en Chile, mientras cursaba un postgrado en antropología en la Universidad Católica del Norte. Desde febrero está luchando por el cambio de una bomba de infusión intratecal que tiene implantada y que es esencial para su calidad de vida.

El accidente le provocó una paraplejía de la cintura hacia abajo. Aunque en Chile le practicaron varias cirugías, actualmente su tratamiento continúa en Colombia con la EPS Medimás. “Desde ese mes me niegan el servicio, han estado dilatando el proceso y con la entrada de esa EPS se ha relentizado mucho más el proceso”.

La mujer que vive a las afueras de Armenia relató que esta bomba libera un medicamento que controla los espasmos musculares involuntarios que se dan como secuela de la lesión medular, “y el no tener el medicamento hace que no pueda llevar una vida independiente, que no me pueda mover con facilidad en la silla de ruedas y corro el riesgo de caerme o de sufrir un accidente en la silla”.

El gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio advirtió que “estamos en mora de que se haga una revisión total del sistema, no puede ser posible que sigamos teniendo que pelear y exigir para que nos den un tratamiento. La mayoría de los hospitales están en crisis pero nos ponen a pelear a nosotros cuando la causa es un problema nacional”.

ARMENIA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA