Otras Ciudades

Desmovilizado del Eln asegura que su vida cambió desde su reinserción

Un exguerrillero narra su vivencia y los motivos que lo llevaron a abandonar la subversión.

fg

Junto a 15 desmovilizados más el exguerrillero trabaja en una fábrica de calzado.

Foto:

Archivo particular

02 de septiembre 2016 , 03:38 p.m.

Con tan solo cinco años, César fue llevado a los campamentos del Eln cuando grupos paramilitares de la época asesinaron a su padre y a otros miembros de su familia. Luego de 22 años de pertenecer a esta estructura, decidió hace ocho meses dejar las armas por su hija pequeña, para verla crecer.

César fue llevado por su hermano al Frente Capitán Mauricio, del Eln, cuando tenía cinco años de edad porque había quedado desprotegido y necesitaba que alguien estuviera a su cargo. Sin embargo, él inició su actividad delictiva hasta los 10 años y estuvo en zonas como Antioquia, sur de Bolívar, Chocó, Magdalena Medio, Bajo Cauca, Arauca y áreas fronterizas.

“Yo fui instructor de lo que en el Eln se conoce como fuerzas especiales, francotirador, entrenador de cursos de supervivencia y análisis político. Era comandante de área, manejaba cerca de mil hombres”, señaló César, quien a su vez afirmó que las principales actividades económicas a las que se dedicaban eran la minería ilegal, el narcotráfico y el cobro de extorsiones, que para los miembros de los grupos armados ilegales es denominado como un “impuesto de guerra”.

El desmovilizado habló del reclutamiento de miembros a sus filas y afirmó que lo hacen con menores de edad porque son más fáciles de convencer. “Se incorporan personas en situación de pobreza, por ejemplo, en las zonas rurales y urbanas. Nosotros lo hacíamos todo el tiempo, ofreciendo ideologías de las cuales hoy no creo”, afirmó el exrebelde.

“Cuando yo me desmovilicé iba para Medellín a hacerme un tratamiento en la rodilla y un oficial de inteligencia me hizo seguimiento, me contactó y me dio dos opciones: se desmoviliza o lo capturamos”, cuenta.

Un comienzo en medio de la legalidad

A su madre la conoció hace seis meses porque cuando ingresó al Eln se desconectó de sus vínculos familiares y hasta olvidó su nombre. El Ejército les ayudó con el reencuentro, pues establecieron el paradero de la mamá de César hasta dar con ella. Cuando estuvieron frente a frente su reacción fue desmayarse: de la emoción ella se fue al suelo.

Por otra parte, el desmovilizado asegura que su vida cambió, pues ahora tiene una empresa de calzado que consolidó desde hace cuatro meses con otros 15desmovilizados.

“Yo no soy capaz de dormir en una cama, yo duermo en el piso porque nunca había estado acostumbrado a descansar en una, tampoco me he adaptado al encierro de un cuarto”, señaló César.

Una de las operaciones que más recuerda fue en el sur de Bolívar, en la que, en un combate contra el Ejército, a las cinco de la mañana, murió su compañera sentimental junto con otros cuatro guerrilleros.

El mensaje del desmovilizado que desde hace ocho meses que decidió dejar las filas de la subversión, y que ha estado apoyado por la Segunda División, es que se puede vivir en sociedad y en familia.

BUCARAMANGA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA