Otras Ciudades

Damnificados llevan siete años esperando las casas que les prometieron

Fondo de Adaptación y Comfenalco debían construir 5.246 viviendas para afectados por invierno.

casas damnificados

De acuerdo con un reporte de Comfenalco, 1.150 viviendas se encuentran en construcción en los tres departamentos.

Foto:

Cortesía Comfenalco

08 de noviembre 2017 , 10:53 a.m.

La urbanización El Rubí, un proyecto de vivienda en el municipio de Rionegro, en Santander, cuya construcción beneficiaría a 240 familias damnificadas por la ola invernal del 2010 -2011, se quedó sobre planos.

Pese a que ya se tienen los predios para el proyecto, se aprobaron los diseños y se otorgaron las licencias de construcción, las obras no se han podido iniciar porque no hay un certificado que avale la disponibilidad de recursos por parte del Fondo Adaptación Nacional, entidad que se había comprometido a entregarlas a través de un convenio que firmó en enero del 2013 con la caja de compensación Comfenalco, que fue elegida como operador zonal del programa para la reubicación y reconstrucción de hogares afectados por ese fenómeno natural en los departamentos de Santander, Norte de Santander y en el sur de Bolívar.

Estas unidades habitacionales se suman a otras 2.535 viviendas para damnificados en esas tres regiones del país, que en los cuatro años y nueve meses que lleva el convenio tampoco se cimentaron.

Y es que la realidad de los incumplimientos del programa, a través de cual se estipuló la construcción total de 5.246 hogares elegibles en esos departamentos, toma mayor connotación en vista que el 30 de diciembre de este año se vence el contrato suscrito entre el Fondo de Adaptación y Comfenalco a través de su seccional en Santander, entidades que se señalan la una a la otra por los deficientes resultados.

Mientras el Fondo argumenta que la caja de compensación ha sido ineficiente en el cumplimiento de la labor contratada y se ha demorado en la entrega de los proyectos, Comfenalco aduce que la entidad gubernamental ha sido negligente para la darle trámite a los planes habitacionales estructurados y presentados, principalmente en la viabilización de los recursos.

No vamos a firmar un contrato de obra si no hay plata asegurada. No vamos a comprometer los recursos propios de la caja para dárselos a vivienda si el Gobierno no nos gira

“Aprueban los proyectos, pero no la plata. Entonces la gente nos reclama de por qué no se entregan las obras, porque en el Fondo les dicen que ellos ya aprobaron los planes de intervención y que es Comfenalco el que no quiere construir. Lo que pasa es que nosotros no vamos a firmar un contrato de obra si no hay plata asegurada. No vamos a comprometer los recursos propios de la caja para dárselos a vivienda si el Gobierno no nos gira”, señala Carlos Octavio Gómez Ballesteros, gerente del programa Fondo de Adaptación Comfenalco Santander- operador zonal.

De acuerdo con un reporte de la caja de compensación, encargada de buscar los terrenos, gestionar los permisos ante las Alcaldías, contactar las firmas constructoras y estructurar los proyectos, de las 5.246 viviendas prometidas solo se han entregado 1.321 en los tres departamentos; mientras que otras 1.150 unidades habitacionales están en ejecución.

De hecho, en regiones como el sur de Bolívar aún no se entrega el primer inmueble a los damnificados de esa zona.

Gómez Ballesteros, quien explicó que cada unidad habitacional cuesta en promedio 45 millones de pesos, indicó que algunas obras en ejecución están atrasadas porque el Fondo tampoco les paga a los contratistas. "Entonces eso evidencia que esa entidad no tiene los recursos”, precisó el funcionario.

Entre tanto, el Fondo Adaptación le ha salido el paso a los reportes entregados por el operador zonal, aduciendo que son falsas las aseveraciones sobre la falta de plata o de disponibilidad presupuestal para la ejecución de los planes de construcción.

La entidad indicó que del total de hogares elegibles para ser atendidos con vivienda a través de Comfenalco Santander, a junio de 2016, los proyectos aprobados por la interventoría no superaban el 42,6 por ciento.

El Fondo Adaptación no es una caja fuerte o una caja menor que tiene guardados los recursos para que se utilicen sólo cuando el operador quiera

Según el Fondo, ante ello se exigió la presentación de proyectos por parte de Comfenalco, con fecha límite a septiembre de 2016,  teniendo como resultado la no presentación de planes aptos para ser aprobados.

"Se le dio una nueva oportunidad a febrero de 2017 y allí logró la aprobación de 1.339 viviendas en 21 proyectos, cuando le quedaba menos de un año de contrato (…) El Fondo Adaptación no es una caja fuerte o una caja menor que tiene guardados los recursos para que se utilicen sólo cuando el operador quiera. Los recursos se le giran al Fondo según a las necesidad de pago de los proyectos en ejecución y si no hay proyectos aprobados no se pueden guardar los dineros indefinidamente.”, le dijo la entidad a EL TIEMPO.

Frente a las demoras en la cancelación de dineros a las firmas constructoras, el Fondo Adaptación informó que en el año 2017 el operador zonal ha radicado 71 facturas para el pago por 22.318 millones de pesos, de las cuales se ha efectuado el desembolso por 15.083 millones.

En medio del rifirrafe entre las partes responsables de la construcción de los hogares permanecen los damnificados, quienes llevan siete años a la espera de que les cumplan con las soluciones de vivienda que les prometió el Gobierno nacional.

La Gobernación de Santander ha salido en defensa de los afectados de esa región que no han sido reubicados y ha hecho el llamado a las partes comprometidas para que se defina qué va a pasar con los que se quedaron sin casa.

“Comfenalco se ha sentado con nosotros, nos ha entregado las cifras del programa, pero del Fondo no hemos obtenido respuestas. Nosotros tenemos que ser muy objetivos en esto, lo que buscamos es el beneficio de la comunidad que está siendo afectada. Más que creer, lo que queremos son respuestas y soluciones”, precisó Maylin Tatiana Jaramillo, secretaria de Vivienda departamental, al señalar que hasta la Gobernación han llegado las marchas de los damnificados exigiendo que le entreguen sus viviendas.

El Fondo Adaptación indicó que mantiene el compromiso de proveer las soluciones de vivienda a las familias afectadas que no están vinculadas a algún proyecto de vivienda sin contratar.

Añadió que tras el vencimiento del convenio con Comfenalco Santander, a partir de enero de 2018 contrataría directamente los proyectos estructurados y aprobados que cumplan con las condiciones determinadas.

BUCARAMANGA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA