Otras Ciudades

Cúcuta, al borde de una crisis social por ola migratoria

Albergues improvisados y otros escenarios que ilustran la magnitud de la crisis humanitaria.

Venezolanos durmiendo en la calle

Según un censo realizado por la Alcaldía, unos 1.000 migrantes, entre niños, mujeres, hombres y adultos mayores, duermen en la calle.

Foto:

Cortesía de la Alcaldía de Cúcuta

01 de febrero 2018 , 09:15 a.m.

La aparición de albergues improvisados en el espacio público; la proliferación de vendedores ambulantes vociferando en las calles con notorio acento venezolano y una alta injerencia de extranjeros en la comisión de diferentes delitos son algunos de los escenarios cotidianos que intentan ilustrar la magnitud de la crisis humanitaria por la cual está atravesando Cúcuta.

Las condiciones de hambre y precariedad en las que cientos de ciudadanos del país vecino cruzan la frontera obligan a que las calles de esta capital se conviertan en una opción de refugio. Prueba de esto fue lo que ocurrió con el desaparecido ‘Hotel Caracas’, un improvisado albergue acondicionado en un polideportivo por 616 migrantes.

Esta aglomeración de extranjeros empezó a generar situaciones problemáticas, con graves matices humanitarios, que llevaron a la Alcaldía de Cúcuta a emprender operativos de desalojo y limpieza, con intervención de la Policía y Migración Colombia, para recuperar la tranquilidad en espacios de esparcimiento como esta cancha.

“El cuadro de pobreza que vimos durante ese operativo es realmente preocupante, porque es algo que se empieza a ver en varios rincones de la ciudad. Por eso le estamos solicitando al Gobierno Nacional que diseñe una política de atención y gire los recursos adecuados para enfrentar esta problemática”, explicó Mauricio Franco, secretario de Gobierno de Cúcuta.

El cuadro de pobreza que vimos durante ese operativo es realmente preocupante

Según un censo realizado por la Alcaldía, unos 1.000 migrantes, entre niños, mujeres, hombres y adultos mayores, duermen en la calle, en colchones y retazos de cajas que han instalado en la Terminal de Transportes, en algunos sectores del centro de la ciudad y en barrios aledaños al puente internacional Francisco de Paula Santander, que comunica con Venezuela.

De igual forma, estos entornos urbanos han sido invadidos por integrantes de la comunidad indígena yukpa, procedente de la Serranía del Perijá, en Venezuela, quienes suelen tener problemas de convivencia con los residentes, porque acostumbran a hacer sus necesidades en la calle y a sostener relaciones sexuales en plena vía pública.

Esta problemática humanitaria también viene acompañada de un grave fenómeno de inseguridad, que tiene que ver con la participación de extranjeros en la comisión de delitos. El año pasado, la Policía Metropolitana de Cúcuta adelantó 4.715 capturas, de las cuales 515 corresponden a ciudadanos de nacionalidad venezolana.

Y esto sin contar la ola de violencia que en los últimos meses se ha desatado en la línea divisoria, producto de las constantes disputas entre grupos delincuenciales por el control de las rutas del contrabando y las rentas ilegales.

En lo corrido de 2018 van más de 10 personas que han aparecido asesinadas y con rastros de tortura a orillas del río Táchira y en La Parada, muy cerca al puente internacional Simón Bolívar. La mayoría de las víctimas, cuyos cuerpos fueron decapitados o desembrados, eran originarios del vecino país.

CÚCUTA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA