Otras Ciudades

Conpes da vía libre a la construcción de la variante de San Gil

La obra en la población de Santander tendrá un costo estimado de 198.000 millones de pesos.

Variante San Gil

La variante tendrá un tráfico promedio diario de 7.441 vehículos,  una longitud de 9,7 km, calzada de 7,3 metros de ancho e infraestructura especial con 4 intersecciones.

Foto:

Cortesía Invías

07 de febrero 2018 , 05:07 p.m.

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (Conpes), declaró de importancia estratégica el proyecto de mejoramiento y mantenimiento de la carretera Bogotá – Chiquinquirá – Bucaramanga - San Alberto, de la Troncal Central, que integra los departamentos de Cundinamarca, Santander y Norte de Santander.

Esta declaratoria dio vía libre a la construcción de la variante de San Gil en el departamento de Santander, lo que permitirá reducir los costos de operación de transporte, los tiempos de viaje y disminuir los índices de accidentalidad en el municipio tras darle salida al tráfico pesado que circula por sus calles.

Y es que justamente un fatídico accidente de tránsito registrado en enero de 2017, que cobró la vida de cinco personas y dejó otras 17 heridas, tras ser arrastradas por un tractocamión que se quedó sin frenos en la vía que comunica a esa población turística de Santander con Bogotá, reavivó el reclamo de los habitantes que exigían el adelanto de la obra.

“El propósito de la construcción de la variante de San Gil es salvar vidas. Con el traslado de vehículos pesados esperamos reducir al menos a un 40% la siniestralidad en el municipio”, expresó el director del Departamento Nacional de Planeación, Luis Fernando Mejía.

La construcción de la variante tendrá un costo estimado de 198.000 millones de pesos a precios constantes de 2018, se financiará con 32.000 millones de la venta de Isagen y con recursos propios de los peajes de las estaciones que se encuentran a cargo del Invías.

Para la publicación del pliego definitivo de la licitación se requiere aún contar con la aprobación del Confis de vigencias futuras entre 2019 y 2022.

La construcción de la variante en San Gil optimizaría el tráfico pesado que circula actualmente por el municipio, beneficiando a una población aproximada de 45.000 habitantes y usuarios de la vía, especialmente a los transportadores de carga y de pasajeros, quienes tendrán mejores condiciones de operación del corredor.

La variante tendrá un tráfico promedio diario de 7.441 vehículos, entre ellos un 26% de camiones, con una longitud de 9,7 kilómetros y la calzada de 7,3 metros de ancho, e infraestructura especial con 4 intersecciones que aportan al mejoramiento del comercio y economía de los diferentes sectores con los que se comunica dicha obra.

BUCARAMANGA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA