Otras Ciudades

La nueva tragedia del actor de 'El abrazo de la serpiente'

El indígena Antonio Bolívar se accidentó en el Amazonas y buscan recursos para trasladarlo a Bogotá.

Antonio Bolívar

Antonio Bolívar, actor colombiano del Abrazo de la Serpiente, nominada a mejor película extranjera en los premios Óscar del 2016.

Foto:

Reuters

08 de agosto 2017 , 09:09 p.m.

Antonio Bolívar, el indígena que se convirtió en el símbolo de la exitosa película ‘El abrazo de la serpiente’, debe ser trasladado con urgencia a Bogotá tras sufrir una caída en la selva amazónica, en Puerto Nariño.

Karamakate, como es recordado por su personaje en la producción dirigida por Ciro Guerra, sufrió un fuerte accidente que comprometió sus extremidades y aguarda, inmóvil en su casa, que su EPS le autorice el traslado.

El indígena, de la etnia ocaina y de 72 años, fue atendido de urgencias pero no cuenta con los recursos para costear un especialista, por lo que su familia y la Policía de este municipio iniciaron una colecta en la que esperan recaudar 800.000 pesos para ayudarle a cubrir los gastos médicos.

El indígena asistió el año pasado a la ceremonia de los premios Óscar, en Los Ángeles, Estados Unidos, donde la cinta estuvo nominada como mejor película extranjera, premio que ganó la película ‘El hijo de Saúl’.

Después de ser aclamado en diferentes países de Europa y América, y de ser portada de decenas de periódicos y revistas, Bolívar le manifestó a EL TIEMPO en agosto del año pasado que sentía que el país al que hizo vibrar con la posibilidad de ganar su primer premio de la Academia lo había abandonado.

“Tras la película vivo con esto que estoy haciendo con usted, con la fama, con las fotos; algunos me botan un billetico de 5.000, 10.000, 20.000 pesitos”, dijo.

Por su papel protagónico en la cinta, Bolívar suscribió un contrato por tres meses y 10 millones de pesos de los cuales, según contó, le fueron descontados 3 millones por salud y pensión (obligaciones que desconocía y que considera injustas).

“Por la televisión, todo el mundo se da cuenta de los premios, pero lo triste es que se me acercan niños pobres -que hormiguean en el Amazonas- y me dicen: ‘Don Antonio, regáleme para mi pan que no he comido’, y yo no tengo; la gente piensa que estoy lleno de plata”, contó Bolívar.

BOGOTÁ

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA