Otras Ciudades

‘El padre Jesús Emilio entregó su vida por la paz y la verdad’

2.500 personas, entre religiosos y feligreses, asistieron a la beatificación en Villavicencio.

Jesús Emilio Jaramillo, obispo asesinado

El obispo Jesús Emilio Jaramillo.

Foto:

Héctor Fabio Zamora / EL TIEMPO

08 de septiembre 2017 , 10:24 p.m.

La copiosa lluvia que desde la medianoche del jueves cayó sobre Villavicencio no impidió que los miles de fieles de otras regiones se agolparon en el lote Catama, donde el viernes se ofició la misa campal del Papa.

Entre ellos estuvo Johana Leguizamón, una araucana de 43 años que llegó al sitio a las 11 de la noche para ver en persona al santo padre y presenciar la beatificación del obispo Jesús Emilio Jaramillo Monsalve, asesinado en Arauquita, Arauca, el 3 de octubre de 1989 por el Eln.

Johana arribó con seis personas más proveniente de Yopal, donde vive ahora, dispuesta a esperar 12 horas para ver al Papa, escuchar la misa campal y ser testigo de la beatificación del obispo de Arauca, quien trabajó en la evangelización de las comunidades, hablándoles de Cristo y de la urgencia de vencer el miedo en una región atemorizada por los actores armados ilegales, razones que, al parecer, motivaron al Eln a asesinarlo.

Asistir a esta ceremonia era algo inmenso, que Pilar y Sonia Sabogal, dos hermanas de Arauca, no se podían perder y por eso hicieron parte del grupo de 2.500 personas, entre misioneros, religiosos y feligreses, que desde Arauca llegaron a Villavicencio para ser testigos de la beatificación de monseñor Jaramillo Monsalve.

“La alegría de tener al papa Francisco en Colombia es una dicha y la emoción que se siente por la beatificación de nuestro obispo mártir es indescriptible. Tenemos mucha fe y lo que más nos emociona es que vamos a compartir esa vivencia con nuestros hijos y con nuestras familiares y amigos y esa felicidad estará presente en nuestros corazones por muchos años”, dijo Pilar.

“Para nosotras y el Llano es una inmensa alegría que nos deja una voz de esperanza para que se haga realidad el proceso de paz, pero no solo en las palabras sino para que se pueda hacer que los corazones cambien y se vuelvan tolerantes y se reconcilien”, sostuvo por su parte Sonia.

Las dos hermanas coincidieron en señalar que monseñor Jaramillo Monsalve les llevó a las comunidades rurales un mensaje de justicia y de reconciliación. “Su beatificación me produce mucha felicidad porque siento que se hizo justicia con un religioso que entregó hasta su vida por la paz, la justicia y la verdad y nos enseñó a ser valientes amparados en la palabra de Dios”, señaló Pilar.

RUBÉN DARÍO ROMERO CASTRO
Llano Sie7edías
Villavicencio

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA