Otras Ciudades

Las razones para marchar o no contra la corrupción

Ciudadanos compartieron con EL TIEMPO sus opiniones sobre la movilización de este 1° de abril.

Marcha en contra de las Farc

Imagen de archivo de la marcha en contra de las Farc en Bogotá.

Foto:

Diego Santacruz/ EL TIEMPO

01 de abril 2017 , 12:58 a.m.

Invitamos a dos ciudadanos del común que están en contra de la corrupción, a contarnos sus argumentos para asistir o no a la marcha del próximo 1° de abril.

¿Marchar yo?

Me acaban de proponer que escriba un texto en forma de carta que explique qué razones tengo o no tengo para participar de la marcha del 1 de abril convocada por sectores afines al uribismo. Me preguntan que si estoy a favor o en contra. Y me ofendí. Me ofendí porque no esperaría que quien me conoce, así sea un poco, se atreva a pensar que voy a ir a marchar contra la corrupción a una movilización convocada y organizada por corruptos.

No soy tan ingenuo de dejarme azuzar los odios por un sector que, como siempre, encuentra en el ataque su mejor defensa. Y esta marcha no es la excepción. Esta movilización no es un acto digno de resistencia sino de ofensa, porque atacando y avivando odios es como reina la confusión. Y no tienen otra forma, solo confundiendo pueden redimir sus 27 escándalos de corrupción.

Esta movilización no es un acto digno de resistencia sino de ofensa, porque atacando y avivando odios es como reina la confusión

“Confunde y reinarás”. Y ellos lo saben perfectamente. Y aquí hemos estado confundidos y por eso le seguimos dando poder al poder, así este sea inicuo, mediocre, codicioso e insolidario (no me crean a mí, estudien la historia de violencia de este país y sus desastrosos indicadores sociales).

Mi actitud crítica frente a la vida y mi animadversión hacia el dogma deberían decir que jamás secundaría a un grupo político que encarna los antivalores y vicios culturales que tanto repudio de esta sociedad: machismo, fundamentalismo religioso, homofobia, clasismo, racismo, codicia, maniqueísmo, superstición, etc. “El vivo vive del bobo”, “A papaya dada, papaya partida”, “No se deje de nadie, péguele más duro”, “Le voy a dar en la cara, marica”, “Ojo por ojo y diente por diente” y demás virtudes del ‘dios’ ufanado.

Salir el sábado a marchar sería legitimar la corrupción y reforzar el mensaje de que nuestras mismas acciones parecen más sucias cuando son realizadas por los demás. No voy a apoyar a los responsables de que yo haya sufrido en la niñez y en la adolescencia de una terrible opresión por no ser lo suficientemente “macho” como para colarme en una fila, hacer trampa en un examen, copiar la tarea, buscar resúmenes en internet en lugar de leer el libro, pasarme los semáforos en rojo, exceder los límites de velocidad, aprovechar el ‘papayaso’, dármelas de “vivo”, etc. No, yo no. No soy así y no lo seré nunca. Y estoy seguro de que esa mal llamada “malicia indígena” de la que tanto nos enorgullecemos y que llevamos en nuestro ADN cultural es la causa del desastre.

¿Marchar yo? NO. Y a los que convocan a marchar este sábado les digo: 

“Puedes engañar a todo el mundo algún tiempo. Puedes engañar a algunos todo el tiempo. Pero no puedes engañar a todo el mundo todo el tiempo”, Abraham Lincoln.

*Federico Acevedo, comunicador social de la Pontificia Universidad Javeriana.

Voy a marchar este primero de abril en contra de Juan Manuel Santos y a favor de Colombia

Voy a marchar este sábado, 1 de abril, porque tengo miedo. Sí, porque me asusta todo lo que el Gobierno de Juan Manuel Santos está haciendo desde 2010 con Colombia. Porque el Presidente ha mentido consistentemente desde el día que subió al poder. Porque no podemos aceptar, los colombianos, que 8 años de mal gobierno se vayan sin ser sancionados por todas sus “metidas de pata”.

Durante este Gobierno, la deuda del Estado colombiano prácticamente se dobló: pasamos, en 2010, de tener una deuda equivalente al 22,6 % del PIB, a tener en 2016 una del 42,5 %, y no estoy contando el aumento por cuenta del posconflicto.

Voy a marchar este sábado porque no confío en las instituciones de este país, como consecuencia de la avalancha burocrática que ha emprendido el Presidente de la República que, por ejemplo, ha creado cargos con nombres y apellidos propios, tal como el Ministerio de la Presidencia: hecho a la medida del que hoy es Fiscal General de la Nación. Además, la rampante corrupción, de un Gobierno que hasta hace muy poco se proclamaba “impoluto”, hace que los colombianos tengamos que reaccionar y decir NO MÁS.

Voy a marchar este sábado porque no confío en las instituciones de este país

Marcharé este sábado porque estoy triste e inconforme con la manera en la que el Gobierno y, en particular, la Cancillería, han manejado la grave situación de nuestra hermana Venezuela. Juan Manuel Santos ha sido complaciente con la evidente tiranía que está encabezada por el dictador Maduro; mientras los hermanos venezolanos pasan hambre, son encarcelados por sus posiciones ideológicas, buscan refugio en el exterior o se les anulan sus derechos políticos y jurídicos, como han hecho con la Asamblea Nacional, el Gobierno de Colombia mantiene un estricto silencio que raya en la complicidad.

Voy a marchar este sábado por esos 6’431.376 votos por el NO, en el plebiscito del 2 de octubre pasado, que fueron descaradamente irrespetados y porque aquí se ha tratado de vender a los terroristas de las Farc como los nuevos adalides de la paz.

Finalmente, voy a marchar este sábado porque no quiero perdonar a los bandidos de las Farc, porque el Estado no puede seguir siendo indiferente al narcotráfico y a los mares de cultivos de coca que están en aumento, porque para mí “la Paz” no puede ser la excusa para cuanta fechoría se le pasa por la cabeza a nuestros mandatarios y a los criminales de la guerrilla. Voy a marchar este sábado porque quiero que Colombia despierte finalmente de esta pesadilla que han sido los años de Juan Manuel Santos.

*Julio Morales Daza, politólogo de la Universidad del Rosario y periodista.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA